jueves, 28 mayo 2020
11:07
, última actualización

322 profesionales sanitarios fueron agredidos en 2019, la mayoría mujeres

La queja sobre la atención, la negativa a dispensar un medicamento o la firma de una baja laboral son algunas de las razones que desencadenan las agresiones

26 feb 2020 / 04:09 h - Actualizado: 25 feb 2020 / 23:09 h.
"Paro","Laboral","Comunicación","Málaga","Policía Nacional"
  • El personal sanitario del hospital de Torrecárdenas de Almería en un paro de diez minutos en 2017.
    El personal sanitario del hospital de Torrecárdenas de Almería en un paro de diez minutos en 2017.

La Policía Nacional tramitó el pasado año 294 denuncias de agresiones a profesionales sanitarios con 322 víctimas, de las que la mayoría fueron mujeres, mientras que fueron detenidos o investigados 316 agresores que eran pacientes o familiares de algún enfermo.

Son los datos del balance de actuaciones de 2019 de la Policía Nacional para prevenir los ataques a sanitarios que este martes han presentado los responsables policiales junto con las principales organizaciones profesionales médicas.

El comisario Javier Galván, interlocutor del cuerpo con el sector, ha destacado que el pasado año se han conseguido frenar estas agresiones, cuatro menos que en 2018, si bien el número de víctimas ha sido el mismo.

De estas víctimas, el 58 por ciento fueron mujeres frente al 42 por ciento de profesionales sanitarios hombres, en tanto que la Policía detuvo o investigó a 196 hombres y 120 mujeres por estos hechos.

Galván ha explicado que todos pasaron a disposición judicial por delitos relacionados, en su mayoría, con las injurias, calumnias, amenazas o coacciones, si bien también se registraron agresiones físicas.

Pese a que hay distintas motivaciones, la Policía ha detallado que la mayoría de ataques a profesionales sanitarios se produce en consultas ambulatorias y servicios de urgencias. La queja sobre la atención, la negativa a dispensar un medicamento o la firma de una baja laboral son algunas de las razones que desencadenan las agresiones.

Fuera de este cómputo han quedado las 75 agresiones protagonizadas pro enfermos mentales y que, en palabras del comisario, "no pueden enmarcarse en agresiones a sanitarios como tales sino en un problema de riesgos laborales".

Por comunidades autónomas, Andalucía es la que registró más casos el pasado año, si bien han descendido en la provincia de Cádiz a raíz del refuerzo policial por la lucha contra el narcotráfico y, por el contrario, han repuntado en Málaga y Sevilla.

El balance, el tercero que la Policía Nacional desde que en 2017 se pusiera en marcha la figura del interlocutor policial, incluye también un programa de actuaciones preventivas, fundamentalmente charlas en centros sanitarios.

"No es que nos enseñen técnicas de defensa, sino más bien ayuda en técnicas de comunicación, de escucha empática ante una situación que puede ser tensa", ha señalado el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Serafín Romero, quien ha defendido que "no se puede demonizar al agresor".

Romero ha reiterado que hay que mantener "tolerancia cero" con las agresiones, pero no se puede olvidar que "todos somos pacientes, todos somos familiares".

No obstante, los colegios profesionales no apuestan pro la instalación de cámaras en sus consultas, lo que vulneraría la relación de confianza entre el médico y su paciente y sí abogan por incorporar otras herramientas como pueda ser un "botón antipánico" que puede figurar en el historial informatizado del paciente y al que fácilmente un profesional puede "clicar" si tiene algún problema.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016