Menú

La madre de Marta Calvo: «Tengo ganas de verle la cara a este psicópata»

09 jun 2022 / 11:50 h - Actualizado: 09 jun 2022 / 11:52 h.
"Valencia"
  • La madre de Marta Calvo: «Tengo ganas de verle la cara a este psicópata»

TAGS:

La madre de Marta Calvo, la joven a quien Jorge Ignacio Palma confesó haber descuartizado, asegura a EFE sentirse «muy nerviosa, fatal», ante el inicio el próximo lunes del juicio que sentará en el banquillo al presunto asesino de su hija pero afirma que tiene ganas de «verle la cara a este psicópata».

«No lo puedo llamar de otra manera», señala Marisol Burón para añadir: «Aunque sé que es un témpano de hielo, que no tiene sentimientos, tengo ganas de verlo. No voy a poder decirle nada, pero creo que con mi mirada va a tener suficiente».

En declaraciones a EFE-TV previas al juicio con jurado que acogerá la Audiencia de Valencia por el asesinato de Marta y dos mujeres más, Marisol anuncia que irá desde el primer día: «Todos los días voy a estar allí, clavada como un clavo».

Un jurado popular juzgará desde este lunes y hasta el próximo 15 de julio en la Audiencia al autor confeso de la desaparición del cuerpo de Marta Calvo, que aún no ha sido hallado, y supuesto asesino de otras dos jóvenes.

Marisol Burón, que declarará en el juicio el 29 de junio, afirma que lo único que pide al acusado es que le diga dónde está Marta: «Encima de robarme a mi hija, me ha robado mi duelo. Son dos años y medio en los que no he comenzado el duelo y lo que tengo claro es que así yo no puedo vivir de por vida».

«Que me diga dónde está mi hija, que me la entregue y yo ya haré con mi hija lo que tenga que hacer, darle un descanso y saber dónde está», afirma para añadir que tiene la «esperanza» de que cuando se vaya desarrollando el juicio el procesado «pueda derrumbarse, ver a su madre cuando declare y verla presionada», y confesar qué hizo con la joven valenciana cuyo cuerpo sigue sin ser encontrado.

Recuerda que cuando no tuvo señales de su hija, que «no era lo normal», fue a buscarla y se encontró «a este personaje», que tardó veinte minutos en abrirle la puerta «y con toda su frialdad» y sin mirarle a los ojos le dijo que no conocía a Marta, que no sabía quién era «y que lo sentía mucho».

«Es una persona que tiene dos caras, es la maldad en persona y luego es un chico como si no hubiera roto un plato», afirma para añadir que tiene «ganas de mirarle a los ojos a ver si realmente» le vuelve a decir otra vez que no conoce a Marta.

Asegura que Palma es «un psicópata de libro, así lo han descrito los criminólogos. Él sabía en cada momento qué es lo que estaba haciendo, le satisfacía verlas morir».

«Estar todos los días en tu casa, por la noche cerrar la puerta y no saber dónde está tu hija... es muy duro», señala a EFE visiblemente emocionada.

«Lo que está claro es que lo que él dijo que hizo, no lo hizo. No tuvo el suficiente tiempo para hacerlo porque no hay rastros ni pruebas, no hay nada», subraya la madre de Marta Calvo, quien afirma: «Lo que tenemos que tener claro es que la maldad existe y este hombre está lleno de maldad».

Asegura que están luchando para que el detenido «no vuelva nunca más a ver la luz del sol y para que le den la prisión permanente revisable, porque esta clase de personas no puede estar con la sociedad, porque lo volvería a hacer, porque no tiene sentimientos ni escrúpulos, no se pueden reinsertar».

«Ojalá cada jurado que esté allí se ponga en su piel. Tanto si es mujer, que piense que podría ser ella misma o su hija, y si es hombre lo mismo, tienen hijos y les puede tocar a ellos también porque lo que yo nunca iba a pensar es que esto me iba a pasar a mí», remarca.

También cuenta que la madre del detenido no se ha puesto en contacto con ella (»para decir: mi hijo ha hecho esto, pero lo que necesites, aquí estoy yo») y tras pedirle que se ponga en su situación, le lanza esta pregunta: «¿Si es su hijo el que está tirado donde esté tirado, no le gustaría saber dónde está?».

«Yo amo a mis hijos. Si mi hijo o hija hubiera cometido algo así yo no dejaría de quererlo, porque lo amaría con todas mis fuerzas, pero lo primero que haría sería hablar con mi hijo y que me dijera dónde está ese cuerpo, porque ella es madre también. Creo que yo como madre lo hubiera hecho», indica.

Marisol admite que le costará «remontar» tras el inicio del ansiado juicio: «Me dicen ‘qué fuerte eres y qué fuerte estás’, pero yo sé lo que llevo dentro, pero me levanto de la cama todos los días por hacerle justicia a mi hija y a las otras chicas, porque realmente la voz de esas chicas también soy yo».

«Es lo que hago, tener fuerza, no decaer y levantarme todos los días, es la fuerza que me da mi hija para llegar al final -proclama-. Tengo claro que voy a llegar al final, me cueste lo que me cueste».


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos