Caixabank descarta la venta del CB Sevilla al Grupo Torrot

Aumenta la incertidumbre sobre una entidad que el jueves verá marchar a los jugadores y al entrenador Luis Casimiro con el vencimiento de los contratos. La entidad bancaria baraja otras ofertas pero ninguna alcanza los parámetros que entiende harán viable el club a corto y largo plazo.

28 jun 2016 / 00:01 h - Actualizado: 29 jun 2016 / 14:10 h.
"Baloncesto","Baloncesto Sevilla","Berni Rodríguez","Luis Casimiro","Fernando Moral"
  • Berni Rodríguez, en un partido de la pasada temporada.
    Berni Rodríguez, en un partido de la pasada temporada.

Del optimismo al pesimismo. El de ayer pudo ser el primer día de un nuevo futuro para Baloncesto Sevilla y acabó siendo una jornada en la que aparecieron otra vez negros nubarrones sobre la entidad del San Pablo. En Barcelona comenzó una reunión a las 16.00 horas para debatir, básicamente, la propuesta puesta encima de la mesa por el Grupo Torrot Electric para la compra del club, sobre la que como contó este periódico, vienen trabajando las partes desde hace meses. Al filo de las 21.00 horas se conocía que Caixabank descartaba por completo el proyecto de la familia Contreras, una propuesta que llevaba asociado un proyecto industrial para la ciudad, y que a la postre ha acabado por lastrar la viabilidad del plan para el club de Baloncesto. Torrot Electric está ahora mismo fuera de la mesa de la negociación del futuro del Caja.

Según ha podido saber El Correo de Andalucía, Caixabank ha desechado esta propuesta porque no ha considerado suficientes los avales y garantías para conceder a Grupo Torrot una línea de crédito necesaria para activar su plan deportivo y de negocio, unido al desarrollo de una planta de fabricación de motos eléctricas, diseñadas por el Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) en el parque de la Cartuja. La inversión global era de 13,5 millones de euros.

Torrot también había puesto fecha límite a su oferta: el 30 de junio. Porque a partir de ese día, es decir, este jueves, todo será mucho más complejo para Baloncesto Sevilla, dado que cumplen los contratos de jugadores y entrenador, y por tanto se viene al suelo la planificación deportiva. Ayer por la tarde, después de que corriera como la pólvora la decisión de Caixabank sobre la oferta de Grupo Torrot, algunas fuentes consultadas daban por seguro que Luis Casimiro no será el entrenador del equipo si finalmente hay equipo la próxima temporada. El manchego, como todos los jugadores, maneja ofertas, en concreto una que mantenía en stand by hasta ver cómo se resolvía el futuro de la entidad. Ahora no sabe quién será el nuevo propietario, ni si contará con él, como así pensaban en Grupo Torrot, que planeaba mantener la estructura ejecutiva, con el presidente Fernando Moral, que ha dado tan buenos resultados en estas dos últimas temporadas. Y la idea de incorporar a Berni Rodríguez en la dirección deportiva. Ahora está todo de nuevo en el aire cuando parecía verse una luz al final del túnel para esta entidad con 29 años de historia.

Una vez descartada la opción de Grupo Torrot Electric, que contaba con el visto bueno del Ayuntamiento de Sevilla por todo lo que implicaba, Caixabank estudia otras propuestas. Pero fuentes cercanas a las negociaciones aseguraban ayer a este periódico que no hay todavía una propuesta «viable» desde el punto de vista económico para solucionar el futuro de la entidad a corto y largo plazo. La cuenta atrás sigue para el fatífico 20 de julio, cuando la junta de accionistas de la entidad activaría la disolución del club si no culmina la venta a un nuevo propietario.

Los aficionados cajistas tienen este jueves (Plaza de San Francisco, 21.00) una cita para apoyar la continuidad de un club con casi 30 años de historia. La concentración, organizada por conocidos seguidores verdirrojos en las redes sociales en los últimos días, bajo la etiqueta de #ElCajaNoSeLiquida, estaba pendiente de la posibilidad de que ayer se produjese la buena nueva de un acuerdo para la venta al Grupo Torrot. Sin embargo, no sólo no fue así, sino que la situación ha empeorado, dado que se retira de la mesa de negociación la opción que hoy por hoy tenía más visos de concretarse. Como hace un año, el cajismo, los sevillanos, la ciudad de Sevilla, tendrá que hacer una demostración pública del apoyo social que tiene una de las entidades deportivas más importantes de Andalucía, y que corre serio riesgo de desaparecer si no hay una solución en los próximos días.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos