Negociaciones estancadas: situación crítica del CB Sevilla

Los aficionados cajistas se manifiestan esta tarde (21.00) para pedir una solución para el club. Grupo Torrot no se retira y espera volver a sentarse

29 jun 2016 / 23:25 h - Actualizado: 02 jul 2016 / 22:11 h.
"Baloncesto","Baloncesto Sevilla"
  • Manifestación de aficionados del CB Sevilla hace justo un año para pedir la continuidad del club. Este jueves volverá a repetirse.
    Manifestación de aficionados del CB Sevilla hace justo un año para pedir la continuidad del club. Este jueves volverá a repetirse.

Baloncesto Sevilla ha entrado en un callejón sin salida. A día de hoy no se atisba una solución después de que Caixabank decidiera descartar la oferta del Grupo Torrot. Según ha podido saber este periódico de fuentes cercanas a la negociación, la compañía catalana sigue interesada en cerrar el acuerdo que parecía tan cercano hace unas semanas. No se ha retirado, pese a que hoy vence el derecho preferente que tenía para cerrar la compra. En el club reinaba cierta tranquilidad porque las visitas de los responsables de Torrot a las mismas oficinas de la entidad en San Pablo daban a entender que todo marchaba sobre ruedas, como las motos eléctricas que pretende fabricar la empresa radicada en Mataró en la planta que proyecta en Sevilla, y que también está, de momento, en el aire.

Caixabank ha evaluado la operación en su conjunto y no considera que Torrot haya aportado garantías suficientes para la concesión de una línea de crédito de 4 millones de euros, más allá del patrocinio anual que está dispuesto a comprometer (un mínimo de un millón de euros). Y a partir de aquí, o hay un replanteamiento de la situación por cada una de las partes o quedará en la cuneta la única oferta que hoy por hoy tenía sentadas las bases para que Baloncesto Sevilla pueda seguir subsistiendo.

Aunque han existido acercamientos, llamadas e interés de otras empresas, y en estos días se esperan movimientos, como ya ocurrió el año pasado cuando se acercaba la fecha límite, lo cierto es que todo eso está en una fase tan embrionaria que es complicado que puedan fructificar en algo antes del 20 de julio, día en que está convocada una junta de accionistas para activar la disolución del club si no hubiese entonces un propietario que dote de presupuesto al equipo para el próximo ejercicio.

Vienen días de muchos nervios, y como hace un año, será fundamental el papel que puedan jugar las instituciones públicas y la sociedad civil sevillana. El Ayuntamiento de Sevilla ha participado en todo el proceso de negociación entre Caixabank y Grupo Torrot, del que ha sido uno de sus principales valedores. Estos días se intensificarán los contactos, que alienta el presidente de la entidad Fernando Moral, que ayer mismo se veía en la tesitura de abordar el corte de contratos de algunos jugadores para no penalizar una hipotética disolución, como es su deber como administrador. Convocada por aficionados y peñas, hoy es un día importante para escenificar el apoyo social de la ciudad al equipo de baloncesto en la manifestación que tendrá lugar en la Plaza de San Francisco, donde está la sede de Caixabank en Sevilla, a partir de las 21.00 horas.

Aunque dada la situación, sea un problema secundario, lo cierto es que Baloncesto Sevilla va a perder a una figura importante en el tránsito de las últimas temporadas. Luis Casimiro ha decidido aceptar la oferta que tiene de Gran Canaria después de que se haya esfumado la opción del Grupo Torrot, que apostaba por mantener la estructura deportiva y ejecutiva. Si el Caja tuviera ya resuelto su futuro o en vías de ello, el técnico manchego habría continuado. Hoy vence su contrato como los de los jugadores, y las opciones de corte o renovación por parte del club. El caso es que Fernando Moral, presidente del club, tuvo que tomar ayer decisiones. Por un lado, para no penalizar, como administrador, la posible disolución del club. Así, activó el corte del contrato de Nenad Miljenovic. Y por otro, lleva días negociando con jugadores y agentes un plazo por si al final el club sale adelante a partir del 20 de julio. Está el caso de Bamforth, que puede salir pagando una indemnización. El escolta, de momento, no lo hará. Tiene contrato Berni Rodríguez, también Niko Radicevic, y con Pierre Oriola habría que renegociar condiciones. Alfonso Sánchez acaba contrato y esperará al club, que cuenta con él si todo acaba bien. Y mantener a la gran promesa cajista, Leo Cizmic, el futuro de un club que hoy por hoy no lo tiene.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos