¿Cómo se conservan mejor las frutas y verduras?

Desde Realfooding afirman que para que los vegetales conserven “sus propiedades en cuanto a aroma, sabor o textura, debes asegurarte de almacenarlas correctamente”.

11 ene 2022 / 08:15 h - Actualizado: 11 ene 2022 / 08:16 h.
"Consumo","Granada"
  • ¿Cómo se conservan mejor las frutas y verduras?

A la hora de comprar frutas y verduras no solo debemos fijarnos en su lugar de procedencia o si se trata de un producto de temporada, al llegar a casa también es importante que guardemos bien la compra para que esos alimentos se conserven durante más tiempo y en perfectas condiciones. “Para asegurarnos de que los vegetales conservan sus propiedades en cuanto a aroma, sabor o textura, debes asegurarte de almacenarlas correctamente”, afirma el equipo de Realfooding Market en sus redes sociales.

Para ello existen dos lugares clave: el frigorífico y la despensa. Muchas frutas y verduras permanecen intactas durante más tiempo en el frigorífico, mientras que otras deben conservarse a temperatura ambiente para no perder sabores y texturas.

FRIGORÍFICO

Las frutas que debemos guardar en el frigorífico cuando lleguemos a casa del supermercado son las manzanas, uvas, litchis, higos, albaricoques, fresas o frutos rojos en general y las frutas que estén cortadas o abiertas como la sandía y el melón.

Por su parte, las verduras que deberíamos almacenar en frío serían los espárragos, rábanos, zanahorias, verduras de hoja, cebolletas, puerros, nabos, brócolis, coles, maíz, alcachofas, champiñones, apio, guisantes, endivias y las verduras envasadas o conservas una vez ya estén abiertas.

“En general, almacena las frutas y verduras en las zonas menos frías de la nevera (cajones); aunque sería interesante separar las frutas de las verduras. De esta forma evitarás que frutas entren contacto con verduras al etileno. Este gas acelera la maduración de los vegetales con los que entra en contacto”, admiten. Algunas frutas productoras de etileno son las manzanas, mango, melón dulce, plátano, aguacate, ciruelas, uvas y tomates, mientras que en los alimentos sensibles a este gas podemos encontrar la lechuga, el brócoli, coles, coliflor, calabaza, pepino, espárragos, patatas y zanahorias.

Además, “en el caso de la fruta, puede ser interesante sacarla del frigorífico algo antes de consumirla para maximizar sus propiedades sensoriales tal como el aroma, sabor y textura”, aconsejan desde Realfooding.

DESPENSA

Algunos alimentos es mejor que los conservemos en despensa ya que en frío pueden verse perjudicados sus aromas, sabores o texturas. Es el caso de la piña, plátanos y bananas, cítricos, melón y sandía sin abrir, caqui, mango, papaya y granada.

De igual forma ocurre con las verduras como la patata y batata, calabaza, albahaca, ajo, remolacha, pepino, tomate, cebolla y pimiento. En el caso del aguacate, las ciruelas, el kiwi, las peras y los melocotones, nectarinas y paraguayos, pueden dejarse a temperatura ambiente hasta su momento óptimo de maduración y luego conservarse en el frigorífico hasta su consumo.

“Para las frutas conservadas a temperatura ambiente, puedes dejarlas en un bol (frutero) en un sitio donde preferiblemente no exista una exposición directa a la luz del sol. Tampoco sería recomendable dejarlas en una bolsa completamente cerrada. En caso de que busques acelerar la maduración, puedes juntar frutas algo más maduras y mayores productoras de etileno con frutas menos maduras”, añaden.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla