viernes, 20 septiembre 2019

Un milagro en el que aún dice creer

El Betis EP busca este domingo (12.30) un triunfo ante Baskonia, segundo, para seguir con vida en la lucha por la salvación. Si cae el descenso no será matemático.

05 may 2018 / 21:08 h - Actualizado: 05 may 2018 / 21:17 h.
  • Golubovic lanza a canasta ante Diop en el partido de la primera vuelta en Vitoria (94-70). / ACBPhoto (I. Martín)
    Golubovic lanza a canasta ante Diop en el partido de la primera vuelta en Vitoria (94-70). / ACBPhoto (I. Martín)
  • Un milagro en el que aún dice creer

Incluso en una situación idílica sería difícil para el Real Betis Energía Plus batir a Kirolbet Baskonia, como lo es para la mayoría de equipos de la Liga Endesa. Los vitorianos son segundos y así quieren acabar la fase regular, para tener ventaja de campo ante todos sus rivales salvo el Madrid, que ya se ha asegurado el liderato final después de superar el pasado jueves precisamente a Baskonia (101-89), apeado en cuartos de final de la Euroliga ante el vigente campeón, Fenerbahçe. Un equipo de altísimo nivel, con un componente físico que eleva mucho la exigencia, con jugadores sobresalientes en todas las posiciones, incluido el mejor jugador del ranking de valoración ACB, Tornike Shengelia (20,01). Pues el Betis, colista, en serie de cinco derrotas seguidas, necesita ganar para mantener una mínima esperanza de salvación en las tres últimas jornadas, opciones que pasan también porque Tecnyconta Zaragoza, que tiene 9 triunfos, dos más que los sevillanos, sume como máximo un triunfo más en este tramo de cuatro partidos, o que Divina Seguros Joventut, con diez victorias, pierda los tres que le restan y el Betis haga pleno. Con ambos rivales, los empates se resolverían con la diferencia de puntos a favor y en contra, ahora muy desfavorable a los del San Pablo.

En el peor de los escenarios, el conjunto de Javier Carrasco no descendería matemáticamente si pierde hoy. Si no consigue ganar y Zaragoza lo hace en Burgos, una derrota el miércoles ante el Real Madrid certificaría ya la pérdida de la categoría. Javier Carrasco ha asegurado en la víspera que su plantel aún cree en darle la vuelta in extremis a la situación. Es obvio que no basta ni con creerlo ni con decirlo, sino que debe demostrarlo en la cancha en los cuatro partidos que restan, los últimos, es lo más probable, en la élite para el club sevillano, siempre presente desde el ascenso en 1989.

Con Nikola Gacesa se ha cumplido aquello de que ‘a perro flaco todo son pulgas’. El último fichaje del Betis EP, que tuvo un pobre papel en el partido de debut ante Tecnyconta Zaragoza, con dos faltas en tres minutos de juego, se rompía el pasado miércoles los huesos propios de la nariz, por lo que es baja para este partido y es probable que también lo sea en los siguientes. Rade Zagorac, que se quedó fuera de la lista última, ocupa su lugar. Alfonso Sánchez, con molestias durante toda la semana, es duda.

Pedro Martínez no contará ante el Betis Energía Plus con el base Jayson Granger, que sufrió un esguince de tobillo con afectación de un ligamento que le hizo perderse cuatro partidos de liga y los dos primeros de los cuartos de final de la Euroliga ante Fenerbahçe. Aunque forzó para jugar el tercero y el cuarto ante los turcos, el jueves pasado no estuvo ante el Real Madrid, con la idea de que se recupere por completo. Promedia 9 puntos, 5 asistencias y 12 de valoración.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016