viernes, 05 marzo 2021

El fútbol base vuelve a competir

Asistimos al comienzo de la competición de la cantera del Valencina FC

Alejandro Solano alex_linense /
22 dic 2020 / 09:46 h - Actualizado: 22 dic 2020 / 10:32 h.
$hmKeywords_Schema
  • El equipo benjamín del Valencina FC en el vestuario previo al partido
    El equipo benjamín del Valencina FC en el vestuario previo al partido

Tras casi diez meses de parón por culpa de la pandemia, el fútbol base ha vuelto a la competición. El Correo de Andalucía ha podido ser testigo de este regreso gracias al equipo benjamín del Valencina Fútbol Club. La motivación de todo niño que juegue al fútbol es la competición, y buena prueba de ello han dado estos jóvenes futbolistas del club blanquiazul, que desde que se anunció que iban a volver a jugarse los partidos su rendimiento aumentó de forma considerable.

Este retorno no ha sido fácil, ya que se ha tenido que esperar a que se levantasen las restricciones que evitaban salir del municipio de residencia si no era por motivos laborables o con una causa de peso justificada. Tras el anuncio del presidente de la Junta de Andalucía de la posibilidad de moverse entre municipios de la misma provincia, no tardaron en confirmarse los primeros partidos, y este ha sido uno de ellos.

Obviamente, se ha de seguir un protocolo muy estricto de higiene y seguridad, en el que entra el uso obligatorio de mascarilla en todo momento, exceptuando el tiempo que los futbolistas estén en el terreno de juego, al igual que controles de temperatura a la entrada al recinto deportivo y dispensación de gel hidroalcohólico.

Tras la recepción del equipo, llega uno de los momentos más importantes del día, como es la charla del entrenador en el vestuario; en ella se puede palpar las ganas de los niños en sus atentas miradas a su míster. Se puede apreciar como su entrenador les pide que dejen de lado los enfados que puedan surgir y demás cosas secundarias, y que hoy debían centrarse en disfrutar de este momento que tanto tiempo llevan esperando.

Pese a que ganaron 3-0, el resultado ha sido lo de menos. Esas ganas con las que luchaban cada balón, esa garra que sacaban en cada lance de juego, que sorprendía al ver a un jugador tan pequeño con ella, y la humildad con la que compitieron contra un digno rival, hicieron que el partido fuera recordado como el día en el que por fin pudieron volver a competir y demostrar de qué pasta están hechos estos jóvenes futbolistas.

Tal vez el momento más emotivo se viviese al finalizar el encuentro, cuando estos pequeños guerreros, tras saludar y felicitar al equipo rival por el partido, se acercaron a la esquina donde aguardaban sus padres, y les dieron una gran ovación, ya que aguantaron como buenos aficionados el chaparrón que cayó durante el encuentro. Este tipo de cosas son las que hacen el fútbol base mucho más bonito que el fútbol profesional.

La práctica del deporte en los jóvenes es algo que se avecina crucial, junto a una buena alimentación, para crecer sanos y fuertes. Ha sido, y están siendo, unos meses muy duros para la práctica de deporte, debido a las restricciones y sobre todo al confinamiento que se llevó por delante la pasada temporada.

Por ello, es importante mantener viva la llama del amor de los niños por el deporte, y que lo usen como una herramienta para estar sanos, hacer amigos, pero sobre todo para divertirse y disfrutar haciendo lo que más les gusta; jugar.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía