sábado, 15 agosto 2020
09:37
, última actualización

«No debe verse al emprendedor como solución al problema del desempleo»

María Benjumea es la fundadora de Spain Startup, un evento que elige cada año a los mejores cien proyectos innovadores, y conectan a emprendedores, inversores y grandes empresas para obtener financiación, generar alianzas y ayudarles en su desarrollo

10 dic 2016 / 22:13 h - Actualizado: 11 dic 2016 / 09:20 h.
"Tecnología","Empresas","Innovación","Emprendedores","El reto de emprender"
  • María Benjumea, fundadora de Spain Startup. /El Correo
    María Benjumea, fundadora de Spain Startup. /El Correo

{—¿Cuál diría que es la situación actual del emprendimiento en España?

—Ya no debemos hablar de modas. Es un fenómeno que ha venido para quedarse y que ha demostrado ser una vía de generación de empleo y riqueza impresionante. En un mundo que cada vez se mueve más rápido, la innovación se convierte en clave de cualquier desarrollo.

—¿Se puede hablar de burbuja en este fenómeno?

—El Spain South Summit lo comenzamos en 2012, en el peor año de la crisis, con varios objetivos: cambiar el chip de las personas y lanzar un mensaje al mundo, cambiar la idea de que España había pasado de ser un país milagro y floreciente a otro en el que de pronto lo hacíamos todo fatal. Éramos conscientes de que la crisis era coyuntural, pero lo que vivimos es un cambio estructural, lo que hay es que cambiar la mentalidad porque las cosas se hacen de otra manera.

—¿Comparte la idea del emprendimiento como alternativa de autoempleo?

—El emprendimiento no va a ser la solución para la alta tasa de paro y la necesidad de generación de empleo visto como alternativa a ser autónomo. Hemos visto que se podía estar hablando del emprendimiento como una respuesta a la situación de paro, como burbuja o moda que cuando pase la crisis va a pasar. Pero el emprendimiento vinculado a la innovación ha venido para quedarse. Hemos estudiado los proyectos presentados al South Summit y solo el uno por ciento de los proyectos –se presentaron 3.000 en la última edición– se presentan por necesidad, por una situación de desempleo. El resto ve una oportunidad de negocio y quieren desarrollar un proyecto propio.

—¿Cuáles son algunos números del encuentro South Summit?

—Todos los años nuestro objetivo es encontrar las cien startups más innovadoras en cualquier sector y en cualquier lugar del mundo. Nuestra misión consiste en recopilar las innovaciones más significativas del sur de Europa y Latinoamérica y ponerlas en contacto con algunos de los mayores clientes e inversores de la región. Para ello se ha creado South Summit, un evento anual, que este año reunió a 12.500 asistentes, 650 inversores y 7.000 emprendedores.

—¿Qué papel juegan en este ámbito las grandes empresas?

—Están abriendo los ojos y son conscientes de que necesitan desarrollar sus negocios y hacerlo identificando la innovación que necesitan para competir con nuevas empresas. Por ejemplo, la industria financiera no sabe dónde tiene su competencia. Google, Facebook, Amazon y Apple se la están haciendo. Todos los sectores están en plena transformación. Las corporaciones, como las llamamos, están registrando un cambio increíble porque son cada vez más conscientes de que van a tener aliados en las startups y que esta alianza va a producir grandes beneficios para todos. Para las startups porque les ayuda a crecer más rápido y para las grandes empresas porque les ayudan a desarrollar innovación. Sectores como las infraestructuras están empezando a ver este potencial.

—¿Y ese cambio de mentalidad lo están entendiendo e incorporando también las administraciones públicas?

—Ya van siendo conscientes de que vivimos en un nuevo mundo, pero todavía queda terreno por recorrer. No lo deben concebir únicamente con que haya más autónomos para solucionar el problema del paro, sino que deben verlo como una generación de empresas que pueden desarrollar grandes proyectos. Nos interesa a todos que se produzca ese efecto multiplicador. Sí se está produciendo un cambio de mentalización y están viendo la foto correcta.

—¿Cuáles deben ser a su juicio las características que ha de tener todo emprendedor?

—Un proyecto ganador siempre tiene detrás un gran equipo, no tiene solo a una única persona, que es el concepto tradicional de emprendedor. Hay todo tipo de perfiles. Lo primero es que tengan un foco claro: hacia dónde quieren ir pero al mismo tiempo ser flexible en el diseño del proyecto con la idea de adaptarlo para que responda a las necesidades del mercado. También les diría que sean constantes, que las cosas cuestan mucho trabajo y que hay que dedicarle muchas horas; hay muchos días malos y no hay que tirar la toalla, y que conciban a las personas como clave del éxito. Hay que elegir y rodearse de los mejores.

—¿El dinero no es un problema?

—Si presentas un buen proyecto a inversores y a empresas del ámbito al que te diriges, te garantizo que encuentras el dinero.

—¿Han constatado una evolución en el perfil del emprendedor?

—Nos estamos equiparando a los países más avanzados. Está bajando la edad. Es mayoritario el porcentaje entre los 24 y 35 años, aunque también se da la peculiaridad de un peso significativo de emprendedores de entre 35 y 45 años e incluso de más de 45, de gente con experiencia, signo de que emprender no tiene edad.

—¿Cuál diría que es su punto débil? ¿Sabe venderse?

—En pocos años ha cambiado mucho. El emprendedor español empieza a jugar ya en la primera división. No tiene nada que envidiar a otros países. Tiene que pensar en grande porque hoy vivimos en un mundo global y nuestro mercado no tiene fronteras. Hay que pensar con ambición.

—¿Tienen resultados de los encuentros South Summit?

—En cada edición seleccionamos cien startups. En las dos últimas ediciones, los proyectos recaudaron más de 600 millones de euros de inversores. Es un ejemplo de lo importante que es dar visibilidad a estos proyectos.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016