viernes, 06 diciembre 2019
09:33
, última actualización

«Se acabaron las gangas en Sevilla, el precio de la vivienda sube»

El presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria sostiene que hay una vuelta del «adosado al piso» y carencia de inmuebles grandes

02 mar 2016 / 15:57 h - Actualizado: 02 mar 2016 / 22:29 h.
  • Eduardo Martínez Zúñiga, Manuel Bermudo, Juan Aguilera y Ángel Díaz del Río, ayer en EOI. / El Correo
    Eduardo Martínez Zúñiga, Manuel Bermudo, Juan Aguilera y Ángel Díaz del Río, ayer en EOI. / El Correo

El mercado mejora en Sevilla. Hay un crecimiento moderado de las ventas, los precios suben lentamente y los barrios de más calidad repuntan a gran distancia. La jornada de Gaesco y Caixabank El sector Inmobiliario en Sevilla, claves y tendencias 2016 describió un panorama positivo en la ciudad, lastrada aún por los datos del paro.

El salón de actos de la Escuela de Organización Industrial (EOI) se quedó ayer pequeño para albergar un amplio debate sobre el sector inmobiliario, radiografiado con detalle por Manuel Bermudo, presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Sevilla, quien fue tajante: «Se acabaron las gangas, el precio empieza a subir y aparecen los inversores».

Según Bermudo, sólo Málaga supera a la provincia sevillana en precios y número de compraventas. Si bien matiza, como otros profesionales del sector, que la recuperación del mercado inmobiliario «va por barrios» y si en Nervión, Buhaira y Porvenir suben los precios por la poca oferta y la fuerte demanda, en la periferia de la ciudad los precios siguen bajo mínimos. «Hemos tocado suelo», añadió.

En la capital andaluza, asegura, no hay viviendas nuevas sin vender, el stock está en la corona metropolitana y, en muchos casos, se trata de viviendas para demoler (como algunas promociones de Huévar y Burguillos). Y es que se pasa «del adosado al piso».

Hay una vuelta de la demanda de la corona metropolitana a la capital, así como también una fuerte demanda en el centro de viviendas turísticas. Muchas rehabilitaciones son para ello, indicó Bermudo. Además, ante la escasa oferta de vivienda nueva, que el suelo del PGOU no se puso en carga y la nula actividad promotora, «el 90 por ciento de las transacciones son de vivienda usada». Y hay carencias, como de pisos de cuatro dormitorios «de calidad» para el segmento de personas de 45 a 50 años con niños e ingresos medio-altos.

¿Y cuántas viviendas necesita Sevilla? Según el Banco de España, 4.097 al año hasta 2030. «Me conformo con 4.000 porque no sólo hay que tener en cuenta el dato demográfico», corrigió Bermudo, que pidió que en Andalucía se regule quién puede dedicarse a la venta de viviendas.

Un «claro» cambio de tendencia

Rafael Herrador, director territorial de Caixabank en Andalucía Occidental, defendió ayer el «claro cambio de tendencia» en el sector y destacó la obra social de su entidad. «Reestructuramos 465.469 hipotecas, desde 2010 se aprobaron 21.444 daciones en pago, el 28 por ciento en Andalucía occidental, y en total, se financiaron 28.725 viviendas de carácter social», dijo en una jornada en la que quedó claro que los márgenes del sector «no volverán a ser los de antes».


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016