Josué Brachi logra el bronce en los Juegos Mediterráneos

El haltera sevillano competía en una categoría superior a la que está habituado e hizo una final de más a menos que le sirvió para colgarse un metal

23 jun 2018 / 17:56 h - Actualizado: 23 jun 2018 / 18:06 h.
"Halterofilia","Josué Brachi"
  • Josué Brachi, durante la competición. / Jaume Sellart (Efe)
    Josué Brachi, durante la competición. / Jaume Sellart (Efe)

El haltera sevillano Josué Brachi logró este sábado la medalla de bronce en los Juegos Mediterráneos, en la modalidad de arrancada, en la categoría de 62 kilogramos.

Brachi, vigente campeón de Europa de 56 kilogramos, competía en una categoría superior a la que está habituado e hizo una final de más a menos que le sirvió para colgarse un metal.

El español, que levantó 121 kilos en arrancada en su segundo intento, no pudo con los 125 que se había marcado en el tercero. En cualquier caso, tampoco le habría servido ese peso para superar al egipcio Ahmed Saad, diploma en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y que levantó 127 kilos para hacerse con el oro.

La plata fue para el turco Erol Bilgin, vigente campeón del Europa en la categoría de 62 kilogramos, mientras que otro de los favoritos, el italiano Mirco Scarantino, doble campeón de Europa en 56 kilogramos, quedó en cuarta posición, con 118.

Con un metal en el bolsillo, Brachi se fue a por otra medalla en dos tiempos (los Juegos Mediterráneos es la única competición que separa arrancada y dos tiempos en vez de sumar las dos modalidades para establecer la clasificación final).

El sevillano levantó 140 kilos en su primer intento, pero se lesionó una rodilla intentando los 144 en el segundo y, aunque lo volvió a probar en el tercero, no pudo con ese peso y acabó quinto.

De nuevo, el egipcio Saad fue el mejor, al levantar 157 kilogramos, y el turco Bilgin repitió plata, con 156. El bronce en dos tiempos fue esta vez para el italiano Michael Di Giusto, con 143.

OBJETIVO «SUPERCONSEGUIDO». «Hemos tenido sólo dos meses para preparar una competición tan importante como los Juegos Mediterráneos subiendo además una categoría, porque la mía es la de 56 kilogramos, y he logrado una medalla, así que el objetivo está superconseguido», declaró a la conclusión de la prueba.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla