jueves, 22 abril 2021
14:44
, última actualización
Energías renovables

¿Las energías renovables pueden salvar el planeta?

Te explicamos qué son las energías renovables y cuáles son las más relevantes

Verónica Ojeda verojeper /
03 mar 2021 / 04:50 h - Actualizado: 02 mar 2021 / 15:52 h.
"Energías renovables"
  • Vista aérea del emplazamiento de la futura planta fotovoltaiva de San Antonio.
    Vista aérea del emplazamiento de la futura planta fotovoltaiva de San Antonio.

Las energías renovables ya no son una simple opción entre muchas otras. No hay debate al respecto porque están aquí, en nuestra tierra, desarrollándose e instalándose para mejorar nuestra forma de relacionarnos con la energía y el entorno. Y es que cada vez se apuesta más por utilizar este tipo de energía como fuente principal para nuestro consumo y, de esta forma, cumplir con los objetivos sobre el cambio climático. Pero antes de seguir hablando de su avance, ¿qué son exactamente las energías renovables? Como su propio nombre indica, son energías que pueden renovarse de forma ilimitada porque, aprovechándose de los recursos naturales (sol, agua, viento o biomasa), constituyen una fuente inagotable de flujo energético. No dependen de recursos finitos (combustibles fósiles) y no tienen una relación desequilibrada entre su consumo y producción. Además, son una alternativa para reducir los gases de efectos invernadero y reducir el impacto ambiental, ya que no generan contaminantes.

Tipos de energías renovables

Las energías renovables más relevantes son la energía eólica, hidráulica, solar (térmica, termoeléctrica y fotovoltaica), biomasa, geotérmica y marina.

- La energía eólica se produce a través de la fuerza del viento y las corrientes de aire. En la actualidad, se utiliza para mover los aerogeneradores, que pueden transformar la energía captada del viento en energía eléctrica, y suelen agruparse en parques eólicos para que sea rentable la instalación. La modalidad más demandada es la de autoconsumo, que permiten autoconsumir la energía generada por nuestra instalación en los momentos en los que tenemos consumo en nuestros hogares o edificios.

Andalucía ha incorporado un nuevo parque eólico de 23,6 MW en Málaga, con lo que se contabilizan 154 parques eólicos que tienen una potencia terrestre instalada de 3.471,9 MW que podrían generar durante un año la electricidad que consumen 1.600.000 viviendas.

- La energía hidráulica fue una de las primeras formas de obtener energía eléctrica y, en la actualidad, es la fuente renovable de electricidad más utilizada en el mundo. Consiste en aprovechar la caída del agua (de cursos fluviales y embalses) desde cierta altura para generar energía eléctrica a través de los generadores. Esta fuente tiene muchos recursos porque tres cuartas partes de la superficie de la Tierra está cubierta por agua. En el caso de Andalucía, hay un total de 91 centrales hidráulicas conectas a la red, que suman una potencia de 620,68 MW.

- La energía solar, como su nombre indica, es la energía que obtenemos del sol. Las placas solares absorben la radiación solar que luego se transforma en electricidad y puede ser almacenada o volcada a la red eléctrica. Puede ser térmica (climatización de edificios y piscinas, producción de agua caliente o aplicaciones industriales; supone la mejor solución para producir agua caliente), termoeléctrica (la radiación solar calienta un fluido -como el agua- para generar vapor y accionar una turbina que genera electricidad) y fotovoltaica (ofrece la modalidad de autoconsumo, generando energía eléctrica en hogares o edificios).

El principal desarrollo renovable de 2020 en Andalucía han sido las 14 nuevas plantas fotovoltaicas de más de 10 MW de potencia (sumando una potencia instalada total de 752,31 MW). La comunidad ha cerrado el año alcanzando los 2.672 MW de potencia fotovoltaica.

- La energía de biomasa consiste en la combustión de residuos orgánicos de origen animal y vegetal (en el caso de Andalucía: poda de olivo y encima, hueso de aceituna y orujillo, y cáscara de frutos secos). La comunidad andaluza cuenta ya con casi 28.000 instalaciones de biomasa para usos térmicos (estufas, calderas, secaderos, generadores de aire caliente) que suponen una potencia térmica instalada de 1.792 MW.

- La energía geotérmica aprovecha las altas temperaturas de yacimientos bajo la superficie terrestre para la generación de energía a través del calor que almacena el interior de la tierra.

- La energía marina utiliza la fuerza del mar (olas o mareas) para la generación de energía.

Según las estimaciones de la Agencia Andaluza de la Energía, Andalucía producirá anualmente unos 17.000 gigavatios hora (GWh) al año de energía eléctrica limpia, siendo la energía eólica la que más aportará con un 41 por ciento, seguido de un 29 por ciento de la fotovoltaica, un 12 por ciento de la termosolar y un 10 por ciento de la biomasa.

Sin duda, todas estas energías renovables están contribuyendo a disminuir la dependencia de nuestro país de los suministros externos, aportando estabilidad y diversificación al abastecimiento energético y favoreciendo el desarrollo tecnológico y la creación de empleo. No obstante, pese a que el V Informe Anual sobre el sector eléctrico en Europa (The European Power Sector in 2020) informa de que las energías renovables generaron el 43 por ciento de la electricidad en España, los combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón) representaron un 34 por ciento y la nuclear un 22 por ciento.

Los efectos medioambientales de estos combustibles fósiles son la causa del cambio climático, que están generando una contaminación sin precedentes. El mundo necesita que nos replanteemos nuestro uso de la energía, así que sí, podríamos decir que las energías renovables y limpias pueden salvar el planeta.


Edictos en El Correo de Andalucía