Menú
La Liga

Un derbi fuera de lo común

El Betis llega al derbi con todas las de ganar a un Sevilla de capa caída, aunque nada está decidido

02 nov 2022 / 08:21 h - Actualizado: 02 nov 2022 / 08:36 h.
"Europa League","Real Betis","Sevilla FC","El derbi sevillano","La Liga"
  • Un derbi fuera de lo común

Faltan escasos días para el derbi sevillano y la situación no puede ser más dispar entre los dos equipos de la capital. Casi como de una utopía para el Betis se tratase, el Sevilla llega al encuentro irreconocible, incapaz de ganar partidos que en otras campañas supondrían tres puntos asegurados y eliminado de forma temprana de la gran competición europea. Por contra, los verdiblancos, asegurados en Europa League y asentados en las altas posiciones de LaLiga, disfrutan de una más que evidente ventaja.

Todo lo que se diga sobre a qué equipo se le inclina la balanza antes del pitido final de un partido son meras especulaciones, conjuntos de pronósticos basados en hechos y probabilidades que el fútbol no siempre tiene en cuenta. De hecho, no suele hacerlo, y más si se trata de un encuentro como un Betis - Sevilla, en el que la psicología influye más que lo deportivo. En este caso, es tan posible que el Sevilla muestre una versión que no ha mostrado en lo que va de temporada, a modo de resguardar un orgullo propio de una entidad centenaria como la que es, como que el Betis aproveche su superioridad anímica y deportiva para llevarse los tres puntos de forma abrupta.

En cuanto a las plantillas que presentan ambos cuadros, ninguna de las dos ha variado mucho respecto al curso pasado. Lo que sí lo ha hecho es el nivel tanto individual como grupal de cada cuadro, destacando el club de Nervión por las carencias físicas y la veteranía (en este caso, como punto negativo) y el de Heliópolis por el gran talento de tres o cuatro futbolistas que se encargan de sostener al resto, a los que hacen mejores. La ventaja que quizá podría aprovechar Sampaoli en su delicada situación es el pobre fondo de armario de su rival, un problema evidente desde hace más de dos años al que se le ha echado tierra por los recientes éxitos deportivos. Por mucho que se diga que Pellegrini sabe sacarle partido a todos, cuando están Paul y Guardado en vez de Carvalho y Guido, se nota.

En este sentido, el Betis posiblemente saldrá al campo con sus pesos pesados, a modo de evitar sustos o desbalances en algunas posiciones, y a partir de ahí podrá experimentar con canteranos y otros jugadores de menor nivel que aporten frescura al encuentro. El Sevilla, por su parte, apunta a formar un bloque de cinco defensas para parchear las carencias que tiene atrás, y, muy a pesar de un reividindicativo Sampaoli, posiblemente sea necesario salir con un punta de oficio, a la vista de esa falta de una referencia que se ha notado en encuentros previos. Lo que hay no es para tirar cohetes, pero las opciones se reducen a elegir a uno de los tres arietes o limitarse a que a Lamela le salga algo en una posición que no es la suya.

La suerte está echada y todos los focos se dirigen hacia el partido que el domingo acaparará la atención de la capital andaluza durante dos horas. Cada equipo posee una oportunidad, el Betis la de demostrar que ha abandonado esa especie de complejo que históricamente le pesa en estos encuentros, y el Sevilla la de dar un paso al frente y empezar a enmendar la peor temporada que se le recuerda de su historia reciente. El resultado será más que determinante para la vuelta del parón de ambos equipos, y por consiguiente, para lo que resta de curso.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos