jueves, 12 diciembre 2019
09:11
, última actualización

Los vehículos del futuro parten de Sevilla

Sector. El ‘hub’ de Movilidad Conectada trabaja con proyectos que abogan por un transporte sostenible

09 mar 2017 / 07:30 h - Actualizado: 09 mar 2017 / 07:30 h.
  • Equipo de la empresa Local Terminal. Los integrantes de Ciclogreen. Prototipo de Scoobic, que desarrolla Passion Motorbike Factory. / El Correo
    Equipo de la empresa Local Terminal. Los integrantes de Ciclogreen. Prototipo de Scoobic, que desarrolla Passion Motorbike Factory. / El Correo
  • Los vehículos del futuro parten de Sevilla
  • Los vehículos del futuro parten de Sevilla

Si su coche frena solo cuando detecta que el vehículo de delante está a poca distancia y va más lento que usted, es decir, está dotado de la tecnología ADAS (advanced driver assistance systems), o si tiene asistente de aparcamiento, sepa usted que está conduciendo un coche autómata en fase dos. Cuándo se alcanzará la quinta fase, la que marca la era del vehículo totalmente autómata, es una fecha que se desconoce, aunque todo apunta que habrá que esperar una década.

Mientras tanto, el sector de la automoción avanza a lo que se conoce como el coche conectado. Vehículos que «que se conectan a lo que le rodean», explica Sergio Díez, inversor del hub de Movilidad Conectada, ubicado en Sevilla y único en España, que aborda el futuro del sector. El coche podrá obtener y enviar información a la nube, como hoy hacen los teléfonos móviles.

Además, esa conexión permitirá enviar, con el consentimiento del conductor, datos desde el interior del vehículo, como la ubicación, las condiciones del motor o la velocidad, a una plataforma de big data que analizará e interpretará esta información. «Así, se pueden hacer predicciones y los fabricantes saber si necesitan hacer coches más robustos o las aseguradoras crear pólizas en función de la conducción del cliente», explica Díez.

El vehículo también se conectará con otros coches, lo que permitirá alertar de un accidente, detectar si alguno viene a mayor velocidad, y frenar. También lo harán con las infraestructuras, para colaborar en aquello de la ciudad inteligente (smart city).

Pero la cuestión es que todos los coches nuevos deberán incorporar una tarjeta SIM a partir del año que viene, por mandato de la Unión Europea, para realizar la conocidad como eCall en caso de accidente o emergencia. Pero todavía quedarán muchos coches sin esta tecnología, por lo que en Andalucía se creó el año pasado el hub de Movilidad Conectada, que pretende impulsar proyectos que además de ayudar a conectar los coches a través del teléfono móvil, también busquen una movilidad más responsable con el medio ambiente.

Scoobic. El denso tráfico de las ciudadades hace que cada vez sea más difícil transitar por las capitales, sobre todo para el reparto de mercancías. Por ello, cuando hace apenas un año nació la empresa Passion Motorbike Factory se puso manos a la obra para desarrollar un vehículo que fuese tan ágil como una scooter para moverse por la ciudad pero con la capacidad de una furgoneta para hacer lo que se conoce como el transporte de mercancías de última milla. Nacía así su primer proyecto: Scoobic.

Explica su creador, José María Gómez, que destaca este producto porque tiene autonomía ilimitada, gracias a sus ocho baterías y además es capaz de transportar hasta 1.000 kilos en un solo porte, «lo que equivale a la compra de cuatro familias».

Connected Car Solutions. Fue la primera ganadora del hackathon que se celebró en la capital hispalense. Connected Car Solutions ha desarrollado una aplicación que permite diseñar rutas a la carta, y que se apoya en estrategias de gamificación. El objetivo es que la experiencia de ocio «empiece desde que uno se monta en el coche, y no sólo cuando llegue a su destino», señala el CEO de esta startup, Gabriel Cahuete.

Ciclogreen. ¿Se imagina obtener regalos por ir a trabajar en bici? Esa es la propuesta de Ciclogreen. Como explica Gregorio Magno, uno de sus creadores, la plataforma transforma los kilómetros en puntos que se pueden canjear por descuentos. Las empresas son uno de sus principales clientes. Una de las primeras instituciones en implantar este sistema fue la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía.

También tienen proyectos con el Ayuntamiento de Cuenca, a través del cual abogan por una movilidad sostenible de toda la ciudadanía, o con la Universidad de Cantabria.

Local Terminal. La movilidad conectada también pasa por el transporte interurbano y colectivo. Local Terminal ha puesto en marcha una plataforma que agrupa viajeros con un mismo lugar como destino. Por ejemplo, si va a un concierto en Madrid desde Sevilla reserva su plaza y su parada preferida (entre varias opciones) el autobús le recoge en este punto y le lleva hasta la puerta del recinto donde se celebre el espectáculo.

Según explica Pablo Pérez, uno de los fundadores, el viaje «sólo sale si es ecoficiente». Es decir, si hay reservada un mínimo de plazas. «Y en el caso que supere el 90 por ciento de las plazas reservadas, el precio del viaje baja». La compañía, que arrancó en 2012, empezó viajando a Sierra Nevada y hoy trabaja en más de 1.500 municipios


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016