martes, 22 octubre 2019
22:03
, última actualización

Hallan una cámara grabando en el portarrollos de papel higiénico de un baño de mujeres

Los hechos están siendo investigados por la Policía y ocurrieron en una empresa de Valladolid integrada por 1.800 empleados, la mayoría mujeres

11 oct 2019 / 13:06 h - Actualizado: 11 oct 2019 / 13:18 h.
  • Imagen de archivo de una cámara localizada en un dispensador de papel higiénico. / El Correo
    Imagen de archivo de una cámara localizada en un dispensador de papel higiénico. / El Correo

TAGS:

La Policía Nacional ha iniciado una investigación después de que una trabajadora de la empresa Konecta, que gestiona en Valladolid el servicio de atención al cliente de Vodafone, haya descubierto en los baños de mujeres una cámara oculta que se encontraba grabando en el momento del hallazgo.

Fuentes sindicales han explicado este viernes a Efe que, a pesar de que la respuesta inicial de la dirección de la empresa fue deficiente, al reclamar a la empleada que no contara lo sucedido, finalmente fue la propia compañía la que presentó la denuncia de los hechos.

Al parecer, el hallazgo de la cámara de pequeñas dimensiones se produjo el pasado martes por la noche cuando la trabajadora trató de coger papel higiénico del dispensador metálico, que se abrió y dejó al descubierto el aparato.

La empleada lo comunicó a sus superiores, que inicialmente le pidieron discreción y comprobaron que en el resto de aseos de las instalaciones no había más cámaras de este tipo.

Los informáticos de la empresa comprobaron que se trataba de una microcámara que contaba en su interior con una tarjeta de memoria y que en el momento del hallazgo estaba grabando.

Tras la denuncia sindical, la empresa denunció lo ocurrido y entregó la cámara a la Policía a la mañana siguiente, lo que generó dudas entre algunos sindicatos por la custodia de esta prueba clave en la investigación abierta.

Estos hechos han generado malestar en la plantilla, integrada por 1.800 empleados, de los que su gran mayoría son mujeres, unas 1.500, aunque tras las iniciativas adoptadas por la compañía en las últimas horas "el ambiente está más tranquilo", según las mismas fuentes sindicales.

De hecho, la empresa ha publicado un escrito en los tablones de sus centros de trabajo en Valladolid para manifestar que ha realizado todas las comprobaciones necesarias para confirmar que no hay más dispositivos de este tipo en las instalaciones y que tomará "las acciones pertinentes" para clarificar los hechos y "garantizar que no se vulnere en ningún caso la privacidad" de la plantilla.

En este escrito, la dirección de la empresa asume que los hechos son "de tal entidad y gravedad" que no dudarán en "actuar de forma contundente" contra el responsable o responsables de la instalación de este dispositivo, con "medidas disciplinarias y judiciales".

Sobre las dudas en torno a la custodia de la cámara, la empresa ha trasladado a la plantilla que fue preservado "para que no fuese manipulado" antes de ser entregado a la Policía en el momento de la presentación de la denuncia.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016