jueves, 01 octubre 2020
00:16
, última actualización

La gasolina dispara la inflación al 1,6% en 2016

Los transportes encarecieron al cierre del año un 4,7%. El país registra la tasa más alta desde el ejercicio de 2012

13 ene 2017 / 21:51 h - Actualizado: 13 ene 2017 / 21:56 h.
"Economía","Gasolineras"
  • Los carburantes repuntaron a final de año. / José Luis Montero
    Los carburantes repuntaron a final de año. / José Luis Montero

El encarecimiento de carburantes y lubricantes, enmarcado en el repunte de los precios del crudo, impulsaron nueve décimas la inflación en diciembre hasta el 1,6 por ciento, marcando así la tasa más alta a cierre de año desde 2012. El IPC publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), una décima superior a la cifra avanzada el pasado 30 de diciembre, es la tasa más alta de inflación desde julio de 2013 (1,8 por ciento).

Asimismo, el dato de diciembre es el mejor a cierre de año del último cuatrienio, después de subir ligeramente en 2013 (0,3 por ciento), caer en 2014 (1 por ciento) y mantenerse plano en 2015.

El principal responsable de la inflación fue el transporte, que se alzó tres puntos hasta el 4,7 por ciento, debido al encarecimiento de los carburantes, frente a la bajada del año anterior.

En menor medida, influyó la vivienda, por el encarecimiento de la electricidad, del gasóleo para calefacción y del gas; en tanto que también tiró el ocio y la cultura, gracias a los viajes organizados (que repuntaron un 4,3 por ciento).

Los alimentos y bebidas no alcohólicas aumentaron sus precios el 0,8 por ciento, por las subidas de legumbres y hortalizas frescas y por el menor abaratamiento de las frutas frescas, y pese al menor incremento del pescado fresco.

La inflación subyacente (una vez eliminados los elementos más volátiles de la cesta de la compra: la energía y los alimentos frescos) se situó en el 1 por ciento (dos décimas más), hasta situarse por debajo del índice general por primera vez desde junio de 2014.

Los datos revelan la pérdida de poder adquisitivo que han experimentado las pensiones y los salarios en 2016, concretamente del 1,35 por ciento y del 0,54 por ciento, ya que las subidas que experimentaron el pasado año se quedaron en el 0,25 por ciento y el 1,06 por ciento, respectivamente.

Mientras los sindicatos piden alzas salariales de entre el 1,8 y el 3 por ciento para recuperar el poder de compra perdido, la patronal propone un incremento del 1,5 por ciento, que podría aumentar en medio punto más. La CEOE cree que el repunte de la inflación de diciembre seguirá en los primeros meses de 2017, pero considera que se debe continuar en la moderación salarial para consolidar la recuperación económica.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016