Menú

Maldonado lamenta la falta de ambición del Gobierno con la industria

El consejero de Empleo ha advertido de que «se pueden perder oportunidades de desarrollo impulsadas por la UE»

05 oct 2016 / 11:18 h - Actualizado: 05 oct 2016 / 11:23 h.
"Industria","Encuentros El Correo","José Sánchez Maldonado"
  • El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado. / E.P.
    El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado. / E.P.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, ha defendido en Sevilla la necesidad de «situar en un lugar preferente a la industria, como opción más viable para alcanzar un crecimiento sostenible y a largo plazo», pero ha lamentado la «falta de ambición» del Gobierno central con el sector y ha advertido de que «se pueden perder oportunidades de desarrollo impulsadas por la UE».

Maldonado ha sostenido que solo a través del apoyo a este sector se podrá «asentar y acelerar un cambio de ciclo y la recuperación económica».

Durante su intervención en el foro ‘Los Diálogos de El Correo de Andalucía’, que se ha centrado en la nueva Estrategia Industrial de Andalucía 2020, Sánchez Maldonado ha asegurado que la industria se plantea ahora como «reacción ante la crisis que hemos vivido» y ha mantenido que el cambio de ciclo es aún «frágil e insuficiente para crear riqueza y empleo de calidad al ritmo que necesitamos».

En este sentido, ha citado distintos datos económicos que muestran que la «recuperación económica se ha ralentizado», como un menor crecimiento del PIB este año, así como las previsiones para el próximo ejercicio, que apuntan una menor intensidad aún en la evolución del Producto Interior Bruto aunque «continuaremos creciendo por encima de la media europea».

Frente a esta tendencia, Sánchez Maldonado ha reivindicado que pocas actividades «tienen la capacidad tractora del sector industrial», y ha explicado que entre las enseñanzas que ha dejado la crisis económica está que el sector secundario «genera un tejido económico más resilente, de mayor calidad en el empleo y una masa laboral altamente cualificada».

La apuesta por la industria ha sido asimismo, ha añadido el consejero de Empleo, un «giro radical en la política de la UE», aunque ha lamentado la postura del Gobierno central durante los últimos años, y ha reivindicado la necesidad en el país de un Ejecutivo «más ambicioso a la hora de defender los intereses nacionales», ya que va a ser «crucial que seamos más reivindicativos y ganemos posiciones en una Europa que, en cuestiones de industria, suele acordarse del norte y olvidarse del sur».

Como respuesta a este escenario, Sánchez Maldonado ha recordado la reciente aprobación por el Consejo de Gobierno de la Junta de la Estrategia Industrial de Andalucía 2020, que parte de un diagnóstico en el que Andalucía ocupa el segundo lugar en España como región con mayor número de empresas manufacturares, unas 30.000 sociedades.

Sin embargo, recuerda que la aportación de la industria a la economía andaluza se sitúa en un nueve por ciento, frente a la media nacional del 13 por ciento, y el sector presenta un problema de productividad que Sánchez Maldonado ha relacionado con la excesiva presencia de micropymes, el 99 por ciento del tejido empresarial, así como un escaso aporte inducido en el territorio de la industria asentada en la comunidad, que realiza el 65% de sus compras fuera de Andalucía, o la necesidad de aumentar el número de empresas que exportan.

NUEVA ESTRATEGIA

Según explica, a partir de este diagnóstico, la nueva Estrategia Industrial de Andalucía «se ha diseñado para dar respuesta a estas debilidades e impulsar nuestras fortalezas», ha expuesto el consejero, que ha enumerado las distintas líneas de trabajo del documento de planificación, como los objetivos de aumentar la industrialización de Andalucía hasta que represente el 18 por ciento del Valor Añadido Bruto, o aumentar el empleo industrial y reducir en un 10 por ciento su tasa de temporalidad.

Mejorar la innovación, con un incremento de un 50 por ciento en el número de empresas innovadoras o de patentes, o incrementar la presencia en los mercados internacionales, hasta incrementar en un 20 por ciento el número de empresas exportadoras, son otros de los objetivos planteados por Sánchez Maldonado, que también ha considerado necesario propiciar procesos de colaboración en el sector entre empresas, agentes del sistema regional de innovación y administraciones.

No obstante, el consejero ha recordado que Andalucía cuenta «con una buena base industrial sobre la que trabajar», formada por sectores tradicionales y emergentes «que aún no han tocado techo y presentan un alto potencial de crecimiento. Así, ha recordado que el sector aeronáutico andaluz «es un referente en Europa», o el empuje del sector biotecnológico y del sector TIC, la «potencia» de la industria agroalimentaria andaluza, o la positiva expansión de la industria auxiliar de la minería, que ha pasado en el año 2003 «de no tener ninguna mina activa a sumar 7 explotaciones en marcha o en acondicionamiento».

Por último, el consejero ha recordado la futura puesta en marcha en la Bahía de Cádiz del Centro de Fabricación Avanzada, que contará con una inversión de 25 millones de euros que será «todo hito con el que nos subiremos al carro de una nueva tendencia en fabricación industrial, con un nuevo modelo de trabajo colaborativo donde se acelera el desarrollo de innovaciones tecnológicas, ayudando a las empresas a abordar tecnologías que requieren grandes inversiones y que difícilmente podrían asumir en solitario».


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos