Tim Wellens, el rey Sol

El belga de Lotto Soudal se hace con su primera Vuelta a Andalucía tras resistir en una emocionante crono con tramos de camino rural, donde David de la Cruz (Sky) dio la sorpresa

18 feb 2018 / 17:56 h - Actualizado: 18 feb 2018 / 18:08 h.
"Ciclismo"
  • Wellens, acompañado de Poels y Soler en el podio final. / Román Ríos (Efe)
    Wellens, acompañado de Poels y Soler en el podio final. / Román Ríos (Efe)

TAGS:

Wellens ya tiene su Vuelta a Andalucía. El versátil ciclista flamenco de Lotto Soudal se hizo con la 64º edición de la Ruta del Sol tras mantener el cotizado jersey de líder en la cronometrada que ponía el epílogo a una nueva y emocionante entrega de esta ronda por etapas, convertida en auténtica referencia mundial de ciclismo de muchos quilates.

Wellens aventajó en el podio final a otro corredor del Benelux, el holandés Wout Poels (Sky) en 8 segundos y en 27 a un Marc Soler que a la chita callando y tras una fulgurante CRI se hizo con el tercer escalón de la general. Los dos grandes favoritos y corredores a seguir, Mikel Landa (Movistar) y Chris Froome (Sky) se repartieron las migajas del top ten, sexto y décimo, respectivamente, escondiendo aún las cartas que habrán de mostrar cuando llegue el momento de la verdad, superados estos compases iniciales del año ciclista.

La quinta y última posta en Andalucía llegaba con mucha tela aún por cortar. Una crono corta de 14,2 kilómetros pero con un tramo en camino rural de seis kilómetros por pleno Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate, localidad gaditana que acogía la etapa clave. El sterrato, además, en una fase en subida, antes llegar en un terreno favorable apto para rodadores a la meta ubicada junto al puerto barbateño. Sin ser un recorrido de canon contrarrelojista, el catalán de Sky David de la Cruz se vació para llevarse la etapa con un tiempo de 17:06. El costarricense Amador (Movistar) fue segundo a 6’’ y Clement (Lotto NL-Jumbo) tercero, a 7’’. Entre los favoritos, sorprendieron las prestaciones de otro catalán, Marc Soler, quinto en meta y el mejor de los que se estaban jugando la carrera. El joven de Movistar demuestra con creces que tiene en las piernas todo un ganador de generales, sumando en esta Ruta de Sol un nuevo hito en su progresión al firmar el podio. La crono de Poels, mejor que la de Wellens, no fue suficiente para desbancarle del triunfo final mientras que Landa, que partía como segundo, acabó en una discreta 18º posición, posiblemente por no querer arriesgar en un terreno que a ratos se revelaba como técnico. Pese a concitar todos los focos desde el minuto uno de la carrera, Froome acabó la Ruta del Sol en décima posición, lejos de aquel 2015 en el que se hizo con la victoria final. El de Sky, ganador de cuatros Tours y una Vuelta se ha visto eclipsado por dos de sus lugartenientes, Poels y De la Cruz, ganadores de etapa y en el caso del holandés, a punto de llevarse la general.

Wellens es justo vencedor de una ronda en la que parece dar el paso adelante que se le exige. Fuerte en un puerto duro como el de Allanadas del Santo, donde pese a no lograr la victoria tuvo una arrancada que casi le lleva a la meta. Allí aguantó con los mejores para en Alcalá de los Gazules hacer reventar a un Mikel Landa aún corto de forma pero valiente, en un bonito mano a mano que sirvió al belga para cimentar su triunfo final. Su desempeño contra el crono era conocido, por lo que este domingo no tenía más que demostrar también estas dotes. El belga ya ganó una etapa en la edición pasada, la última, en la que remató una escapada en Coín.

Finaliza así una Vuelta a Andalucía que sigue demostrando con creces que es toda una referencia internacional en los primeros compases de la temporada. Tras el ascenso del año pasado a la máxima categoría previa al circuito World Tour (HC), la Ruta del Sol se ha consolidado como la cuarta prueba por etapas de las celebradas en España, tras la Vuelta, País Vasco y Cataluña. La combinación de terrenos favorables a la emoción y la participación de figuras de primer nivel, así con la innovación que introduce la organización en forma de finales como los de Alcalá de los Gazules o la crono por sterrato sirven para colocar a la región como un escaparate ciclista de campanillas.