viernes, 20 septiembre 2019

121-56: Vergonzosa derrota para la historia

El Real Betis Energía Plus recibe la paliza más amplia de la historia de la ACB en la visita al FC Barcelona, que ya ganaba de 25 puntos al acabar el primer cuarto. Quintana fue expulsado cuando su equipo perdía de 48.

11 abr 2018 / 21:44 h - Actualizado: 11 abr 2018 / 23:10 h.
  • Hanga anota ante un timorato Schilb. / ACBPhoto
    Hanga anota ante un timorato Schilb. / ACBPhoto

El Real Betis Energía Plus arrastró su honor o lo poco que queda de él por el parquet del Palau Blaugrana, donde protagonizó la mayor ignominia de sus 30 años de existencia, recibiendo la mayor paliza de la era ACB (desde la 83-84) de manos del FC Barcelona. Perdió por 65 puntos cuando el anterior récord estaba en la derrota por 59 que sufrió el CB Valladolid en 2013 precisamente en la misma pista (109-50). Como Baloncesto Sevilla ya había firmado una de las mayores debacles en la liga, al caer por 54 puntos ante los azulgrana en 2016, tras perder 108-54, hasta hoy la quinta mayor paliza de la historia.

Un partido, o mejor dicho un simulacro, que acapara todo tipo de registros increíbles, como las 32 asistencias que acumularon los de Pesic, que se fueron a 167 puntos de valoración, por los 36 de los verdiblancos, que ya perdían por 25 puntos al concluir el primer cuarto (33-8), cuando ya se atisbaba que el resultado final podía ser de récord. El Betis, penúltimo, y jugándose la vida ya en cada partido, saltó sin ningún ánimo de defender, exponiéndose de forma salvaje al escarnio, ante un Barça que se lanzó a la yugular sin reparo. El Betis encajó un parcial de 28-0, desde el 9-8 hasta el 37-8, 8:30 minutos sin anotar donde cavó su tumba y bajó los brazos sin ningún tipo de rubor, corriendo de aquí para allá sin ningún sentido ni dignidad, dejando hacer al Barcelona, que le daba una lección de intensidad a un equipo donde no hubo un solo gesto de vergüenza torera. Al descanso, 57-26, acumulando pérdidas por doquier, con porcentajes del 30% en tiros de campo.

Aparecía un primer récord en el horizonte: los 91 puntos encajados en tres cuartos. Se quedó cerca, concretamente a solo dos (89-41). No tardó mucho en saltar la diferencia de los 50 puntos (92-41), cuando ya no estaba Quintana en la banda, expulsado o autoexpulsado por una doble técnica por protestar, y de los 60 (107-46), porque el Barcelona seguía sin bajar el pistón y el Betis seguía siendo un zombie. Alcanzó una máxima de 67 puntos y finalmente dejó una derrota para la historia por 65 puntos.

La jornada no sólo fue espantosa por su resultado, también por las victorias de dos de sus rivales directos: RetaBet Bilbao Basket ganó a Herbalife Gran Canaria (92-78) y se coloca a dos triunfos más el average particular, y San Pablo Burgos a Morabanc Andorra 92-86 y se escapa también a dos victorias antes de su visita a Sevilla del domingo.

FICHA TÉCNICA:

121. Barcelona (33+24+33+31): Pressey (8), Koponen (13), Hanga (15), Moerman (8), Oriola (12) -equipo inicial-, Ribas (3), Heurtel (13), Claver (11), Tomic (8), Jackson (6), Navarro (11) y Vezenkov (13).

56. Real Betis (8+18+15+15): Booker (5), Nelson (2), Schilb (2), Kelly (11), Anosike (11) -equipo inicial-, Cruz (2), Urtasun (4), Uriz (-), Franch (7), Golubovic (8), Sánchez (3) y Zagorac (1).

Árbitros: Jiménez, Calatrava y Mendoza. Expulsaron al entrenador del Real Betis, Óscar Quintana, por dos técnicas (min. 28).

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 27 de la Liga Endesa disputado en el Palau Blaugrana ante 3.053 espectadores.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016