El conductor aceleró e hizo la peineta tras embestir a los ciclistas

22 ago 2022 / 17:26 h - Actualizado: 22 ago 2022 / 19:28 h.
"Seguridad vial","Barcelona","Carreteras","Supervivientes"
  • El conductor aceleró e hizo la peineta tras embestir a los ciclistas

El conductor de 41 años detenido ayer acusado de atropellar mortalmente a dos ciclistas y dejar crítico a otro en Castellbisbal (Barcelona) y darse a la fuga no solo no frenó sino que aceleró, según uno de los supervivientes, que sostiene que al huir del lugar sacó el brazo y les hizo una peineta.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, el conductor, vecino de Martorell (Barcelona), donde anoche fue detenido horas después de darse a la fuga, sin avisar a los servicios de emergencias, tras el atropello mortal a un grupo de ciclistas, tiene un antecedente en 2013 por un delito contra la seguridad vial.

En declaraciones a Efe-TV, Pedro Cancio, presidente del club ciclista de Rubí (Barcelona), que formaba parte del grupo de ocho personas que fue arrollado en una carretera entre Castellbisbal y Martorell (Barcelona), ha asegurado que hubo «mala intención» por parte el conductor, ya que «se cambió de carril sin motivo y aceleró».

«El que iba el último en el grupo, que pudo reaccionar y caerse a un lado, sin más consecuencias, vio cómo (el conductor) aceleró y sacó el brazo como diciendo, ‘Aquí os quedáis’», y gesticulando con una «peineta», ha denunciado Cancio.

«Cuando íbamos por un puente ancho, pasado Martorell, un coche de frente cambió de carril y se llevó a todos por delante. El coche, ademas, ni frenó, aceleró», ha lamentado el presidente del club ciclista, quien ha reivindicado: «Esto no es una accidente, no ha sido sin querer: tal y como ocurrieron los hechos es un atentado».

Pese a que la detención del sospechoso, en su casa de Martorell, tuvo lugar varias horas después del atropello mortal, los Mossos le pudieron hacer el test de alcohol y drogas y están a la espera de los resultados, según fuentes cercanas al caso.

El detenido ha pasado la noche en la comisaría de los Mossos d’Esquadra en Martorell, si bien ha sido trasladado ya a la de Rubí (Barcelona), con la previsión de que mañana pueda pasar a disposición judicial.

De los dos heridos, que fueron trasladados al hospital de Bellvitge, uno está fuera de peligro y otro en estado crítico.

Fue un vecino quien localizó el coche que embistió a los ciclistas, abandonado en una plaza de Martorell, lleno de sangre en la parte del conductor, y con la luna frontal «totalmente destrozada», según explicó a Efe.

Por su parte, en declaraciones a Efe-TV, el director del Servei Català de Trànsit (SCT), Ramon Lamiel, ha defendido la «señalización inteligente» en las carreteras catalanas como medida para evitar muertes en colectivos vulnerables, como ciclistas, después del atropello de ayer en Castellbisbal (Barcelona).

Lamiel ha asegurado que el SCT tiene previsto probar este tipo de señalización en algunos túneles con el objetivo de avisar a los vehículos motorizados de la presencia de ciclistas.

Según ha explicado Lamiel, el conductor que entre en un túnel tras la bici sabrá que lleva delante -o que se encontrará de frente, si entra en el túnel por el sentido contrario- a un ciclista y le pedirán que disminuya la velocidad.

Esta medida, que consta en el Plan de Seguridad Vial del SCT, espera que pueda ponerse en marcha en el último trimestre del año, con la voluntad de acabar extendiéndose en algunas vías concurridas por vehículos de dos ruedas, especialmente ciclistas, y hacer la ruta un poco más segura.

El director de Trànsit ha recordado que ya se debatió en el Congreso hace pocos meses la posibilidad de llevar a cabo una reforma «quirúrgica» de algunos aspectos del Códido Penal para dar más «herramientas objetivas» a los jueces a la hora de hacer frente a siniestros de este tipo.

Lamiel ha destacado que «todo lo que pueda beneficiar a las víctimas bienvenido sea» y ha explicado que, en el caso del atropello mortal de Castellbisbal, hay varios delitos imputables: «Se produjeron dos muertes, lesiones y la omisión del deber de socorro».


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos