martes, 29 septiembre 2020
17:08
, última actualización
Crónicas empresariales

Las vacunas del negocio: ¿utilidad del egoísmo y el poder?

Conque íbamos a ser mejores después de la Covid-19, ¿eh? Bueno, tal vez: mejores comerciantes

30 ago 2020 / 04:00 h - Actualizado: 30 ago 2020 / 04:00 h.
"Vacunas","Crónicas empresariales","Coronavirus"
  • EFE/ Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland
    EFE/ Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland

Conque íbamos a ser mejores después de la Covid-19, ¿eh? Bueno, tal vez: mejores comerciantes, mejores competidores, mejores especuladores, mejores negociantes, mejores emprendedores..., a fin de cuentas se trata de eso, ¿verdad? Se trata de emprender, no en arte ni en literatura ni en filosofía ni en conocimiento de la Historia ni en derechos humanos sino en cosas de provecho como la vacuna que, bien mirado, cubre un derecho humano: el de la salud, primero para unos, luego para otros y después para nadie que no se la pueda costear o su país o él y deba caer en manos de eso que llaman solidaridad, concepto con el que algunos lavan sus conciencias y logran sentirse alguien en la vida.

Ni la vacuna nos ha unido, por supuesto

Ni en la concreción de la vacuna hemos actuado como especie humana sino como una especie compuesta de subespecies. La voluntad de poder nos ha guiado. La vacuna es un elemento con el que lograr dinero y por tanto poder e influencia. El ser humano no es libre, no se guía por su razón sino que su razón está asaltada por múltiples factores. En efecto, como sentenció Freud, “el yo no es dueño en su morada”. Y como antes había escrito Marx, la conciencia está dominada por los factores externos que nosotros mismos creamos. He aquí la causa de los grandes y los pequeños aspectos negativos para la especie que tenemos ante nosotros. Veremos dónde desemboca una especie animal de tal calibre.

Cuando los lobos y los chimpancés descubrieron que era más eficaz para su supervivencia cazar en grupo que en solitario se inclinaron por la actividad grupal. Hace ya bastantes años leí en el primer tomo de una historia universal coordinada por A.Z. Manfred que el humano sapiens se veía impotente para cazar un bisonte o un mamut y entonces se formó la caza colectiva. Poco a poco, el humano ha vuelto a ser lo que es, un sujeto individual que es lo que era incluso cuando se asoció a la fuerza para cazar como a la fuerza se asociaron las otras dos especies que he nombrado antes, lo que sucede es que el humano posee un cerebro más complejo que lo mismo lo lleva a la vida que a la muerte, a la construcción que a la destrucción.

La vacuna contra la pandemia Covid-19 de nuevo nos enseña vuestra propia forma de ser, salvando las distancias porque la Historia no se repite pero sí posee un fondo sustancial: el egoísmo, solidario o no. Los humanos se han dividido en grandes “tribus” para fabricar el ungüento milagroso que cure el mal y el que salga victorioso del torneo se llevará su premio. Es el egoísmo el que mueve el mundo, los medios dicen que Jeff Bezos posee ya un patrimonio muy superior a los 100.000 millones de euros y que su riqueza sería mayor si no fuera porque le dio a su exmujer acciones de Amazon por valor de 60.000 millones de euros o más. Bueno, pues esa es la filosofía por la que nos guiamos, como Bezos descubrió la rueda, se lleva sus beneficios, todos los que pueda. Al mismo tiempo, él crea puestos de trabajo y ejerce obras de caridad, beneficencia y solidaridad junto con otros magnates -bueno, cada uno por su lado también- y ya está, el mundo sigue adelante, no hay otra alternativa que se haya demostrado que funcione mejor que ésta, al menos yo no la conozco a nivel global.

Esperando el ungüento mágico

Tras la interpretación, vamos con los datos que los he recogido de un trabajo que Ana Zarzalejos publicó el 26 de agosto del actual 2020 en Business Insider España, al que llamó “De AstraZeneca a Moderna: todos los detalles de las vacunas contra el coronavirus que llegarán a España y Europa”. Puntos de partida:

· España ya ha reservado sus primeras 30 millones de dosis de vacuna contra el COVID-19 al laboratorio británico AstraZeneca, tras adherirse a la compra centralizada de la Comisión Europea (CE).

· El acuerdo forma parte de la estrategia europea que la Comisión Europea presentó el 17 para agilizar el desarrollo, la fabricación y el despliegue de vacunas eficaces y seguras contra la COVID-19 mediante el Acuerdo de Compra Anticipada de vacunas contra el COVID-19.

· El equipo negociador, del que España forma parte, mantiene conversaciones con varios fabricantes para asegurarse la reserva de las dosis si los candidatos tienen éxito.

Europa y por supuesto Estados Unidos creen que tanto la vacuna china como la rusa carecen de transparencia y por tanto las dejan de lado. Ya veremos qué ocurre en el futuro porque tanto Rusia como China confían en sus creaciones, como es lógico. Vladimir Putin, presidente ruso, hasta dejó que su hija sirviera de conejillo de Indias, le suministraron la vacuna y dicen desde Rusia que por ahora evoluciona favorablemente.

Putin me ha recordado a Abraham, dispuesto a ofrecerle la vida de su hijo Isaac a Dios hasta que el Supremo Hacedor creyó en su fe y lo detuvo, y también me ha recordado al héroe de guerra Guzmán el Bueno (éste sí existió, Abraham no lo sé), fiel y rico vasallo del rey Sancho IV, fundador de la Casa de Medina Sidonia. A caballo entre la leyenda y la Historia, sabemos que en el siglo XIII, antes de rendir su fortaleza cristiana al sublevado hermano del rey, el Infante Don Juan, aliado con el islam, habiendo sido prendido su hijo al que amenazaban matar los sitiadores islámicos si no se rendía, arrojó desde las almenas su propia daga a los secuestradores para que lo asesinaran, como así hicieron, en efecto. La fortaleza de Guzmán el Bueno estaba situada en la actual Tarifa (Cádiz, en la punta sur de España). El bueno de Guzmán perdió a su hijo, esperemos que a Putin no le suceda algo parecido. Vamos, estoy seguro de que no pierde a su hija, al menos por la vacuna porque habrá más marketing que realidad en todo este episodio.

Las marcas en liza

Dejemos a los malos de la película -China y Rusia- y vayamos con los buenos que, naturalmente, somos nosotros, los occidentales. ¿Cuáles son las empresas-marcas-instituciones en liza en la cuestión que nos ocupa? Esto es lo que me dice Ana Zarzalejos:

· Compañía: Astra Zeneca con la Universidad de Oxford.

· Tipo de vacuna: Basada en un adenovirus.

· Cuándo se espera su aprobación: La vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford está ya probándose en más de 10.000 voluntarios como parte de la fase 3 de ensayos y esperan que en otoño su vacuna esté lista para un posible uso de emergencia

· Resultados conocidos hasta ahora: Los primeros datos revelan que induce inmunidad sin efectos secundarios graves.

· Precio de las dosis: Los detalles económicos del acuerdo de la CE con Astra Zeneca no han transcendido. La compañía ha asegurado que venderá a precio de coste y que la fabricación de cada dosis cuesta tan solo un par de dólares. Según declaraciones recogidas por Reuters, el ministro de Sanidad italiano habría cifrado en 2,5 euros el coste de cada dosis.

La propia Comisión Europea (CE) explica que en su día contactó también con Estados Unidos: "El 13 de julio, la Comisión Europea mantuvo conversaciones con la empresa farmacéutica Johnson & Johnson -la que ahora nos permite desarrollar en España, Bélgica y Alemania la Fase 2 de experimentación en humanos- para adquirir una posible vacuna contra el coronavirus. Cuando exista una vacuna que haya demostrado ser segura y eficaz, la Comisión establecerá un marco contractual para la adquisición inicial de 200 millones de dosis y la posible adquisición de otros 200 millones más, en nombre de todos los Estados miembros de la UE". El contrato previsto brindaría a todos los Estados miembros la posibilidad de adquirir la vacuna, así como de donar o transferir vacunas a países de renta media y baja.

· Compañía: Johnson & Johnson.

· Tipo de vacuna: Basada en un adenovirus.

· Cuándo se espera su aprobación: El fabricante tenía previsto comenzar los ensayos en humanos en septiembre, pero consiguió adelantar la fecha un mes y ya ha iniciado las pruebas en 1.000 voluntarios. Pronto comenzará a probarla en 60.000 voluntarios, según ha confirmado recientemente, lo que sería el mayor ensayo clínico llevado a cabo hasta el momento para probar la vacuna contra el coronavirus.

· Resultados conocidos hasta ahora: Por ahora, la compañía solo ha revelado resultados obtenidos en ensayos en animales, en los que su vacuna demostró ser capaz de proteger a los macacos con una sola dosis.

· Precio de las dosis: La compañía aún no ha determinado el precio de su inyección, aunque los altos ejecutivos sugieren que se ofrecerá a precio de coste mientras dure la pandemia.

"El 31 de julio, la Comisión Europea mantuvo contactos exploratorios con la empresa farmacéutica Sanofi-GSK [Francia] para adquirir una posible vacuna contra el coronavirus. El contrato previsto con Sanofi-GSK concedería a todos los Estados miembros de la Unión Europea la opción de adquirir la vacuna. Está previsto que, cuando una vacuna haya demostrado ser segura y eficaz contra la COVID-19, la Comisión disponga de un marco contractual para la adquisición de 300 millones de dosis, en nombre de todos los Estados miembros de la UE", explica el organismo.

· Compañía: Sanofi y Glaxo Smith Kline.

· Tipo de vacuna: ADN recombinante con un adyuvante.

· Cuándo se espera su aprobación: "Se prevé que Sanofi-GSK solicite la autorización de comercialización para su vacuna experimental a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) en junio de 2021, una vez que la tercera fase de ensayos clínicos arroje una respuesta inmunitaria prometedora", según detalla la CE.

· Resultados conocidos hasta ahora: La compañía iniciará los ensayos clínicos en humanos en septiembre de 2020 y lo único que se conoce es que se prevé que el régimen de vacunación sea de dos dosis separadas por cuatro semanas.

· Precio de las dosis: La compañía no ha hecho declaraciones al respecto.

Informa la CE que “el 20 de agosto, la Comisión Europea mantuvo conversaciones exploratorias con la empresa farmacéutica alemana CureVac, con vistas a la adquisición de una posible vacuna contra el coronavirus. La empresa es pionera en el perfeccionamiento de una clase de vacunas completamente nueva, cuya plataforma ha desarrollado a lo largo de la última década. El marco contractual contemplaría la adquisición inicial de 225 millones de dosis en nombre de todos los Estados miembros de la UE, cuya entrega se produciría cuando se haya demostrado la seguridad y eficacia de la vacuna".

· Compañía: CureVac (Alemania).

· Tipo de vacuna: ARN mensajero.

· Cuándo se espera su aprobación: La empresa alemana no descarta un rápido proceso de aprobación de su posible vacuna contra la COVID-19, según ha dicho su propio CEO. Sin embargo, por ahora espera poner la vacuna en el mercado mediados de 2021.

· Resultados conocidos hasta ahora: La compañía ha iniciado los ensayos clínicos hace poco, por lo que los primeros resultados no se conocerán hasta otoño.

· Precio de las dosis: CureVac ha sido una de las compañías que ha descartado vender su vacuna a precio de coste. En su lugar, aseguró que buscaría un margen de beneficios "ético". El director financiero ha rechazado concretar una cifra, pero ha advertido de que el precio final "dependería de la dosis y no de los costes", según Financial Times.

Por otra parte, la Comisión Europea está en conversaciones con Moderna para adquirir 80 millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus, según comunicó la propia biotecnológica. "El posible acuerdo de compra con la Comisión Europea de 80 millones de dosis prevé una opción para que los Estados Miembros adquieran 80 millones de dosis adicionales para un total de hasta 160 millones de dosis", detallaba la información de la compañía.

· Compañía: Moderna (USA).

· Tipo de vacuna: ARN mensajero.

· Cuándo se espera su aprobación: Actualmente está completando la fase 3 con 30.000 voluntarios, que espera terminar en septiembre de 2020, y cree que su candidato estará lista para su comercialización de emergencia en otoño.

· Resultados conocidos hasta ahora: La compañía ha hecho públicos los resultados de la primera fase del ensayo en humanos, que revelan que es segura y genera una respuesta inmunitaria a través de anticuerpos.

· Precio de las dosis: La compañía todavía no ha puesto cifra oficial a su vacuna, pero sí que ha adelantado que valora comercializarla con un precio mientras dure la pandemia y subirlo después. La biotecnológica podría estar planteándose vender la dosis por entre 25 y 30 dólares (entre unos 21 y 25 euros), según han asegurado fuentes familiarizadas con el tema a Financial Times. Considerando que se necesitarían dos dosis, eso sitúa el precio final de la vacuna de Moderna entre los 50 y 60 dólares (entre 42,6 y 51 euros).

El 19 de mayo de 2020, el analista José Luis Fuentecilla, en niusdiario.es, perteneciente a Mediaset España/Tele 5, escribía lo siguiente sobre esta vacuna tan rápida como las pistolas de Willy El Niño:

A la farmacéutica norteamericana Moderna le ha bastado anunciar el éxito de su prototipo de vacuna en un ensayo que ha funcionado en tan solo ocho de 45 personas para acaparar titulares por todas partes y disparar su cotización bursátil un 25%. El mundo está tan ansioso por encontrar una luz al final del túnel de la epidemia del coronavirus que cualquier anuncio sobre un remedio, por nimio que sea, se convierte de entrada en un pelotazo financiero.

Hay quien considera que la ciencia podría batir un récord con este tema del hallazgo de una vacuna para llevar a cabo un servicio público, claro, no es por la pasta, como se puede observar en el caso de Moderna, o por el poder. De todas maneras, no bastará con poseer la vacuna sino que también ésta nos debe demostrar que protege contra la enfermedad pero también evita la infección, si fuera posible. Y que las personas obesas se podrán, asimismo, beneficiar de ella, en contra de lo que afirman algunas informaciones.

La vacuna no será suficiente

Si hacemos caso a lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó el 22 de agosto a través de su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la vacuna de la COVID-19 "no va a poner fin a la pandemia por sí sola", según recogían casi todos los medios que consulté. ¿Por qué?

· Porque "ningún país podrá resolver este problema por sí solo hasta que tengamos la vacuna, que sería una herramienta vital y esperamos tenerla lo antes posible, pero no hay ninguna garantía de que la vayamos a tener, e incluso si la tenemos no va a poner fin a la pandemia por sí sola", sostuvo en rueda de prensa Tedros.

· Porque como la implantación real de la vacuna va a tardar, la OMS nos invita a manejar este virus “usando las herramientas actuales" y haciendo “los ajustes en la vida diaria que son necesarios para mantenerse a salvo".

· Porque los confinamientos "no son una solución a largo plazo para ningún país", por lo que la OMS ha remarcado la necesidad de aprender a vivir con este virus y ha enfatizado que la elección entre la salud y la economía es "una elección falsa", puesto que son dos variables "inseparables".

Tarde o temprano la vacuna llegará, está resultando una lucha entre humanos por la supervivencia, se supone que, al ser empresas y países en competición, existe poca o ninguna colaboración entre ellos, en contra de las tendencias globalizadoras que, de todas formas, siempre ofrecen un líder en toda alianza empresarial. Quién sabe si este hecho de insolidaridad aparente -que tan mal lo vemos desde el puno de vista ético- va a permitir que tengamos antes la medicina porque ya he dicho que son el egoísmo y el deseo de poder y notoriedad dos de los factores esenciales que por ahora mueven el mundo, tal vez para su suerte y su desgracia.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016