domingo, 18 abril 2021
23:23
, última actualización

Detenido el ‘Maestro iluminado’ por abusar sexualmente de los miembros captados

09 abr 2021 / 09:28 h - Actualizado: 09 abr 2021 / 09:34 h.
$hmKeywords_Schema
  • Detenido el ‘Maestro iluminado’ por abusar sexualmente de los miembros captados

Los Mossos d'Esquadra han detenido al líder de un grupo de supuesto crecimiento personal y de carácter psicoterapéutico que captaba a personas en momentos de gran vulnerabilidad y las sometía durante años a abusos sexuales, vejaciones y humillaciones.

Además del líder del grupo, un hombre de nacionalidad española de 66 años, ha sido detenida su pareja sentimental, una mujer de 50 años, y una segunda mujer de 43 años, en este caso italiana, por los delitos de asociación ilícita, abusos sexuales y vejaciones.

Además, se investiga a otra mujer española de 54 años por su presunta participación en los hechos.

Según han informado este viernes los Mossos, el 29 de marzo fue detenido en el pueblo de La Pobla de Lillet (Barcelona) el máximo responsable del grupo, que se autodenominaba "maestro iluminado", así como su pareja, y fue denunciada otra mujer.

Días después, el 6 de abril, los agentes arrestaron en Barcelona a la mujer italiana, colaboradora del líder y pieza clave en el grupo, según la policía, ya que se encargaba de captar nuevos miembros y participaba activamente en los abusos y vejaciones a los demás integrantes.

La investigación se inició en septiembre de 2020, cuando la policía tuvo conocimiento de que un grupo de personas habrían sido víctimas de diferentes abusos psicológicos y sexuales en el marco de un supuesto grupo de psicoterapia. Algunas de las víctimas formaron parte de este grupo unos diez años.

A estas personas las captaban cuando vivían momentos de vulnerabilidad psicológica, como por ejemplo rupturas sentimentales o el desarraigo causado por la llegada a un nuevo lugar de residencia.

La captación, señalan los Mossos, se realizaba con el boca-oreja y era la mujer italiana la encargada de realizar esta función, principalmente cuando detectaba una persona vulnerable, le hablaba positivamente de su "maestro", y si la víctima aceptaba unirse al grupo, empezaba primero con sesiones individuales, hasta que poco a poco se introducía en las grupales.

Estas sesiones se realizaban en un piso de Barcelona y podían combinar meditación y otras actividades, que en ocasiones se llevaban a cabo en "retiros" de fin de semana.

Estas actividades combinaban el cansancio físico con poca alimentación y privación de sueño, lo que provocaba un debilitamiento psicofísico de las víctimas, haciéndolas más vulnerables e influenciables.

Además, el secretismo que imperaba contribuía al distanciamiento de los miembros con su entorno y reforzaba el sentimiento de pertenencia al grupo.

En algunas de estas sesiones se realizaban actividades de carácter erótico y sexual y los argumentos para realizarlas eran para superar resistencias internas, traumas o complejos.

El líder del grupo, que dirigía estas actividades con ayuda de su pareja y otras dos mujeres, decía tener capacidades para hacer crecer espiritual y emocionalmente a las víctimas, a las que se refería como "alumnas", y se ganaba su confianza para obtener información personal que después utilizaba para manipularlas.

En el caso de incumplir sus directrices, el líder les imponía castigos y vejaciones, y en ocasiones hacía que participasen en estos castigos otros miembros del grupo.

La dependencia psicológica y el grado de manipulación era tal que las víctimas tenían un gran temor a ser expulsadas del grupo.

Las prácticas abusivas llegaron al extremo de abusos sexuales, así como al sometimiento a diversos tipos de humillaciones. Entre los hechos denunciados se incluye el intento de modificación de la orientación sexual de algunas de las víctimas.

Los detenidos han quedado en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial.


Edictos en El Correo de Andalucía