jueves, 06 mayo 2021
14:31
, última actualización

La mitad de los que se apuntan a oposiciones no se presentan

De los que se presentan, el 50 por ciento no va lo suficientemente preparado para aprobar

18 may 2015 / 14:15 h - Actualizado: 18 may 2015 / 15:17 h.
"Salud pública","Empleo público"
  • Una de las últimas convocatorias para el SAS. / El Correo
    Una de las últimas convocatorias para el SAS. / El Correo

La mitad de las personas que se registran para participar en un concurso oposición no llega a presentarse a las pruebas. Y de los que se presentan, el 50 por ciento no va lo suficientemente preparado para aprobar. Es una de las curiosidades más llamativas del decálogo elaborado por un gabinete de expertos vinculado a Editorial MAD, con el que esta editorial traslada diez valiosos consejos a opositores, en vísperas de que el este miércoles expire el plazo para presentarse a la convocatoria de puestos para el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Dicha convocatoria oferta 3.282 plazas y supone la mayor de empleo público promovida por una administración autonómica desde el inicio de la crisis.

Este gabinete de expertos, conformado por pedagogos, formadores y técnicos especializados en preparación de oposiciones, llama la atención en su decálogo sobre la importancia de la inteligencia emocional a la hora de enfrentarse a una prueba de estas características, especialmente cuando, como ahora, la inestabilidad de la crisis convierte el empleo público en una opción muy deseada.

Según se indica en un comunicado, ser equilibrados, fijarse claramente los objetivos y ser muy conscientes de que, a pesar del interés, hay una gran proporción de solicitantes que no cuentan con la preparación adecuada son algunas de las consideraciones de este decálogo.

Así, según los expertos, el primer paso es meditar muy fríamente la decisión de presentarse a unas oposiciones. Es una decisión nada baladí, que compromete al opositor durante un largo periodo de tiempo, y para lo que hay que estar muy preparado psicológicamente.

Además, hay que tener información precisa de la convocatoria. No basta con registrarse para participar en las pruebas: es necesario adquirir una información completa y precisa de las características de la oposición, resolviendo todas las dudas con carácter previo al inicio de la preparación, de manera que la organización del trabajo resulte lo más adecuada y eficaz en relación con la convocatoria.

Los expertos señalan también que hay que planificar los tiempos de estudio. Es lo que llamamos diseñar un buen timming: diseño de un cronograma de preparación equilibrado y realista, que constituya la “hoja de ruta” durante el periodo de preparación.

Del mismo modo, en esa planificación que el opositor debe diseñar, es indispensable plantear objetivos. Marcando estos objetivos, algunos a corto y otros a largo plazo, se fijarán hitos en el horizonte. Y alcanzando esos hitos, se logrará premiar la propia conducta a través de metas sucesivas que harán el camino más estimulante.

También hay que mantenerse motivados. Es difícil de lograr, sobre todo cuando normalmente el opositor se enfrenta a largos periodos de tiempo en los que la máxima principal es el estudio. La motivación se refuerza a medida que se va “escalando” y comprobando que la base de la montaña queda lejos y la cima cada vez más cerca. La oposición debe considerarse como la jornada laboral del mejor trabajo del mundo, al que no se puede faltar ni un solo día.

Un enemigo para la motivación es comprobar el elevado volumen de concurrencia a unas oposiciones. Los expertos tranquilizan echando mano de estadística: sólo el 50 por ciento de los aspirantes a una oposición se presenta al examen, y de ellos, solo la mitad se ha preparado lo suficiente para aprobar. Hay que fijarse en la cabeza que uno no se presenta para aprobar, sino para lograr la mejor nota.

La concentración, señalan también estos expertos, es algo que tiene mucho que ver con la inteligencia emocional. Para estar concentrados durante el periodo de preparación de unas oposiciones, hay que despejar el horizonte personal de otras preocupaciones y prioridades. Siempre hay problemas, pero durante la fase de estudio sólo debe primar, por encima del resto, una (pre)ocupación: la de prepararse.

El espacio de estudio durante el periodo de preparación ha de ser para el opositor una catedral. Es el espacio “sagrado” del opositor, el lugar donde más cómodo ha de sentirse. Los expertos tienen claras cuáles son las condiciones del lugar de trabajo: limpieza, orden, confort, luminosidad y silencio.

Igualmente, si alguien aspira a sacar una plaza, lo primero que debe tener es confianza en sus posibilidades. Encarar de otro modo el reto significa que no se está del todo seguro. Probar por probar puede ser una actitud, pero según los expertos suele conducir, en una alta proporción, al fracaso. “Voy a conseguir mi plaza” es el mantra que debe regir la conciencia del opositor.

DEJAR ESPACIO PARA EL OCIO Y TENER BUEN MATERIAL DE PREPARACION

Apuestan también por relacionarse con el entorno y dejar espacio para el ocio. Aunque la oposición es el elemento que rige la vida cotidiana del estudiante, hay que huir, matizan los expertos, de la imagen del opositor como un bicho raro que nunca sale de casa y pierde la relación con su entorno. La interacción es saludable, así como el necesario tiempo de ocio, que, aunque más breve, debe ser aprovechado con intensidad.

Una de las claves para preparar la oposición es el material de estudio. Existen manuales en el mercado que integran todo el temario, y en algunos casos, como los manuales de editorial MAD, incorporan actualizaciones de temario de última hora a través de acceso restringido vía Internet. A la hora de escoger el material, hay que asesorarse y decantarse por la que se considera la mejor opción.

La convocatoria de plazas para distintos puestos del Servicio Andaluz de Salud fue anunciada el pasado día 14 de abril por la Junta de Andalucía, siendo, con 3.282 plazas, la mayor convocatoria de empleo público promovida por una comunidad desde el inicio de la crisis. El plazo de presentación de solicitudes se abrió el pasado 21 de abril, y se cierra el próximo martes 20 de mayo.

El decálogo de consejos para preparación de oposiciones ha sido elaborado por un grupo de expertos vinculados a Editorial MAD, empresa de referencia a nivel nacional en servicios para preparación de oposiciones desde hace más de 30 años.


Edictos en El Correo de Andalucía