jueves, 27 enero 2022

Un pick and roll para la historia del Baloncesto Sevilla

“Tenemos la bola de ganar”, repitió dos veces Casimiro en el tiempo muerto antes de diseñar en su pizarra la jugada que vale una permanencia, ejecutada a la perfección y culminada por Hernangómez

19 may 2015 / 09:28 h - Actualizado: 20 may 2015 / 12:23 h.
"Liga ACB","Willy Hernangómez","Luis Casimiro"
  • Así fue la jugada que vale una permanencia.
    Así fue la jugada que vale una permanencia.
  • Willy Hernangómez culmina con un mate su pick and roll. Foto: L. García (ACB Media)
    Willy Hernangómez culmina con un mate su pick and roll. Foto: L. García (ACB Media)

Es el movimiento más utilizado en el baloncesto en situaciones de ataque pero también uno de los más difíciles de defender. Con un pick and roll a falta de 10 segundos y 3 décimas Baloncesto Sevilla lograba ganar a Gipuzkoa y lograr la permanencia en la ACB. En unos seis segundos sucedió todo. Seis segundos para la historia de un club con 28 años que gracias a esta jugada esbozada por Luis Casimiro en el tiempo muerto, el club hispalense podrá seguir en la élite como viene ocurriendo de forma ininterrumpida en los últimos 26 años.

“Tenemos la bola de ganar” repitió dos veces el técnico manchego, con una media sonrisa para transmitir confianza a sus chicos. Estaban donde querían estar, dependiendo de ellos mismos. Willy Hernangómez asentía sentado frente a él, con una toalla al cuello. Berni Rodríguez grita en inglés que un solo tiro. Kirk Penney es el encargado de sacar desde la banda. Le defiende Franch. Da el pase justo cuando Woodside sale desde dentro de la zona para ganar ventaja a su defensor, Jordan. El escolta neozelandés se va a la esquina contraria, la opuesta la ocupa Derrick Byars, con la intención de generar el mayor espacio posible en el corazón de la zona. Porzingis corta en la cabecera de la zona amagando un bloqueo para Willy y sigue hacia dentro; el madrileño se va a poner un bloqueo a Jordan para liberar a Woodside, en un dos contra dos que implica al defensor de Willy, David Doblas; bloqueo y continuación del jugador cedido por el Real Madrid, que como le pidió Casimiro, vuelve con rapidez hacia dentro, Doblas se queda con Jordan defendiendo a Woodside, que da un pase picado rápido entre los dos defensores para Willy, que encuentra el camino expedito hacia el aro y realiza un mate con todo el espacio del mundo, ante la impotencia de su excompañero Josep Franch. Simple y perfecto, aunque a Gipuzkoa le restaron cuatro segundos y cuatro décimas para montar un último ataque, realmente mal defendido por Baloncesto Sevilla

Jordan encontró muy fácil a Doblas, que aprovechó un bloqueo interior de Franch a Willy; Penney, que estaba con el excajista, no cambia para defender al pívot santanderino, que tiene un tiro de tres metros sin oposición pero falla, y el rechace muere en manos del escolta neozelandés. Acababa el thriller de Illumbe. Y una película que era de terror para Baloncesto Sevilla culmina con final feliz. En breve comenzará otra, pero en los despachos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla