viernes, 23 julio 2021

Galilea, Norris y Viudes ya no pertenecen al Baloncesto Sevilla

Caixabank llega a un acuerdo económico para que el director general y deportivo, el director de marketing y el técnico ayudante se desvinculen

03 sep 2015 / 20:38 h - Actualizado: 04 sep 2015 / 10:42 h.
"Baloncesto","Baloncesto Sevilla","José Luis Galilea","Audie Norris"
  • José Luis Galilea (3º por la izquierda), Audie Norris y Francisco Viudes (a la derecha ambos), el día de la presentación del proyecto / Raúl Caro
    José Luis Galilea (3º por la izquierda), Audie Norris y Francisco Viudes (a la derecha ambos), el día de la presentación del proyecto / Raúl Caro

Baloncesto Sevilla anunció ayer la desvinculación del club de José Luis Galilea, director general y deportivo, Francisco Viudes, director de marketing, y Audie Norris, técnico-ayudante del primer equipo, después de que Caixabank haya cerrado con cada uno de ellos un acuerdo económico para su salida de la entidad, a la que llegaron de la mano de Jefferson Capital Funding en julio de 2014.

De esta manera, el club del San Pablo cierra por completo la convulsa etapa, tanto en la esfera institucional como en la deportiva, que se abrió con el traspaso de propiedad del banco al fondo de inversión que preside Jeffrey Meythaler, que vino acompañado de Galilea y Viudes como ejes de la estructura ejecutiva. El exjugador profesional incorporó después a la parcela técnica del primer equipo a Audie Norris, quien fuera su compañero en el vestuario del FC Barcelona, y que se ocupó, principalmente, del trabajo con los jugadores interiores, tanto con Scott Roth como posteriormente con Luis Casimiro.

En el comunicado hecho público, Baloncesto Sevilla desveló que la semana pasada se incorporaron al consejo de administración del club “las personas designadas por el principal propietario accionarial, Caixabank”, aunque sin citar sus nombres, así como la dimisión de María del Mar Sánchez Estrella, tras su cese como concejal de Deportes del Ayuntamiento. Fernando Moral y José Manuel García-Quílez continúan como presidente y vicepresidente, respectivamente.

Caixabank había depositado todo el poder ejecutivo del club en la figura de Fernando Moral desde que Jeffrey Meythaler dejó clara su intención de no responder a los compromisos económicos que había adquirido con la compra del club, y que obligó al banco a aportar todo el presupuesto para evitar el colapso de la entidad. Meythaler se marchó con su familia a Estados Unidos en diciembre de 2014.

En simultáneo, la relación entre Moral y Galilea, y del presidente con Viudes, se fue deteriorando hasta convertirse en un problema serio e irreconducible para la vida cotidiana de la entidad. Galilea ha estado al margen, salvo la excepción de la incorporación de LaDontae Henton, de la planificación de la plantilla de la próxima temporada, que ha gestionado el presidente junto a Luis Casimiro y algunos agentes de confianza.

Entre los tres ha habido constantes pulsos y enfrentamientos, y problemas serios que bien podían haber acabado en los tribunales de justicia, con más o menos recorrido, pero que en nada iban a favorecer la imagen de un club que sigue en venta, puesto que Caixabank ha dado un año de plazo para encontrar un nuevo propietario, al que prestará su apoyo como patrocinador.

La normalización de la vida en el club, al margen del análisis que se pueda hacer de la gestión profesional de cada uno de los actores, acabará con el ambiente enrarecido que se vivió la temporada pasada en el pabellón San Pablo, con un sector de la afición, y principalmente la Peña La Keka, enfrentada con Galilea y Viudes, a los que en cada partido pedían la dimisión.

El próximo lunes se presentará la campaña de abonos del club, cuyo retraso, en buena medida, habrá tenido que ver con la negociación para la salida de José Luis Galilea, Paco Viudes y Audie Norris del club.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla