Sanidad

El Gobierno aprueba hoy la reforma contra las temporalidad de los sanitarios

Damos las claves de la reforma del estatuto del personal sanitario que elimina los eventuales y crea nuevas figuras laborales

05 jul 2022 / 04:00 h - Actualizado: 05 jul 2022 / 04:00 h.
"Sanidad","Sector público","Temporales","Interinos"
  • Foto de archivo de junio de 2022 de una protesta de representantes de los trabajadores sanitarios. EFE/ JM García
    Foto de archivo de junio de 2022 de una protesta de representantes de los trabajadores sanitarios. EFE/ JM García

El Gobierno alumbrará hoy martes la reforma del estatuto marco del personal sanitario que elimina la figura de eventual, aunque las administraciones podrán seguir haciendo contratos temporales de un máximo de tres años en algunos supuestos, y crea la del sustituto para vacaciones o para complementar jornadas reducidas.

La reforma que elevará a sus compañeros la ministra de Sanidad, Carolina Darias, negociada hasta el último momento con los sindicatos y consensuada hace dos semanas con las comunidades en el Consejo Interterritorial, da cumplimiento así a la normativa aprobada por el Gobierno el año pasado para reducir la temporalidad en el sector público por debajo del 8 % antes de 2025.

De esta forma, tras los docentes, llega ahora el turno de los sanitarios: con esta modificación, el Gobierno confía en poder dar "respuesta a la temporalidad que ha existido durante décadas" en este sector gracias a "la mayor estabilización de los profesionales sanitarios de la historia del Sistema Nacional de Salud desde su creación" y que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cifrado en un total de 67.300.

El borrador de real decreto, al que ha tenido acceso Efe, aborda exclusivamente la reducción del empleo temporal, de forma que deja para una posterior revisión otras demandas sindicales destinadas a garantizar la cobertura de plazas en determinadas zonas geográficas no suficientemente atendidas con medidas incentivadoras y mejorar el entorno y las condiciones laborales.

Adiós a los eventuales

Lo primero que hace la nueva normativa es modificar el artículo 9 de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, eliminando el concepto "eventual", aunque las comunidades podrán seguir contratando temporales "por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia" en los siguientes supuestos:

Cuando exista una plaza vacante y no sea posible su cobertura por personal fijo durante un plazo máximo de tres años.

Transcurrido ese periodo "se producirá el fin de la relación de interinidad" y la vacante solo podrá ser ocupada por personal fijo a menos que no se haya cubierto la plaza en el correspondiente proceso selectivo, en cuyo caso se podrá efectuar otro nombramiento de personal estatutario interino.

Solo "excepcionalmente" podrá permanecer de forma temporal en el puesto siempre que se haya publicado la convocatoria de plaza en el arco de tres años a contar desde la fecha en que firmó su contrato y hasta la resolución de la misma, sin que su cese dé lugar a compensación económica.

Ejecución de programas de carácter temporal, identificando la fecha de inicio y la fecha de fin del período correspondiente, y que tampoco podrán tener una duración superior a tres años.

Dichos programas no pueden ser de una naturaleza tal que suponga la ejecución de tareas o la cobertura de necesidades permanentes, habituales de duración indefinida de la actividad propia de los servicios de salud.

Exceso o acumulación de tareas. En este caso, en el que también habrá que concretar la fecha de su inicio y fin, el plazo máximo será de nueve meses, dentro de un período de dieciocho meses.

Dentro de estos dos últimos escenarios, y si fuera necesario hacer nuevos nombramientos, "se tramitará la creación de una plaza estructural en la plantilla del centro". En aquellos servicios o unidades en que se efectúe este tipo de nombramientos y no se cree una nueva plaza "no podrá hacerse un nuevo nombramiento por la misma causa en un periodo de dos años".

Sustituto para vacaciones, permisos y jornadas reducidas

La falta de personal crónica y años de sucesivos recortes complicaban especialmente el periodo estivo como el que acaba de empezar. Para paliarlo, la nueva normativa crea el artículo 9 bis que regula la figura del personal sustituto para estos supuestos:

Sustitución para atender las funciones de personal fijo o temporal, durante los periodos de vacaciones, permisos, dispensas y otras ausencias que comporten la reserva de plaza.

Sustitución parcial para garantizar la prestación asistencial durante un máximo de tres años: en el contrato habrá que identificar la causa que lo origina y será siempre un "nombramiento vinculado a la cobertura de exención de guardias, por razón de edad, o enfermedad, pudiendo sustituir hasta dos personas" siempre que no sea posible con la plantilla disponible y "respetando los límites legales de la jornada".

Complementar la jornada de personal estatuario que se la haya reducido.

Periodo de prueba

A partir de ahora, los interinos podrán estar sujetos a un período de prueba de entre 2 y 3 meses, durante el que será posible la resolución de la relación estatutaria a instancia de cualquiera de las partes.

Quedará exento quien ya lo haya superado en un anterior nombramiento temporal para la realización de funciones de las mismas características en los dos años anteriores a la expedición del nuevo.

Incumplir los plazos acarreará compensación económica

Será nulo de pleno derecho, dicta el texto, "todo acto, pacto, acuerdo o disposición reglamentaria, así como las medidas que se adopten en su cumplimiento o desarrollo, y cuyo contenido directa o indirectamente suponga el incumplimiento por parte de la comunidad autónoma o del Estado de los plazos máximos establecidos".

Incumplir esos topes conllevará una compensación económica para el interino equivalente a veinte días de sus retribuciones fijas por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año, hasta un máximo de doce mensualidades. No habrá compensación si la finalización del contrato es por causas disciplinarias o por renuncia voluntaria.

La nueva ley entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el BOE aunque, debido a las nuevas denominaciones del personal temporal, establece un plazo adicional de cuatro meses para realizar los cambios oportunos en los sistemas de información de recursos humanos de las distintas administraciones.

Una vez entre en vigor, el Ministerio de Sanidad iniciará en el plazo de tres meses un proceso de negociación para la actualización de la presente norma estatutaria en el plazo de seis meses, que podrá ser prorrogable.

Red sanitaria militar

El personal militar que preste sus servicios en los centros, establecimientos y servicios sanitarios integrados en la Red sanitaria militar se regirá por su normativa específica, por lo que no se le aplicará esta nueva ley.

No obstante, se podrá nombrar personal sustituto para cubrir la ausencia del personal del cuerpo militar de Sanidad, que curse estudios para la obtención de especialidades complementarias de dicho cuerpo, por la duración del periodo de la enseñanza de perfeccionamiento de la correspondiente especialidad.

El Ministerio de Defensa podrá acordar con el de Sanidad los requisitos y procedimientos para posibilitar la utilización recíproca de la información contenida en los registros de personal correspondientes a los centros y servicios sanitarios del Sistema Nacional de Salud y de la red sanitaria militar.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos