jueves, 16 septiembre 2021
13:47
, última actualización
Alimentación

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían

Porque al final de una jornada, un vaso o cuenco de gazpacho bien frío nos arregla el día a cualquiera

08 jun 2021 / 21:22 h - Actualizado: 08 jun 2021 / 21:36 h.
"Alimentación","Aceite de oliva","Mercadona","Verano","Carrefour"
  • Una imagen del gazpacho tradicional.
    Una imagen del gazpacho tradicional.

El verano ya está a la vuelta de la esquina y con él, nuestro aliado gastronómico por excelencia en los días de calor: el gazpacho. Porque al final de una dura jornada, un vaso o cuenco de gazpacho bien frío nos arregla el día a cualquiera. Una de las soluciones más saludables y refrescantes para combatir el calor y sin dejar de lado la nutrición. Está claro, en verano los refrescos tienen la batalla perdida ante este manjar mediterráneo que la tierra nos regala para gozar y disfrutar a la mesa.

Y cada año la oferta en nuestros puntos de compra de compra habituales se amplia, y además se mejora. Y los tenemos todos: de todos los precios, con más o menos sabor a gazpacho, con fomatos mini o familiares ¡O incluso ecológicos y sostenibles! Gazpacho Don Simón, Alvalle, los clásicos de Mercadona o Carrefour, el que nos vende la famosa que sale en la tele... una lista interminable de posibilidades a la que este verano se suma el gazpacho y salmorejo de aliño premium tres estrellas de Santa Teresa Gourmet para terminar de hacer aun más difícil la ya ardua tarea de elegir nuestra opción favorita del lineal.

Pero como sabemos que nunca te conformas con las soluciones al alcance de la mayoría de los mortales y eres una mente inquieta en busca de nuevas posibilidades a la que le encanta explorar nuevos terrenos, te traemos 10 opciones para que el gazpacho de siempre escape de la rutina en tu cocina y cobre una nueva vida en tu mesa:

1. Polos de gazpacho: Sí, como lo lees. Un rico polo bien frío que hará las delicias de tu paladar. Sólo necesitas un molde de silicona, tu gazpacho o salmorejo preferido, los ingredientes extra que te apetezcan y un poquito de paciencia para esperar hasta que se congele. El gazpacho, además de tener una textura perfecta para congelar, contiene un alto contenido en vitaminas C y E, fibra y carotenos, que ayudan a potenciar nuestras defensas y evitar el envejecimiento celular y de la piel. Además, marida perfectamente con otros ingredientes como yogur natural, frutos rojos, melón, cerezas o sandía. Solo hay que congelarlo durante al menos una hora ¡y a disfrutar!

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían


2. Gazpacho con chía. La chía es uno de los ingredientes healthy con más pegada últimamente, ¿por qué? Porque además de ser ricas en antioxidantes y un gran aporte de proteínas y nutrientes para los huesos, tienen la particularidad de que puedes añadirla a prácticamente cualquier líquido y al dejarlo reposar unas ocho horas, tendrás un riquísimo y cremoso pudding. Añade dos cucharaditas de semillas de chía a tu gazpacho o salmorejo, mézclalo bien todo, tapa y deja reposar las semillas durante al menos una noche en el frigorífico. Para una mejor textura y evitar grumos, remueve cinco minutos después de hacer la mezcla inicial. ¡Delicioso!

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían


3. Aliño vinagreta de gazpacho. En verano, las ensaladas son una opción rápida y fresca de tomar verduras y montar un plato saludable y rico en pocos minutos. Ya sea de pasta, arroz, legumbres o simplemente de vegetales, el aliño es lo que lo cambia todo y puede convertir una receta aburrida en un verdadero deleite para el paladar. Si añades unos 100 cls. de tu gazpacho o salmorejo preferido a tu aliño habitual de aceite y vinagre y notarás la diferencia de sabor al instante. Además, si utilizas los nuevos Salmorejo o gazpacho fresco aliño premium de Santa Teresa Gourmet, estarás asegurándote de que tu ensalada cuente con ingredientes de lujo como AOVE de extracción en frío, flor de sal sin tratamiento químico y vinagre de Jerez reserva auditada DO. Si eres de los que creen que no les gustan las ensaladas, tienes que probar esta combinación.

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían


4. Guacamole o hummus con gazpacho. A todos nos encanta dipear en hummus o guacamole, los reyes del picoteo por excelencia. Además, son opciones muy socorridas para veganos y vegetarianos. Añade a tu receta preferida un poco de gazpacho o de salmorejo y además de potenciar su sabor natural, el resultado, la textura y el color no dejarán indiferente a nadie. Para mojar, en lugar de los tradicionales nachos o patatas, siempre puedes ofrecer unas saludables crudités de zanahoria, pepino o apio y así mantener el picoteo lo más sano posible.

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían


5. Bloody Mary con gazpacho. Lo sabemos, se te hace la boca agua con el Bloody Mary, el cóctel salado por excelencia y con cero azúcar. Pues bien, esta receta con nombre de reina inglesa se puede adaptar a la española muy fácilmente y sin cambiar un ápice de su rico sabor. ¿Cómo? Sustituyendo el zumo de tomate por unos 800 mls. gazpacho a la mezcla habitual de vodka, salsa Perrins, zumo de limón, tabasco, sal y pimienta. No te olvides de servirlo muy frío, con hielo picado y una ramita de apio, por fin un refrigerio que no destruirá tu dieta, ¡casi nada!

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían


6. Gazpacho de frutos rojos (Gazpacho rosa). Todos hemos probado o escuchado hablar sobre las múltiples combinaciones del gazpacho con frutas y verduras pero nuestra favorita por textura, color, sabor y propiedades es el gazpacho de frutos rojos. Coge tu gazpacho o salmorejo, añade frutos rojos (fresas, cerezas, arándanos, frambuesas, moras, etc) crudos o congelados y bátelo todo. Verás que el resultado tiene un tono rosa o morado de lo más llamativo. Si no te gusta encontrarte con posibles restos de semillas o piel, pásalo por el chino para un resultado más líquido. Si en cambio te gustan las texturas potentes, echa los frutos rojos congelados y conseguirás una textura de sorbete realmente deliciosa.

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían


7. Batido de proteínas con gazpacho. Si estás familiarizado con la toma de proteína en polvo, sabrás que normalmente suelen llevar saborizantes, espesantes, edulcorantes y otros aditivos para conseguir ese sabor dulzón tan habitual y que muchos queremos mantener bien lejos de nuestro organismo. Pues tenemos la solución, ¿qué tal un batido de proteínas salado, rico y tan efectivo como ningún otro? Necesitarás tu polvo proteico preferido, ya sea de origen animal o bien fórmulas vegetales como las proteínas de guisante o alubia. Mézclalo bien con tu gazpacho o salmorejo con ayuda de la batidora y ya estarás listo para arrasar en el gimnasio con el mejor sabor.

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían


8. Gazpacho oriental. Si eres un amante de los sabores orientales y de las especias, esta receta es para ti. Mezcla tu gazpacho o salmorejo con un poco de salsa de soja o aceite de sésamo, añade especias como tajín, pimentón picante, curry (garam masala), cilantro o Pimienta de Sichuán, macis, Canela de Ceylán, Ras El Hanout o incluso wasabi. El único límite es tu imaginación. Y tu tolerancia al picante, claro.

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían


9. Pudding salado de gazpacho. Las recetas de puddings de aprovechamiento se basan en utilizar sobras o alimentos que estén a punto de ponerse malos o pasarse de fecha para confeccionar un plato distinto. Y no tiene por qué ser necesariamente dulce. Puedes utilizar prácticamente cualquier ingrediente que necesites “aprovechar” o incluso pan que ya esté duro y no quieras tirar. Desmenuza el pan en trozos pequeños y mezcla con gazpacho o salmorejo tus ingredientes favoritos (huevos, nata...) hasta que empape. Hornea a 180ºC durante 40 minutos y voilà! Ya sólo tienes que dejar que se enfríe y servir en rebanadas.

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían


10. Palomitas de gazpacho. ¿Palomitas de sabores? Nos encantan. Y no sólo los típicos, como las de caramelo o chocolate. Las palomitas con sabores salados son una combinación ganadora y mucho más sana. Deposita tu gazpacho en un pulverizador y rocía las palomitas con ello. Deja reposar, añade sal y pimienta al gusto por encima y mezcla bien. Puedes añadirle pimentón, cayena, tajín en polvo, orégano, pimienta rosa, queso rallado o en polvo (echar por encima y derretir en sartén o microondas), pesto, curry y prácticamente cualquier especia que se te antoje. Eso sí, ten en cuenta que algunas veces tendrás que saltearlas con mantequilla o un poquito de aceite de oliva en la sartén para evitar que los ingredientes se queden pegados... ¡Y a disfrutar de la peli!

10 variantes del gazpacho que no sabías ni que existían

Estas son nuestras 10 propuestas para que este verano no te canses ni de comer ni de sorprender con recetas creativas de gazpacho o salmorejo. La parte más difícil es decidirte por una y ponerte manos a la obra. Comer saludable, rico, sostenible ¡y diferente! es posible. Atrévete, prueba y luego... Cuéntanos qué tal.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla