Sucesos

Detenidas dos personas extremadamente peligrosas que intentaron matar a un tercero en Melilla

Se trata de un padre y un hijo acusados de un intento de homicidio con un «cortacañas» y un «rastrillo de cuatro puntas» junto el vallado con Marruecos

28 ene 2022 / 20:53 h - Actualizado: 28 ene 2022 / 21:12 h.
"Sucesos","Guardia Civil","Tráfico de drogas","Seguridad"
  • Preparación del dispositivo de la Guardia Civil para capturar a las dos personas en Melilla./ Guardia Civil de Melilla
    Preparación del dispositivo de la Guardia Civil para capturar a las dos personas en Melilla./ Guardia Civil de Melilla

La Guardia Civil ha detenido en Melilla a un padre y un hijo como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa con resultado de lesiones muy graves a la víctima. Los dos arrestados, de 59 y 21 años respectivamente, han sido ingresados en el Centro Penitenciario después de ser puestos a disposición judicial.

Según ha informado este viernes un portavoz de la Comandancia melillense, los hechos ocurrieron el pasado mes de diciembre en las inmediaciones del vallado fronterizo con Marruecos, cuando los detenidos, provistos de un "cortacañas" y un "rastrillo de cuatro puntas", asestaron cortes y golpes en partes vitales a la víctima, con el resultado de lesiones muy graves que requirieron intervención quirúrgica urgente para salvarle la vida

La citada fuente ha destacado que en solo 24 horas la Guardia Civil pudo identificar a los presuntos autores, si bien, en el momento de la identificación de uno de ellos, localizado, "emprendió una fuga temeraria con el vehículo que conducía, arrastrando en su huida a un guardia civil varios metros por la calzada y con intento de atropello a otro".

Detenidas dos personas extremadamente peligrosas que intentaron matar a un tercero en Melilla
Uno de los detenidos. / Guardia Civil de Melilla

La investigación inicial de los hechos, a la vista de los indicios recabados, testimonios de testigos, lugar de comisión y otros de interés, condujeron a enmarcarlos en su móvil en asuntos relacionados con el tráfico de drogas en el perímetro fronterizo mediante el 'volteo por encima del vallado', hechos que, más allá de las aprehensiones y detenciones que asiduamente se realizan, conllevan a investigaciones a otro nivel de crimen organizado.

El portavoz policial ha subrayado que los evadidos de la justicia, personas con un perfil muy peligroso, han permanecido ocultos en una vivienda de la ciudad durante todo este tiempo, de la que apenas salían y tomando muchas medidas de seguridad para no ser detectados.

Detenidas dos personas extremadamente peligrosas que intentaron matar a un tercero en Melilla
Registro de uno de los domicilios. / Guardia Civil de Melilla

Ocultos durante más de un mes

La investigación llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia para determinar su escondite ha sido muy laboriosa. Una pista de interés policial tras el cotejo de múltiples bases de datos, personas relacionadas y otras permitió la localización de un vehículo que podía ser utilizado por el entorno, centrándose a partir de ahí la investigación, que ha conducido a la localización de una vivienda situada en el barrio de Cabrerizas de la ciudad, lugar donde vivían y permanecían ocultos.

El portavoz de la Comandancia ha detallado que la detención de estas personas se ha llevado a primeras horas de la mañana del pasado lunes día 25, con un amplio despliegue policial, incluido un helicóptero, "dado el perfil extremadamente peligroso de las personas fugadas".

Detenidas dos personas extremadamente peligrosas que intentaron matar a un tercero en Melilla
Operativo en la zona de detención. / Guardia Civil de Melilla

Durante la misma, una de las personas buscadas, el más joven de ellos, logró llegar a la azotea y saltar a una vivienda cercana, donde se escondió siendo finalmente localizado, reducido y detenido.

En los registros realizados, el primero en el domicilio de los detenidos, el segundo en el lugar donde estaban ocultos, así como en la furgoneta que conducían el día de los hechos, se han encontrado vestigios y pruebas directas de su incriminación, como un rastrillo de cuatro puntas de los utilizados para labores del campo con el que acometieron a la víctima, huellas, enseres personales con muestras de sangre y otros de marcado interés policial que se han aportado a las diligencias instruidas, ha apuntado la citada fuente.

De igual forma, ha añadido, los agentes han intervenido dinero, diversos teléfonos y documentación que pueden ser de interés policial.

Los detenidos, padre e hijo, de 59 y 21 años de edad respectivamente, han pasado la tarde del jueves a disposición judicial como presuntos autores de un presunto delito de asesinato u homicidio en grado de tentativa, con el resultado de lesiones muy graves a la víctima, tráfico de drogas, delitos de atentado a agente de la autoridad y desobediencia grave a los mismos en el desempeño de sus funciones, decretando la autoridad judicial el ingreso en prisión de ambos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla