Aprobar selectividad ‘A Toda Leche’

Rubén González, conocido como Lechero Fett, sube vídeos a Youtube de temática histórica que sirven para superar la prueba de acceso a la Universidad

Juanmi Vega @Juanmivegar /
09 jul 2020 / 05:00 h - Actualizado: 09 jul 2020 / 05:00 h.
"Youtube","Youtubers","Selectividad"
  • Rubén González Llanos (Lechero Fett) / @LecheroFett
    Rubén González Llanos (Lechero Fett) / @LecheroFett

Ahora está instaurado el uso del ordenador para estudiar, pero no hace mucho tiempo, cuando una madre o un padre entraba en el cuarto del hijo para ver cómo iba con la asignatura y lo pillaba con el ordenador, el progenitor instaba a dejar la computadora y a ponerse a hincar codos de verdad. La llegada de la Encarta fue el punto de inflexión. Con Youtube podemos ver un tema íntegro de selectividad a golpe de ‘play’.

Rubén González (Burgos, 25 de abril de 1987) es youtuber, pero no piensen que es de esos que se dedican a subir vídeos de ellos mismos jugando al videojuego de moda. No, Lechero Fett se dedica a enseñar ‘A Toda Leche’.

Como todas las grandes historias, la casualidad hizo acto de presencia.

«Viendo que nadie conocía la figura de Blas de Lezo hice un vídeo resumen de su vida. Parece que gustó y de ahí fui explicando, poco a poco, temas que a todo el mundo le sonaban, pero que en el fondo no lo conocían, ya que en la escuela hay un porrón de temas y épocas que se pasan por encima y nunca más se vuelven a ver».

El boom de Blas de Lezo no lo puso de moda Vox hace un año. En 2014, internet ya hablaba de este militar español. En páginas webs de temática diversa, como Forocoches, se hablaba de Lezo día sí y día también. Se decía que, si fuese americano, ya tendría siete películas en Hollywood y varias series desarrollando su vida.

Mucha gente joven conoce la vida de Blas de Lezo gracias a Rubén González. «Cuando en mi grupo de colegas de la universidad descubrimos su vida tan variopinta, ¡rápidamente se hizo una especie de meme! Y te estoy hablando de hace más de 12 años. Luego ya con Forocoches, TVE, libros y demás, parece que se ha hecho trending topic. Pero bueno, supongo que cuando me muera, le conoceré y veré si le ha hecho gracia, o no, la mini fama que le dimos».

Gracias a ese vídeo, todo comenzó. «El canal en aquel momento apenas tenía suscriptores, así que pasar de 500 a 1.000 tampoco era un gran cambio. Y vídeos virales, desgraciadamente, no tenemos. Por lo que supongo que poquito a poquito, video a video, metiéndole horas todos los días, intentando subir buen contenido con la mayor cadencia que nos permitiese el cuerpo, ha sido la clave para colocarnos con 222.000 suscriptores. Si logras colocar tu contenido en tendencias o te nombra alguno de los grandes, en vez de tardar 8 años en alcanzar esta cifra, lo haces en una semana. Nosotros no tuvimos esa suerte» explica González.

A pesar de contar con casi un cuarto de millón de seguidores, Lechero Fett explica que no puede vivir de Youtube. «De Youtube no, gracias a Youtube sí. Para que te hagas una idea, Youtube nos paga unos 300- 400€. Debido a ello nos hemos tenido que abrir una cuenta en Patreon, en donde la gente que quiera nos hace pequeñas donaciones y que así podamos sobrevivir. La verdad es que el mundo de los creadores de contenido se asemeja mucho al de los futbolistas. Unos viven muy bien y los que estamos en 2ª regional, pues tenemos que hacer mil cosas para poder salir adelante. No creo que nunca me fiche el Madrid o el Barcelona de Youtube, pero la parte positiva es que he estado trabajando tanto para subir de categoría que cuando llega algún nuevo ingreso, en lo único que pienso es en cómo mejorar el contenido y cada vez ir a mejor. En verdad es como una droga. Si vieses cómo es mi cuarto, lleno de pantallas, cámaras y focos... lo malo es que desde que me levanto a las 7 de la mañana hasta que me meto en la cama, muchos días no me levanto del ordenador y creo que muy sano no debe ser. Pero espero que tanto esfuerzo algún día sirva para, por lo menos, tener alguna hora al día de desconexión».

Un esfuerzo que muchas veces no se ve recompensado con las visualizaciones. «La gente no sabe el curro que hay detrás de cada vídeo, eso es verdad, pero no voy a llorar con ese tema. Vivimos en una sociedad donde el trabajo no se valora, sino el dinero que da lo que tu hagas. Si mis vídeos no son atractivos y la gente pasa de ver historia, por mucho trabajo, horas y esfuerzo que haya metido, no voy a conseguir nada. En cambio, si jugando te ven miles de personas en directo, recibes donaciones, tienes público fiel, etc. Es normal que ellos tengan que ganar más Lo mismo seguramente se pregunte un minero cuando se compara con un trabajador de oficina.

Yo me lo tomo con otra filosofía, al fin y al cabo, en el canal de A Toda Leche estamos creando contenido que no caduca. La IIGM será igual dentro de 50 años y se podrán seguir viendo esos videos, al fin y al cabo, estoy aportando algo a la sociedad, mi granito de arena. Esto no quita que los streamers no hagan lo suyo, que entretener es algo muy difícil a día de hoy. Son la TV y el cine de muchos jóvenes, solo que los formatos y los tiempos están cambiando. De todas maneras, sus vídeos jugando al Fortnite dentro de 5 años, supongo que caerán en el olvido, mientras que los culturales seguirán ahí en la plataforma, esperando la llegada de algún visitante con ganas de saciar su curiosidad».

Ahora que estamos en plena selectividad, los vídeos recopilatorios de los temarios que tiene Rubén González en su canal están siendo de los más visualizados. “El vídeo que más se ve es la recopilación con todos los temas de selectividad, unas 4 horas de resumen del temario. Y luego ya van los temas sueltos. La crisis del Antiguo Régimen (1803-1833) y la Construcción del Estado Liberal (1833-1868) son los que más se les atragantan a los estudiantes. También está el vídeo resumiendo los temas de literatura, pero como este país es un despiporre, cada Comunidad Autónoma tiene sus propios autores y el temario muchas veces no es el mismo para estudiantes que viven separados por una línea imaginaria creada en un despacho».

El aprendizaje también está evolucionando constantemente y ahora se puede aprender a golpe de clic.

¿Cuánta gente cree que ha aprobado gracias a vuestros vídeos?

Creo que mucha, pero la frase correcta sería: han aprobado con nosotros. Al fin y al cabo, nosotros sólo somos un complemento en los estudios, un recurso para ayudar a los estudiantes. A mi mientras no venga nadie y me diga: “¡He suspendido por vuestra culpa!” A mí me vale. (jajaja).

Si fuese profesor de historia en un instituto, ¿enseñaría la materia con sus vídeos?

¡Está claro! Con mis videos y con los de otro porrón de divulgadores que hay en la plataforma que son mil veces más buenos que yo. Creo que habría que buscar un equilibrio, pero las nuevas tecnologías están ahí para ser aprovechadas. El problema es el sistema educativo que es un desastre y de todo menos útil. Pero vamos, o me hago político o no creo que ninguno de los que estén arriba se digne a trabajar si quiera un poco por mejorarlo.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla