miércoles, 28 julio 2021
13:12
, última actualización

Los retos de las PYMES en un escenario post-pandemia

14 jul 2021 / 12:50 h - Actualizado: 15 jul 2021 / 08:22 h.
$hmKeywords_Schema
  • Los retos de las PYMES en un escenario post-pandemia

Tras el tormentoso año 2020, muchas pymes llegaban al 2021 con visibles debilidades. Los cambios económicos, financieros o de consumo estaban afectando a un sector empresarial que se encontraba necesitado de ayudas. Todo esto ha coincidido en un periodo de transformación digital que ha forzado a las empresas a buscar soluciones, como la contratación de freelances para empresas y el uso de espacios de coworking. Sabemos que los modelos tradicionales necesitan una renovación, por lo que introducir esta técnica es un soplo de aire fresco.

Utilizar trabajadores autónomos para tareas puntuales puede ayudarnos a optimizar la estructura de la empresa para adaptarla a su realidad. Si hay una serie de tareas que no se requieren frecuentemente, es mejor ser flexibles en este aspecto. Muchas pequeñas

y medianas empresas se han dado cuenta en la crisis de que la estructura de su empresa era una versión de la estructura de una gran compañía, pero en versión

reducida. La tradición y las costumbres empresariales del lugar han estado alejando a muchos emprendedores de dotar a sus empresas de un tamaño y forma ideal.

¿QUÉ OTROS RETOS AFRONTAN LAS PYMES TRAS LA PANDEMIA?

Hasta ahora muchas empresas han tenido que compaginar un enfoque económico de supervivencia, así como una adaptación a la realidad sanitaria. Esto ha mermado en muchos casos los ingresos y muy pocos han sido capaces de adaptar los ingresos en consecuencia. En algunos casos las pymes han podido contar con ayuda estatal, como en el pago de los ERTE. Sin embargo, no sabemos qué sucederá a medida que la economía vuelva a abrirse de manera (en principio) irreversible.

Este momento tan difícil ha puesto a prueba a muchas empresas, ya que como comentábamos antes, no todas tenían la estructura más eficiente posible. Esta crisis ha sacado todos los defectos de organización y modos de trabajo de cada compañía. Otra cosa que hemos entendido es la necesidad de empujar la transformación digital y conseguir que sea la norma en todas las pymes.

PUNTOS CLAVE A TENER EN CUENTA

La transformación digital

En los momentos más duros de la pandemia y el confinamiento, muchas empresas quedaron sin actividad, mientras que otras consiguieron realizar sus actividades sin necesidad de un local. De la noche a la mañana muchas empresas tradicionales se

vieron forzadas a transformarse en e-commerce. Empresas familiares de toda la vida acabaron vendiendo por internet y buscando nuevos canales, debido a la imposibilidad de vender por canales propios. Era una asignatura pendiente que muchas pymes habían estado ignorando. Sabían que debían empezar a introducir su producto en internet, pero fueron retrasando esta oportunidad hasta que lo tuvieron que hacer por necesidad.

Marketing online

Es el momento de aprovechar la estructura que muchas empresas ya han creado en este sentido y dotarla de capacidad operativa. Reflexionar sobre las distintas empresas de logística con las que trabajan y escoger las más eficaces. Eso en el aspecto más presencial del comercio electrónico. En el apartado digital, las empresas necesitan contratar profesionales que posicionen sus empresas en internet. Gracias a expertos freelance en redes sociales, búsquedas web y palabras clave, podrás encontrar en la red los consumidores que necesitas. Por lo que los freelances para empresas serán

muy útiles para establecer tu estrategia, crear campañas online y mejorar tu contenido, una opción eficiente y con resultados comprobables. La contratación de freelancers especializados en un área permite integrar en el equipo profesionales de calidad con contratos y horarios flexibles con los que nutrir la estrategia digital a un coste menor que una agencia.

Coworking

Trasladar la actividad de oficina a espacios de coworking ha permitido a muchas pymes ahorrar dinero, ya que pueden prescindir de una sede física como tal. Esto está muy relacionado con el teletrabajo, ya que si bien es posible trabajar desde casa, resulta aún más sencillo trabajar en grupo en espacios totalmente preparados para ello.

Actualmente, existen diversos coworkings que ofrecen distintas prestaciones y tipos de espacio según las necesidades de cada negocio. Existen buscadores especializados por localidad y necesidades específicas, algunos de los más demandados en España son the SHED.CO o UtopicUs.

La fidelización de clientes

La atención al cliente se vuelve todavía más importante tras la pandemia, ya que los usuarios no solamente reclaman interacción, soluciones y reclamos para finalizar sus compras. Ahora, la flexibilidad, la velocidad y la omnicanalidad son las características clave para brindar una buena experiencia de compra.

Las dos primeras se ven reforzadas al trabajar la omnicanalidad, que fue un claro determinante a la hora de acompañar al usuario en época de pandemia y se mantiene en la actualidad. De esta forma, es posible que los usuarios interactúen con la marca a través de diversos canales y siempre obtengan soluciones. Por ello no solo es necesario contar con un call center especializado, sino que el gestor de correo electrónico, el chatbot de la web o los SMS que enviemos sean los suficientemente personalizados y estén correctamente conectados entre sí para ofrecer una experiencia de usuario correcta.

Si crees que podrías incorporar algunas ideas para fidelizar a clientes, pero no tienes tiempo o conocimiento para realizar las tareas que se requiere, tienes una opción. Puedes contratar freelances para hacer proyectos como estos y pagar justo por el servicio.

Sacarle partido al teletrabajo

Desde que las medidas sanitarias obligaron a muchas empresas a trabajar desde casa, el teletrabajo se convirtió en la norma para muchos. Sus ventajas en algunos aspectos como el ahorro de pago del local ha convencido a muchos para instaurarlo en algunos aspectos. Gestionar este tipo de trabajos que se pueden realizar desde casa puede ser una de las claves del futuro a las que pueden acostumbrarse estas empresas. Para ello, contar con herramientas de organización de equipos de trabajo como Asana, Basecamp o Trello se vuelve un pilar fundamental.

En general, las pymes tienen que tomar acciones en los ámbitos de la digitalización, la sostenibilidad y el teletrabajo para ser competitivas. En este nuevo ecosistema laboral, las herramientas juegan un papel importante para la gestión del trabajador en remoto,

así como la contratación de freelances y el alquiler de espacios de trabajo comunes, en los que no se impone la presencialidad están en pleno auge y suponen un ahorro en costes.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla