Menú

Los autonómos ya pueden cobrar el paro y seguir con su negocio

El Ministerio de Empleo prevé crear 550.000 puestos de trabajo en cuatro años con la ley de Trabajo Autónomo y de la Economía Social, que ya está en vigor

10 oct 2015 / 17:56 h - Actualizado: 10 oct 2015 / 22:03 h.
"Autónomos","Fátima Báñez"

La ley de Trabajo Autónomo y de la Economía Social ha entrado este sábado en vigor. El Ministerio de Empleo prevé que la nueva normativa impulse la creación de 550.000 puestos de trabajo en los próximos cuatro años, lo que elevaría la cifra de este colectivo a 3,6 millones. ¿Cómo? Facilitando la apertura de negocio, la contratación de personal y mayor flexibilidad para autofinanciarse.

Uno de los alicientes de esta normativa es la posibilidad de emprender y cobrar a la vez el desempleo. Los autónomos podrán cobrar su prestación a la vez que toman la senda de su propio negocio durante un periodo de nueve meses. Una posibilidad que estaba reservada a los menores de 30 años.

Asimismo, se amplía a seis meses la tarifa plana de 50 euros para la cuota de autónomos. Además, aquellos que disfruten de este incentivo podrán contratar trabajadores sin perder el derecho a esta rebaja. En el caso de que el alta de autónomo sea de una víctima del terrorismo o de la violencia de género, así como personas con una discapacidad mayor al 33 por ciento, la tarifa plana de 50 euros será para el plazo de un año, desde el día del alta, para aquellos autónomos que opten por cotizar por la base mínima que les corresponda.

Además, los autónomos, con independencia de la edad que tenga, podrán capitalizar hasta el 100 por ciento de la prestación por desempleo para facilitar la inversión y los gastos iniciales de la apertura de un negocio, algo que antes solo era accesible para autónomos mayores de 30 años y con un 60 por ciento de la prestación.

Con la intención de favorecer la seguridad del emprendedor y darle una segunda oportunidad, la ley permitirá reanudar hasta cinco años después antes el máximo era dos años la prestación por desempleo una vez emprendido el negocio.

Los autónomos dependientes –aquellos que perciben el 75 por ciento de sus ingresos de un solo cliente– también podrán contratar a un trabajador por baja de maternidad o paternidad, adopción o acogimiento, por cuidado de menores de siete años o familiares con dependencia o discapacidad. De esta forma, no solo se permitirá conciliar la vida personal y profesional, sino que se evitarán supuestos como que la maternidad o paternidad de un autónomo dependiente implique la extinción justificada del contrato con el cliente.

Para el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos, Lorenzo Amor, las medidas impulsadas por el Gobierno central son «un gran avance» para la mejora del emprendimiento y la creación de empleo.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla