La reaparición del emérito divide aún más a la clase política sobre su figura

21 may 2022 / 05:26 h - Actualizado: 21 may 2022 / 05:26 h.
"Podemos","Historia","Investigación","Vox","Twitter","Historia","Críticas","Transportes","Política","Juego"
  • La reaparición del emérito divide aún más a la clase política sobre su figura

La reaparición del rey emérito en el Real Club Náutico de Sanxenxo (Pontevedra), en la que ha sido su primera parada en España tras 21 meses sin pisar suelo español, ha provocado este viernes una catarata de reacciones políticas entre los que apoyan y los que no su regreso.

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha evitado hablar sobre su vuelta, pero sí ha querido dejar claro, una vez más, que el Gobierno es respetuoso con sus decisiones personales, mientras que las ministras de Justicia y Transportes han opinado que debería dar explicaciones de todo lo ocurrido.

Una de las más críticas con don Juan Carlos en esta segunda jornada ha sido la ex vicepresidenta primera del Gobierno Carmen Calvo, quien ha tirado de la ironía para referirse a este asunto: «Hoy suben las temperaturas en todo el país, gran bochorno en Sanxenxo».

En apoyo al rey emérito han salido el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, para recordar que su figura fue crucial en la historia de España y destacar el apoyo popular que suscita, mientras que a otros les abuchean.

También el presidente de Castilla y León, el socialista Emiliano García-Page, ha pedido que se evite el «ensañamiento» con don Juan Carlos tras subrayar que no va «a seguir el juego de los que aprovechan esto para atacar a la institución».

Estas son algunas de las reacciones sobre la presencia del rey emérito en Sanxenxo:

- Isabel Rodríguez, ministra portavoz: «El Gobierno es absolutamente respetuoso con las decisiones del rey emérito, que las enmarcamos en el ámbito personal».

- Pilar Llop, ministra de Justicia: «A la ciudadanía le gustaría recibir explicaciones de todo lo que ha pasado».

- Raquel Sánchez, ministra de Transportes, ha dicho que tener conocimiento de los hechos por los que fue investigado «contribuiría a dar esa imagen de transparencia» que está impulsando el rey Felipe VI.

- Alberto Garzón, ministro de Consumo: «Ha malogrado todo lo que ha podido hacer en un momento de su vida, sirviéndose de las instituciones del España para ser un delincuente (...) Al menos podría mostrar un poco de empatía o un poco de decencia pidiendo perdón como hizo en otros casos anteriores».

- Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox en el Congreso, ha defendido la libertad del rey emérito para estar en España y ha destacado el apoyo popular que suscita ya que le aplauden por donde pasa, mientras que al presidente del Gobierno y los líderes de Podemos les abuchean.

- Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León: «Cualquiera que analice la historia de nuestro país comprobará que el rey emérito fue crucial para que exista la Constitución y la democracia. Los nacionalistas y los independentistas también tienen que cumplir la Constitución, también los separatistas».

- Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, ha pedido que se evite el «ensañamiento» con el rey emérito, antes de subrayar que no va «a seguir el juego de los que aprovechan esto para atacar a la institución».

- Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha deseado «lo mejor» al rey emérito y, al ser preguntada por su vuelta a España, ha apuntado: «Son tiempos de Felipe VI».

- Carmen Calvo, ex vicepresidenta primera del Gobierno, ha tirado de la ironía al escribir en Twitter: «Hoy suben las temperaturas en todo el país, gran bochorno en Sanxenxo».

- Pablo Echenique, portavoz de Podemos en el Congreso: «Supongo que toda esa gente que hoy está indignada porque Juan Carlos haya venido a restregarnos su impunidad por la cara sin ningún tipo de decencia ni pudor luego no votará a partidos que blanquean a la monarquía y tumban las comisiones de investigación en el Congreso, ¿no?».

- Joan Baldoví, diputado de Compromís: «Gracias, Juan Carlos. Nunca un rey -emérito- hizo tanto para desacreditar la monarquía»

- Oriol Junqueras, presidente de ERC: «El Estado español permite que un rey corrupto entre y salga con total impunidad. Mientras tanto, cualquier que cuestione su régimen es señalado, perseguido, enchironado o forzado al exilio. Es una vergüenza democrática. Por eso somos, y hemos sido siempre, republicanos».

El BNG, por su parte, ha registrado una solicitud de comparecencia de los ministros del Interior y de Presidencia para que aclaren algunos aspectos de la vuelta de don Juan Carlos, en concreto si la consideran adecuada a pesar de no haber dado explicaciones y sobre el dinero que cuesta su estancia al erario público.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla