sábado, 23 octubre 2021

Negociaciones abiertas y una perjudicial batalla interna

El presidente de Baloncesto Sevilla dice en un encuentro con peñas que hay cuatro grupos interesados en la compra del club y expone abiertamente que su relación con Galilea es inexistente

07 jun 2015 / 23:57 h - Actualizado: 09 jun 2015 / 09:22 h.
"Liga ACB","Baloncesto Sevilla","José Luis Galilea","Fernando Moral"
  • Fernando Moral, en un acto del club.
    Fernando Moral, en un acto del club.

Van pasando los días y sobre posibles compradores del Baloncesto Sevilla que permitan al club salir la próxima temporada en la Liga Endesa poco se conoce. Caixabank, que anunció al club que no se hará cargo de la propiedad, y que retirará su patrocinio de no aparecer una sociedad que venga a sustituir a Jefferson Capital Funding, lo que significa la defunción de facto de la entidad, trata de encontrar una solución in extremis. Luego, por su parte, tanto el presidente del club, Fernando Moral, como el director general, José Luis Galilea, están, por separado, intentando tirar de contactos.

El primero, sobre todo, con la administración pública y algunas empresas sevillanas. El segundo, en el mundo del baloncesto y la empresa. El dinero público ya sabe Moral que no es la solución, y tanto Juan Ignacio Zoido como Juan Espadas, los candidatos a la alcaldía de Sevilla, le han trasladado su apoyo y deseos de colaboración siempre que no implique comprometer ninguna partida de dinero. Y lo que se busca es un propietario que aporte al menos 2 millones de euros.

En un encuentro reciente con representantes de las peñas en Antares, Moral aseguró que existen cuatro grupos con los que hay negociaciones y conminó a los peñistas a movilizarse en las redes sociales, para reclamar la atención de instituciones y políticos. El presidente también les trasladó que su relación con José Luis Galilea es inexistente, e incluso, según ha podido saber este periódico, filtró presuntos datos contractuales del director general con la entidad verdirroja. Esa batalla interna, con intereses personales de trasfondo, viene a complicar la ya de por sí complicada situación de un club donde no se aúnan esfuerzos sino todo lo contrario.

400.000 euros menos de coste en plantilla. El equipo de la última temporada de Baloncesto Sevilla ha tenido un coste sensiblemente inferior a la que se construyó para la 2013-2014. Según ha conocido este periódico, frente a los 1,8 millones que invirtió el club en el plantel de Aíto García Reneses, el último ha tenido un coste de 1,4 millones, incluyendo indemnizaciones como la de Beka Burjanadze, con un contrato alto para su rol. Ben Woodside se ha ido a Turquía cobrando el doble de lo que recibía en Sevilla. De hecho, planteó al c club marcharse hace dos meses.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla