lunes, 06 diciembre 2021
19:32
, última actualización

Se rebajan las previsiones de crecimiento para España y Andalucía, lastradas por la incertidumbre

XXVI Informe LEO de la Universidad Loyola en colaboración con CEA

15 nov 2021 / 10:06 h - Actualizado: 15 nov 2021 / 10:08 h.
$hmKeywords_Schema
  • Se rebajan las previsiones de crecimiento para España y Andalucía, lastradas por la incertidumbre

Las proyecciones macroeconómicas del XXVI Informe Loyola Economic Outlook (LEO) presentadas hoy por el profesor Olexandr Nekhay, del Departamento de Economía de la Universidad Loyola, y el secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Luis Fernández-Palacios, señalan un ajuste a la baja del crecimiento económico en España y Andalucía, que se situaría en el 4,6% del PIB en ambos casos; un 1,5% y 1,1% menos, respectivamente, que lo reflejado en el anterior informe de previsiones presentado en verano.

En el caso nacional, la revisión a la baja respecto a las previsiones del informe anterior se debe principalmente a la importante corrección a la baja que ha realizado el INE del dato de crecimiento del PIB del segundo trimestre, y los problemas de abastecimiento en la industria y el encarecimiento de la energía, de las materias primas y de otros costes intermedios.

En Andalucía, a pesar de este ajuste a la baja, las previsiones estiman que se producirá una mejora en el crecimiento del número de ocupados en la región y una leve mejoría en la tasa de paro. Por otro lado, los expertos han indicado que el riesgo inflacionario sigue al alza con un incremento de precios de en torno al

2,8% para 2021, pero que está “dentro de lo previsto dado el aumento de los precios de la energía a nivel global y los desajustes existentes entre cadenas de producción y suministro ante la demanda creciente”.

Posible mejora de la economía en 2022

Según los datos reflejados para 2022 en el Informe LEO, que se enmarca en el proyecto CEA + Autónomos, se prevé que la economía andaluza y española crecerán un 5,1% en 2022. Según el profesor Nekhay, todavía es pronto para confirmar que la mejoría de la economía se producirá el próximo año, aunque se espera que el panorama sanitario mejore considerablemente con la llegada de vacunas de refuerzo y dosis adicionales frente a la COVID-19. “Este hecho mejorará la confianza generalizada con respecto a la movilidad social que, unida a la eliminación de las restricciones asociadas a la pandemia, permitirá alcanzar una normalidad prácticamente plena para disponer la celebración de fiestas y eventos, como la Semana Santa en Andalucía”, ha indicado.

En estos términos, se espera por tanto que mejoren los datos relativos al sector servicios en la región, especialmente a partir del segundo trimestre de 2022. No obstante, todavía existen riesgos globales que pueden afectar a la evolución de la economía andaluza para el próximo año. Por ejemplo, la paulatina retirada de estímulos monetarios frente a la pandemia por parte del BCE, los riesgos geoestratégicos que afectan el suministro de energía y productos industriales y la posible ralentización económica junto al efecto inflación que podría afectar a los países europeos de nuestro entorno.

Mercado laboral

Según el Informe LEO, la tasa de paro en España para 2021 será del 15,1% y del 14% para 2022. En el caso de Andalucía, los datos alcanzarán el 22,1% para 2021 y del 22% para 2022.

El año 2020 supuso un descenso del empleo para la mayoría de las ramas de actividad, siendo especialmente notable esto en la Hostelería, que además es el sector con mayor número de afiliados. Aunque la evolución sí fue positiva para la Agricultura, la Construcción, la Educación y las actividades sanitarias. Estas últimas, además, han seguido con la progresión positiva en 2021.

Mientras tanto, otras actividades como la Administración pública, las actividades artísticas, y, sobre todo, la Hostelería, siguen todavía en proceso de recuperación. Por último, existe un grupo de actividades que, a pesar de haber visto mermado su número de afiliados en 2020, se ha recuperado ya para 2021. En este se incluye la Industria, el Comercio, Transporte y almacenamiento, y los servicios privados varios.

En definitiva, la evolución del mercado laboral ha sido positiva desde el fin del confinamiento en 2020. El número de ERTEs es ya casi residual, y los datos de afiliados apuntan a una recuperación casi plena de los mercados laborales español y andaluz. Sin embargo, hay que señalar los cambios en las tasas de actividad, con jóvenes andaluces desanimados y mayores volviendo al mercado; y por otro, la recuperación desigual por ramas de actividad, que deja constancia de la necesidad de tener en cuenta a ciertos sectores rezagados.

Por su parte, el secretario general de CEA ha subrayado el contexto de incertidumbre que modera las previsiones de crecimiento de nuestra economía respecto al anterior informe. Para Fernández-Palacios, “es necesario poner el foco en las empresas, en las necesidades del tejido productivo y en los

problemas de los ciudadanos. Hace falta también seguir avanzando en las medidas de estímulo de la economía; seguir insistiendo en las reformas que potencien e incentiven la actividad de las empresas, sin lastrar ni generar más incertidumbres en la inversión y en la generación de empleo. Y, al mismo tiempo, debemos avanzar en la reforma regulatoria para facilitar las inversiones, reduciendo trabas y trámites”.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla