domingo, 20 octubre 2019
14:21
, última actualización

El Papa pide compasión a los nuevos cardenales: «Es común entre los religiosos. Nos lavamos las manos»

El nuevo cosistorio eleva a 228 los miembros del colegio de cardenales.

05 oct 2019 / 19:30 h - Actualizado: 05 oct 2019 / 19:34 h.
  • El Papa pide compasión a los nuevos cardenales: «Es común entre los religiosos. Nos lavamos las manos»

El Papa Francisco ha pedido compasión a los trece nuevos cardenales que ha creado este sábado 5 de octubre, entre los que se encuentran los españoles Miguel Ángel Ayuso, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, y al arzobispo de Rabat, Cristóbal López. "Es una actitud común entre los humanos, también para los religioso y dedicados al culto, nos lavamos las manos. El papel que ocupamos no es suficiente para hacernos compasivos", ha asegurado en la homilía durante el Consistorio Público Ordinario en la Basílica de San Pedro.

Francisco ha advertido de que hay siempre justificaciones, a veces codificadas y que dan lugar a descartes institucionales, y ha avisado de que es una actitud "demasiado humana" de la que se derivan "estructuras de no compasión".

Así, el Pontífice ha recalcado que Jesús está en el centro de esa compasión, que es una palabra clave del Evangelio, una compasión no ocasional y esporádica, sino constante. "Jesús va a por los descartados. Los que ya no tienen esperanza --ha subrayado--. El amor de Dios por su pueblo está imbuido por su compasión. Lo divino es compasivo y lo humano parece que, por desgracia, está desprovisto de ella".

"Podemos preguntarnos: ¿Siento sobre mi la compasión de Dios? ¿siento sobre mi la seguridad de ser hijo de la compasión? ¿tenemos viva en nosotros la conciencia de esta compasión de Dios hacia nosotros? No es una opción o un consejo evangélico, es un requisito", ha añadido.

Así, ha asegurado que de la conciencia de esta compasión depende la capacidad de ser leal al propio ministerio y ha añadido que la disponibilidad de un purpurado, representado en el color de su vestimenta, a dar su propia sangre es segura cuando se basa en esta conciencia de haber recibido compasión y tener compasión. "Muchos comportamientos desleales de hombres de iglesia depende de la falta de este sentido de compasión y de mirar a otra parte. La costumbre de la indiferencia", ha avisado.

Previamente, en representación de los nuevos purpurados, el español, Miguel Ángel Ayuso, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, ha citado al cardenal y arzobpispo de Sevilla, el beato Marcelo Spínola, apodado como el 'arzobispo mendigo': "Cuando regresen a Roma, díganle al Santo Padre que no se hacer grandes cosas, pero que estoy listo para sacrificarme. Como me sacrifiqué por mis fieles, me sacrificaré por la Iglesia", ha señalado.

Así, Ayuso ha recalcado que los nuevos purpurados vienen de experiencias eclesiales y son un signo "elocuente" de la universalidad de la Iglesia en sus diversas expresiones de una única fe. Y ha añadido que este consistorio es "un poco" un consistorio de los religiosos, por el porcentaje de nuevos purpurados que pertenecen a órdenes religiosas que se distinguen por sus carácter misionero.

Ayuso también se ha referido al Mes Misionero Extraordinario, que conmemora los cien años de la carta apostólica 'Maximum Illud', del Papa Benedicto XV. "La iglesia misionera se abre al encuentro y al diálogo con las mujeres y los hombres de nuestro tiempo, una iglesia que quiere ser testimonio y testimoniar la misericordia de Dios para todos los que sufren", ha dicho. Asimismo, y haciendo referencia a la encíclica 'Eclesiam Suam', de San Pablo VI, ha asegurado que la Iglesia debe dialogar en el mundo en el que se encuentra viviendo.

"Deseamos trabajar juntos con Sus Santidad para iniciar procesos, y no ocupar espacios --ha añadido--. Construir un mundo nuevo donde pueda reinar la fraternidad, la paz y la convivencia común. Pidamos una mirada y un corazón compasivos".

Además de los dos españoles, Francisco ha creado cardenales al archivista y bibliotecario de la Santa Sede, Mons. José Tolentino de Mendonça; el ordinario Militar de Indonesia y Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Yakarta, Ignatius Suharyo Hardjoatmodjo; presidente de los obispos europeos, Jean-Claude Hollerich; el arzobispo Metropolitano de la Archidiócesis de Bolonia, Matteo Zuppi; subsecretario de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, Michael Czerny y el obispo de Huehuetenango (Guatemala), Cristóbal López Romero.

Ocho de los trece cardenales creados este sábado pertenecen a órdenes religiosas misioneras y diez podrán votar en el próximo cónclave, mientras que tres son mayores de ochenta años y no podrán hacerlo. El nuevo cosistorio eleva a 228 los miembros del colegio de cardenales.

Al consistorio han acudido, en representación de los obispos españoles, el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y el cardenal arzobispo de Barcelona Juan José Omella. Asimismo, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha encabezado la Delegación del Gobierno de España.

Con los nombramientos de Ayuso y López, España pasa a ser el tercer país con mayor número de cardenales electores, después de Italia y EE.UU. En sendas entrevistas con Europa Press, ambos coincidieron en ver en su creación una apuesta del Papa Francisco por el diálogo interreligioso.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016