lunes, 19 abril 2021

La Real esperó 34 años pero la pandemia evitó celebrarlo con los suyos

04 abr 2021 / 08:36 h - Actualizado: 04 abr 2021 / 08:37 h.
$hmKeywords_Schema
  • La Real esperó 34 años pero la pandemia evitó celebrarlo con los suyos

La Real Sociedad tuvo que esperar 34 años para alzar un nuevo trofeo de campeón de Copa, el tercero de su historia, aunque la crisis sanitaria por la pandemia de la covid-19 impidió que el equipo de San Sebastián lo celebrara con sus seguidores en las gradas de un estadio, el de La Cartuja de Sevilla, vacío en sus aproximadamente sesenta mil localidades.

El club guipuzcoano y el vizcaíno, cuando se clasificaron la pasada temporada para la final de 2020, acordaron con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) el atrasar la fecha, prevista en principio para el 18 de abril del pasado año, hasta que las condiciones sanitarias permitieran acudir aficionados, aunque han pasado los meses sin que la pandemia esté controlada y ello motivó que no se demorara más.

Así, se ha dejado de vivir la anual fiesta del fútbol que supone la disputa de una final de la Copa del Rey y el desplazamiento de miles de aficionados durante unos días a la sede designada, en esta ocasión la capital andaluza.

Ni tan siquiera las autoridades consideraron conveniente que hubiera un acceso controlado y restringido al estadio, lo que también se contempló, por lo que Asier Illarramendi, como campeón de la plantilla realista, ascendió solo al palco de autoridades para recoger el trofeo de manos del rey Felipe VI y después bajarlo al terreno.

Allí lo festejó con sus compañeros y todos los componentes de la expedición oficial del club pero sin poder ofrecer la Copa al graderío, que estaba vacío, solo decorado con los tifos de los dos equipos pero sin el calor de una afición que ha esperado 34 años para vivir este nuevo título.


Edictos en El Correo de Andalucía