lunes, 28 septiembre 2020
13:01
, última actualización

Llega la campaña, arregle el salón y cargue el móvil

Ha llegado la campaña, arregle su salón, ventile bien la casa y deje el móvil con el cien por cien de batería. Los candidatos a la Presidencia del Gobierno pueden llamar a su puerta en cualquier momento o hacerse unos cuantos selfis con usted

10 jun 2016 / 22:45 h - Actualizado: 11 jun 2016 / 11:43 h.
"Elecciones Generales 2016","Susana Díaz","Mariano Rajoy","Pedro Sánchez","Pablo Iglesias","Albert Rivera","Alberto Garzón"
  • El secretario general y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, conversa con unos vecinos de Móstoles durante la visita realizada este viernes a la localidad madrileña, donde se ha lanzado a buscar el voto puerta a puerta. / EFE
    El secretario general y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, conversa con unos vecinos de Móstoles durante la visita realizada este viernes a la localidad madrileña, donde se ha lanzado a buscar el voto puerta a puerta. / EFE

Ha llegado la campaña, arregle su salón, ventile bien la casa y deje el móvil con el cien por cien de batería. Los candidatos a la Presidencia del Gobierno pueden llamar a su puerta en cualquier momento o hacerse unos cuantos selfis con usted.

En un modesto inmueble, el número 27 de la calle Simón Hernández, en el centro de Móstoles (Madrid), ha pasado la mañana el candidato socialista, Pedro Sánchez, para comportarse como un vecino más, mientras otros se encargaban de criticar a los adversarios, Susana Díaz por ejemplo.

La presidenta andaluza ha arremetido contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al manifestar que «no es de fiar» y que de socialdemócrata tiene más bien poco.

Pero hoy no era plan de que Sánchez llegara a una casa cualquiera con el cuchillo electoral entre los dientes; ya habrá tiempo en el debate a cuatro del próximo lunes.

Junto al alcalde del municipio, David Lucas, el candidato del PSOE ha llamado al timbre de varios pisos (en algunos los residentes han preferido no abrir la puerta ante la avalancha de medios) y ha podido sentarse en el sofá del salón de tres viviendas.

Se trata de la modalidad «puerta a puerta» que el PSOE ha diseñado para Sánchez durante esta campaña del 26J, y como ayer apeló a «los socialistas de corazón» para que voten unidos, hoy ha querido ganarse el corazón de algunos socialistas.

En el piso de Ramón y Mercedes, el candidato Pedro se ha tomado un vaso de agua fresquita y estado unos minutos compartiendo charla de salón; en la casa de María Antonia y de Laura ha pedido confianza en su proyecto; y en la vivienda de Ángel y María Dolores, bajo las fotos de la primera comunión de las hijas, ha proclamado que la encuesta de verdad es la de las urnas.

Antes de llamar por el telefonillo, ha resistido el fuerte calor del centro peninsular entre saludos, besos y selfis.

Que el teléfono móvil es parte ya de nuestra rutina, si no la rutina misma, resulta evidente, y conviene tenerlo cargado si aparece, de repente, un candidato.

El de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha dado hoy un baño de masas por el centro de Albacete.

Llamar «paseo» a estos actos es inexacto, quizá sea más correcto hablar de sucesión de selfis entre paso y paso, porque es lo que le ha ocurrido a Rivera, que entre fotos y paradas de los y las fans (especialmente las fans) apenas ha podido recorrer unos metros de la calle Dionisio Guardiola.

Le han dicho que es «guapo», y hasta que está «bien perfumado», e incluso le han tirado un huevo que no le ha dado, pero nada ha impedido que se haya rodeado de la multitud, que haya colapsado el tráfico o que haya charlado amigablemente con un chaval que le conoce por haberle visto en «El Hormiguero».

Más fotos y selfis ha cosechado también el candidato del PP, Mariano Rajoy, de visita en Santa Pola, pues en su partido están convencidos de que Mariano gana en la cercanía, estrechando la mano y posando ante el móvil.

En la localidad alicantina, antes de acabar el día en Torrevieja, ha comido unos calamares, ha sonreído para decenas de selfis y ha departido amigablemente con algunos empleados de la Lonja.

Físicamente no han entrado los candidatos de Unidos Podemos, pero el nuevo spot electoral de la coalición sí que ha entrado en el salón de algunas viviendas para decir (en la voz en off del actor José Sacristán) que eso que todos predicen que no pasa, puede terminar pasando.

En otras palabras, que Pablo Iglesias puede ser presidente y que es posible «volver a sonreír».

Fuera de selfis, los mensajes políticos han incidido en lo que los candidatos apuntaron ayer.

Rajoy ha insistido en que el voto útil y seguro es al PP, y no a Ciudadanos, partido que en «armónica coalición» con PSOE y Podemos ha desalojado a los populares del gobierno de las localidades que hoy ha visitado. Sánchez, por su parte, ha vuelto a llamar a la movilización del electorado socialista.

En Málaga, en una plaza concurrida, el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha pedido al PSOE que «no se equivoque de adversario», en tanto que la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha llamado la atención sobre el nerviosismo de «algunas» socialistas, en clara alusión a Susana Díaz.

Y Rivera, además de intentar recuperar el escaño albaceteño que el CIS le quitó ayer, ha abogado por una economía basada en la innovación y el emprendimiento.

El lunes será el debate a cuatro. Si usted quiere tener a un candidato en su casa, bastará con que encienda la televisión.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016