jueves, 17 octubre 2019
08:26
, última actualización

Un familiar de la víctima de 'La Manada de Manresa' intenta agredir a un acusado

El juicio empezó con la declaración de los siete acusados, que negaron su implicación en los hechos: a seis de ellos la Fiscalía pide condenarlos por delito de abuso sexual

04 jul 2019 / 13:35 h - Actualizado: 04 jul 2019 / 13:39 h.
  • Los Mossos d’Esquadra han intervenido para contener a un tío de la víctima de la violación múltiple de Manresa que intentaba abalanzarse sobre los siete acusados. / EFE
    Los Mossos d’Esquadra han intervenido para contener a un tío de la víctima de la violación múltiple de Manresa que intentaba abalanzarse sobre los siete acusados. / EFE

Un familiar de la víctima de una agresión sexual múltiple en 2016 en Manresa (Barcelona), cuyo caso se está juzgando en la Audiencia de Barcelona, ha intentado agredir este miércoles a uno de los acusados a las puertas del tribunal, aunque ha sido retenido por los Mossos d'Esquadra.

Este miércoles estaba prevista la declaración de la víctima, que tenía 14 años cuando sucedieron los hechos, pero la sesión se ha suspendido por una cuestión familiar de un abogado de la causa, y se ha fijado el próximo lunes para que declaren la afectada y varios testigos, han indicado fuentes judiciales a Europa Press.

El juicio empezó este martes con la declaración de los siete acusados, que negaron su implicación en los hechos: a seis de ellos la Fiscalía pide condenarlos por delito de abuso sexual --y no de agresión sexual ya que no se observa uso de violencia-- y la acusación particular por agresión sexual, mientras que el séptimo está acusado por presunta omisión de socorro.

El fiscal pedía en su escrito de acusación, recogido por Europa Press, penas que van desde los diez años de prisión hasta los 19 años y seis meses para los seis acusados, y para el séptimo, que solo está acusado de un delito de omisión de socorro, una multa de 4.320 euros.

Los hechos ocurrieron la noche del 29 de octubre de 2016 en una fiesta en una fábrica abandonada en el Camí Torre d'en Viñas de Manresa, a la que acudieron los acusados y en la que había unas 20 personas, en su mayoría menores, según el relato del escrito de acusación de la Fiscalía.

Ya de madrugada del día siguiente, el acusado Bryan Andrés M.C. se llevó a la víctima a una caseta abandonada en la zona "siendo plenamente consciente del estado de embriaguez en que se hallaba y con la intención de satisfacer sus deseos sexuales" y la penetró vaginalmente.

"TE TOCA A TI"

Al cabo de un rato, se dirigió a la otra caseta en la que se hallaban el resto de los procesados y le dijo al procesado Walter Diego C.: "Va, te toca a ti, 15 minutos cada uno y no tardes".

Así, los seis acusados la penetraron "por turnos", según la Fiscalía, mientras que el séptimo implicado se quedó mirando mientras se masturbaba.

Después, el procesado Marco Antonio R.T., exhibiendo una pistola de fogueo ante todos los asistentes en la fiesta, hizo le gesto de cargarla y amedrentó a los menores afirmado: "Si alguien de los que estáis aquí decís algo de lo que aquí pasa, tendréis problemas con vuestra familia", y posteriormente otro de los implicados, Bryan Andrés M.C. también amenazó a algunos testigos en el procedimiento.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016