martes, 18 mayo 2021
17:44
, última actualización

La energía renovable de Harbour Energy creará más de 500 empleos en el norte de Cáceres

La compañía , ha decidido invertir cerca de 850 millones de euros en un proyecto de generación renovable en el norte de Cáceres con impacto social. Es un proyecto pionero que combina energía eólica, fotovoltaica, baterías e hidrógeno verde

15 abr 2021 / 10:13 h - Actualizado: 15 abr 2021 / 10:18 h.
"Energías renovables"
  • La energía renovable de Harbour Energy creará más de 500 empleos en el norte de Cáceres

La apuesta por la energía renovable y la innovación tecnológica como estrategia contra el despoblamiento y la emergencia climática es clave para el futuro del planeta. Por eso, Harbour Energy, tras años de estudios y conversación con las autoridades locales y agentes sociales, ha decidido invertir cerca de 850 millones de euros en un proyecto de generación renovable en el norte de Cáceres con el fin de promover el desarrollo económico y social.

El proyecto pretende contribuir a evitar la despoblación de la España vaciada, uno de los objetivos principales de la compañía. Este tendrá impacto en cerca de 15 municipios, generando más de 500 puestos de trabajo, no sólo a través de su instalación, sino también, con la puesta en marcha de proyectos específicos de agricultura y ganadería, como respuesta para mitigar los efectos de la despoblación que sufre esta región del país.

Frente a la despoblación, la generación renovable es un elemento esencial para el desarrollo territorial, por eso el objetivo de Harbour Energy es que los beneficios económicos que se generen con el proyecto retornen a las comunidades locales y «se queden en el territorio». «Priorizamos la contratación de los terrenos en los que desarrollamos nuestros proyectos con administraciones locales, o si son propietarios privados del suelo, intentando que sean pequeñas parcelas», asegura Antoni Llorens, Presidente Ejecutivo de Harbour Energy.

Un proyecto renovable pionero

El proyecto, que se prevé que instalará 1.2GW (gigavatios), contempla la producción de hidrógeno verde, con una parte de la electricidad renovable producida; la acumulación por baterías; y la hibridación de tecnologías mediante la instalación de 12 pequeños parques eólicos y una planta fotovoltaica, que se extenderán a través de las comarcas de la Sierra de Gata, Hurdes, Trasierra y el Valle del Alagón.

Así mismo, tendrá su conexión a la Red de Transporte de Energìa Eléctrica en el nuevo nudo de Pinofranqueado, en la Lìnea de 400kV Arañuelo-Aldeadavila. Dicho nudo se ha integrado en la Propuesta de Planificación de la Red de Transporte de Energìa Eléctrica para el periodo 2021-2026, propuesta hecha por Harbour Energy.

Mínimo impacto ambiental

Según el MIX eléctrico de 2018 (REE), la reducción de emisiones de Gases de Efecto invernadero (GEIs) asociadas a la totalidad del proyecto será de 588.760 tCO2 anualmente.

Según Antoni Llorens, «la gran mayoría de los parques eólicos ya fueron estudiados e incluso aprobados ambientalmente en los concursos eólicos realizados en Extremadura durante los años 2005 a 2010».

La empresa garantiza que durante el diseño del proyecto se ha priorizado minimizar la afección medioambiental, evitando las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA ìs) así como los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC). También, que se han reservado más de 200 hectáreas de terrenos colindantes, donde se realizarán labores de «pastoreo» de aves esteparias mediante la siembra anual de cereales, los cuales no serán recogidos hasta la finalización de los periodos de nidificación y cría.

El consumo anual de más de 265.000 hogares

A través de una potencia total prevista de 596 MW (megavatios), producidos con el despliegue de 149 aerogeneradores, se prevé que cada parque eólico operará más de 2.900 horas al año, es decir, se estima una producción total de 1.728.400 MWh/año.

Por su parte, la planta fotovoltaica de 600 MWp operará unas 1.920 horas reales al año, es decir, se espera que la planta produzca un total de 960.000 MWh/año.

La compañía ha anunciado que todos los proyectos contarán con un sistema de almacenamiento que garantiza la energía producida, aun cuando el recurso no esté disponible o en franjas horarias con mayor necesidad o demanda.

Por último, Antoni Llorens destaca: «El proyecto en la provincia de Cáceres, no sólo apalanca los ejes estratégicos de la compañía, sino también, coadyuva al cumplimiento de los compromisos en materia de energía y clima, recogidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, aprobado recientemente por el Gobierno de España, pero además asegura que contribuye a mejorar la vida de los habitantes de la zona».

Harbour Energy

Creada en 2018, y con sede central en Sevilla, Harbour Energy tiene como principio asegurar, desde la generación eléctrica, un impacto social y ambiental positivo que marque la diferencia en la vida de las personas de esas zonas del país que con mayor intensidad sufren los efectos de la despoblación.

«Nos implica la emergencia climática y la descarbonización de la economía, pero también, nos preocupa el futuro de la España vaciada. Creemos que las energías renovables abren nuevas oportunidades de futuro para estos territorios, a la vez que contribuyen a preservar la biodiversidad de nuestros entornos naturales y a combatir los efectos de la emergencia climática», explica Llorens.

La compañía se encarga de la promoción, desarrollo y generación de energía renovable mediante plantas fotovoltaicas, parques eólicos e instalaciones de autoconsumo.

Actualmente, tiene en planificación y desarrollo cerca de 12.000 MW y cuenta con más de 3.200 MW con Informe de Viabilidad de Acceso o aceptación del punto de conexión por parte de la operadora de la red de transporte (REE).


Edictos en El Correo de Andalucía