lunes, 14 octubre 2019
03:09
, última actualización

El Congreso, ante la votación definitiva y la sombra de las elecciones

A las 13.30 horas tendrá lugar la segunda y última votación de la sesión de investidura de Pedro Sánchez con la negativa de Unidas Podemos a la última oferta socialista

25 jul 2019 / 08:09 h - Actualizado: 25 jul 2019 / 08:38 h.
  • Pedro Sánchez. / EFE
    Pedro Sánchez. / EFE

El Congreso de los Diputados acogerá este jueves la segunda y definitiva votación de la sesión de investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, al que le basta recabar de los demás grupos más «síes» que «noes».

El resultado es incierto habida cuenta del estado de las negociaciones que durante toda la jornada de ayer han llevado a cabo el PSOE y Unidas Podemos. La suma de los diputados de ambos, más el sí seguro del parlamentario del PRC, elevaría el nivel de apoyo a 166 votos a favor, a la espera de que se añadan otros.

Podría ser suficiente para Sánchez en una votación que comenzará a las 14.25 horas tras una serie de intervenciones breves, tanto del candidato a la investidura como de los demás líderes de los grupos parlamentarios.

El líder socialista hablará durante 10 minutos y los demás, durante cinco, y no habrá debate entre ninguno de ellos.

Votación

Terminados los discursos, se producirá la votación con el mismo sistema que en la primera: un secretario de la Mesa del Congreso extraerá una bola numerada de un saco, y tras comprobar que ésta se corresponde con el nombre y apellidos de un diputado, le llamarán a él primero para votar y luego a todos los demás por orden alfabético.

Quedan para el final los miembros del Gobierno en funciones y los integrantes de la Mesa.

El voto se hace por llamamiento, es decir, al oír su nombre, el diputado se pone de pie en el escaño y dice «sí», «no» o «abstención».

La primera votación del martes pasado requería mayoría absoluta y Sánchez no la consiguió porque sus 124 «síes» se quedaron muy lejos de los «noes», que sumaron 170 votos.

Como no lo logró, se ha activado la segunda votación de este jueves, 48 horas después como establece el reglamento del Congreso.

Si Sánchez sale investido, la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, comunicará al rey el resultado.

Si no es investido

Si no es el caso, el artículo 99 de la Constitución activa un periodo de dos meses para que haya otra candidatura con visos de obtener los apoyos suficientes.

Esos dos meses acabarían el 23 de septiembre. En caso de llegar a esta fecha sin investidura, habrá otras elecciones generales el 10 de noviembre.

Negociaciones atascadas

A pocas horas para la decisiva votación de la investidura de Pedro Sánchez, las negociaciones entre PSOE y Podemos siguen encalladas ante la falta de acuerdo entre ambos partidos por el reparto de las carteras ministeriales y el «no» de la formación de Pablo Iglesias a la última oferta de los socialistas.

Unidas Podemos ha acusado al PSOE de romper todos los puentes y ha dicho que, aunque apuesta por un gobierno de coalición, no estará en él «a cualquier precio» y que no aceptará estar sin más competencias sociales de las que los socialistas les han ofrecido.

Última oferta a Podemos

Después de una jornada frenética, a última hora de la tarde el PSOE difundía su última oferta a Podemos, una vicepresidencia social de la que se encargaría la portavoz, Irene Montero, y tres ministerios: Vivienda y Economía Social; Sanidad, Asuntos Sociales y Consumo; e Igualdad.

Tras esta oferta, fuentes de la coalición de Pablo Iglesias han asegurado que «el PSOE ofrece la caja de herramientas pero vacía» y que la propuesta filtrada «ahora» no es «ni por asomo» la que los socialistas han hecho en la mesa de negociación.

Lo que pide Podemos

No obstante, Podemos insiste en pedir competencias para desarrollar políticas sociales en Igualdad, Trabajo, Hacienda y Transición Ecológica.

Del otro lado, el Gobierno considera «inexplicable» el rechazo de Unidas Podemos a las ofertas que le ha ido haciendo el equipo negociador del PSOE y espera que el partido de Pablo Iglesias «rectifique y entre en razón».

A lo largo de la jornada, los socialistas también han difundido un documento de trabajo de Podemos con sus demandas ministeriales en las que reclamaba una vicepresidencia de Derechos Sociales y Medioambientales y áreas vinculadas a cinco ministerios para apoyar la investidura de Sánchez.

Sin embargo, según Podemos, este documento era una simple propuesta para debatir y negociar, no una demanda cerrada, con un listado de competencias sociales que pretendía que formaran parte de su acción dentro del Gobierno y que se resumen en esa vicepresidencia y tres ministerios de los actuales, más dos de nueva creación.

Creen además que «para aproximar posiciones con el PSOE» ellos ya renunciaron a ministerios de Estado como Interior, Justicia o Exteriores y han aceptado también el veto de Pedro Sánchez a Pablo Iglesias, «algo inédito en los acuerdos de gobiernos de coalición».

Unidas Podemos pone el acento en poder llevar a cabo medidas como la subida del salario mínimo a 1.200 euros, los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, escuelas públicas y gratuitas de 0 a 3 años, reducción de tasas universitarias, bajada de la factura de la luz, medidas contra la emergencia climática o el impuesto a la banca para recuperar el rescate bancario.

Llamada de Sánchez a Iglesias

Frente al bloqueo manifiesto, el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, telefoneaba también al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para comunicarle que no estaba dispuesto a cederle competencias en Hacienda, Trabajo, Transición Ecológica ni Igualdad y que ésa era su «última palabra».

En medio de ese intercambio de propuestas, Telecinco anunciaba que el presidente del Gobierno estaría en su informativo explicando la situación de las negociaciones, pero a los pocos minutos ha retirado de su web y de las redes sociales ese anuncio, y ha aplazado la entrevista para el jueves, ya después de la votación de investidura.

Reunión de la Ejecutiva del PSOE

Mientras llega o no ese acuerdo o se produce la ruptura definitiva, el candidato y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha convocado a la Ejecutiva de su partido este jueves por la mañana, antes de que se inicie el pleno del Congreso.

Una reunión que en principio iba a celebrarse el miércoles, y que ha sido aplazada a la espera de cómo se resuelven las negociaciones.

En esa Ejecutiva, el PSOE sopesa, en caso de que se cierre un acuerdo, convocar una consulta a la militancia para que se pronuncie.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016