martes, 26 octubre 2021
07:10
, última actualización

Un diputado de Vox llama ‘bruja’ a una diputada del PSOE y es expulsado del Congreso

Gómez de Celis expulsó a José María Sánchez García y este posteriormente retiró el insulto

21 sep 2021 / 16:51 h - Actualizado: 21 sep 2021 / 17:30 h.
$hmKeywords_Schema
  • El diputado de Vox José María Sánchez García. / EFE
    El diputado de Vox José María Sánchez García. / EFE

El Congreso ha suspendido durante 10 minutos el Pleno de este martes ante la negativa del diputado de Vox José María Sánchez García a abandonar el hemiciclo tras ser expulsado por el vicepresidente primero de la Cámara, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que en ese momento presidía la sesión.

Durante el debate del primer punto de la jornada, una proposición de ley del PSOE para penalizar el acoso ante las clínicas abortivas, el diputado de Vox ha proferido, según Rodríguez Gómez de Celis, un insulto a la diputada socialista Laura Berja, que en ese momento intervenía en la tribuna.

Tras pedirle que retirara el insulto, el vicepresidente primero del Congreso ha llamado al orden en dos ocasiones a Sánchez García y a la tercera, al no hacerle caso, ha decidido expulsarle.

Inicialmente, el diputado de Vox ha hecho el amago de irse pero le han frenado sus compañeros de bancada, por lo que ha decidido finalmente no acatar la orden y quedarse dentro del Salón de Plenos. Ante esta posición, Gómez de Celis ha decidido suspender la sesión durante diez minutos.

En ese intervalo, el vicepresidente primero del Congreso se ha dirigido a hablar con el diputado de Vox, sentado ya al lado de la dirección del grupo.

Al reanudarse el Pleno, Gómez de Celis ha pedido de nuevo al diputado de Vox que retirara "el calificativo de bruja" a la representante del PSOE si no quería irse del hemiciclo, y finalmente ha accedido. "Retiro que la he llamado bruja", ha contestado Sánchez García.

Revuelo en el Congreso

Este episodio ha llevado posteriormente al secretario cuarto del Congreso y diputado de Vox, Ignacio Gil Lázaro, a denunciar, en declaraciones a la prensa, la actuación de la Presidencia de la Cámara, que ha tachado de «arbitraria, sectaria y contraria al Reglamento».

Según ha explicado, ante la negativa de su compañero a retirar la expresión contra la diputada socialista, el vicepresidente primero debía haber hecho uso de sus facultades y ordenar directamente la retirada del Diario de Sesiones, «y no imputarle una supuesta alteración de la sesión para echarlo después del hemiciclo».

«En la aplicación de la ley no tiene que haber sectarismo»

De «injusta e ilegal» ha calificado la decisión de Gómez de Celis su compañera y secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, porque, según ha indicado, la Presidencia debía haber advertido a su compañero de las consecuencias que traería consigo una tercera llamada al orden.

Así se lo ha trasladado a Gómez de Celis en el receso que éste ha decidido, durante el que Vox se ha quejado de su actuación y le ha pedido que aplicase «debidamente» el Reglamento. «En la aplicación de la ley no tiene que haber sectarismo», ha dicho Olona.

Tanto a Gil Lázaro como a Olona se les ha preguntado si les parecía bien el insulto proferido por su diputado. Olona, visiblemente enfadada, ha respondido preguntando por qué no se le hizo esa pregunta cuando una diputada de Esquerra Republicana le llamó recientemente «fascista» en el Pleno de la Cámara.

«A mi me parece tan mal que se utilice esa palabra --bruja-- como las que emplean contra Vox y ante las que quienes presidente la sesión no tiene a bien corregir», ha contestado, por su parte, Gil Lázaro.

También han reaccionado a la decisión del diputado de Vox de no abandonar el hemiciclo el portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, en este caso para advertirle de que tuviera «cuidado». No vayan a llamar a sus amigos nazis para desocuparlo», ha dicho. «He visto a borrachos con más dignidad», ha comentado, por su parte, el portavoz adjunto de Bildu, Oskar Matute.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla