sábado, 16 noviembre 2019
11:33
, última actualización

La Policía custodia el cementerio donde será enterrado Franco

Los agentes sólo permiten el acceso, acreditado, a familiares de los difuntos y empleados de este cementerio municipal

18 oct 2019 / 13:20 h - Actualizado: 18 oct 2019 / 13:24 h.
  • La Policía custodia el cementerio donde será enterrado Franco

Un operativo de la Policía Nacional custodia la entrada y el interior del cementerio de Mingorrubio, en el madrileño barrio de El Pardo, donde la próxima semana serán trasladados los restos del dictador Francisco Franco desde el Valle de los Caídos. Los agentes sólo permiten el acceso, acreditado, a familiares de los difuntos y empleados de este cementerio municipal.

Según fuentes policiales consultadas por Europa Press, el operativo se inició después de que el Tribunal Supremo levantara, el pasado 10 de octubre, la suspensión cautelar que mantenía sobre la exhumación de Franco aprobada por el Gobierno. Desde entonces, la entrada al cementerio, que gestiona el Ayuntamiento de Madrid, está restringida por motivos de seguridad.

Varios agentes y furgonetas de la Policía Nacional vigilan el acceso al camposanto, situado en los confines de Madrid, al noroeste de la ciudad, a dos kilómetros del Palacio de El Pardo que fue la residencia oficial de Francisco Franco. En el interior del cementerio también hay agentes desplegados, y en las alcantarillas próximas se ven precintos de la Unidad de Subsuelo de la Policía Nacional.

A pesar del dispositivo, el cementerio mantiene su actividad. Este viernes se ha celebrado un funeral, y los familiares han podido entrar con autorización policial. En Migorrubio reposan algunos de los más destacados dirigentes del franquismo, como Luis Carrero Blanco o Carlos Arias Navarro, pero también ciudadanos sin vínculo con la dictadura.

El cementerio de Mingorrubio se construyó en 1969, próximo a una colonia con el mismo nombre levantada para miembros de la escolta de Franco. Uno de aquellos guardias fue Julio, un anciano que este viernes paseaba por los tranquilos alrededores, y al que el traslado de los restos de Franco, al que conoció en vida, no le producen ninguna emoción.

En su opinión, la previsible inhumación del dictador en Migorrubio que se producirá la próxima semana no alterará la tranquilidad del barrio, rodeado por el río Manzanares y los bosques del monte de El Pardo. "Sólo va a alterar a esos de allí", exclama levantando la garrota y señalando el negocio hostelero situado frente al cementerio.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016