viernes, 20 septiembre 2019
21:08
, última actualización

Los nuevos ministros se retratan en sus tuits

La verborrea de Màxim Huerta ha dado que hablar desde su designación

07 jun 2018 / 22:07 h - Actualizado: 07 jun 2018 / 23:52 h.
  • El rey Felipe VI posa con el nuevo presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y con todo el Gobierno socialista. / Javier Lizón (Efe)
    El rey Felipe VI posa con el nuevo presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y con todo el Gobierno socialista. / Javier Lizón (Efe)

Escudriñar los perfiles que los nuevos ministros tienen en las redes sociales para encontrar citas, reseñas u opiniones se ha convertido durante los últimos días en un ejercicio periodístico casi obligado.

Conocer un nombre, al titular de una cartera, y acto seguido acudir a las redes sociales, para descubrir sus primeras reacciones, como la del periodista y escritor Màxim Huerta, nuevo ministro de Cultura, quien se apresuró a transmitir a sus 350.000 seguidores en esta red un mensaje: «La cultura nos hace más libres. Y más felices. Hoy me acuerdo de ti, maestra» (con una fotografía junto a Ana María Matute).

Pasión por la cultura, por los libros, pero también rechazo a los toros y poco interés por el deporte son algunos de los aspectos de su personalidad que se pueden deducir leyendo sus tuits, aunque él mismo ha advertido que no tiene problema en que se revisen sus mensajes, pero teniendo en cuenta que su responsabilidad política empieza ahora.

Delatan esas redes cuáles son los gustos, las sensibilidades, las inquietudes o las fobias de cualquiera, y también las de los integrantes del Gobierno formado por el socialista Pedro Sánchez, que ha fijado en su perfil en Twitter un contundente mensaje.

Desde el día 1 su perfil en esta red social –seguido por más de 800.000 personas– se abre con el mensaje: «La democracia en España abre una nueva página. Una etapa para recuperar la dignidad de las instituciones. Desde la responsabilidad, el diálogo y el consenso, es el momento de trabajar por la igualdad, de construir un país que no deje a nadie en el camino».

Uno de los más populares en las redes (unos 450.000 seguidores, que crecen a un ritmo frenético desde que se supo que iba a ser ministro) es Pedro Duque. Acostumbrado a retuitear numerosas noticias de ciencia y de actualidad espacial, Duque ha dejado durante los últimos días también constancia de su animadversión hacia las pseudociencias: «El reiki es lo que mi abuela llamaba cura sana culito de rana. A los niños con pupitas los consuela mucho». Entre las dianas más recurrentes de Duque destaca la homeopatía.

Menos popular (unos 10.000 seguidores ayer) pero muy activa en Twitter (15.300 mensajes) es la nueva titular de Transición Ecológica, Teresa Ribera, cuyo historial delata su ocupación y preocupación por el cambio climático.

Mucho menos activos en Twitter son el resto de los nuevos miembros del Gobierno, aunque entre ellos destacan los casi 24.000 tuits de Carmen Montón y 22.000 seguidores.

Curioso es el caso de Dolores Delgado, nueva ministra de Justicia, cuyo perfil en Twitter apenas tiene 3.145 seguidores, de lo que se aprovechó ayer un periodista italiano para abrir una cuenta falsa con la que engañó durante horas a no pocos colegas.

Solo el nuevo ministro de exteriores, José Borrell está ausente de Twitter, aunque la nueva ministra de Educación, Formación Profesional y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, no tuitea desde noviembre del año pasado.

En esa misma fecha llegó a la red social del pajarito azul Carmen Calvo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016