Coronavirus

Coronavirus, ¿fin de una búsqueda?

El origen del Covid-19 ha sido el «caballo de batalla» en los dos últimos años y foco donde se han centrado muchos especialistas por saber su naturaleza real, si se produjo en un laboratorio o si fue por causas naturales en lo que se denomina como zoonosis -paso de un animal a un humano-.

29 jul 2022 / 07:55 h - Actualizado: 28 jul 2022 / 12:56 h.
"Coronavirus"
  • Coronavirus, ¿fin de una búsqueda?

Esa búsqueda parece que ha llegado a su fin merced al último estudio realizado sobre el coronavirus.

El punto en el que «nació« el coronavirus responsable de la enfermedad del Covid-19 parece encontrarse en el mercado mayorista de marisco de Huanan, en la localidad china de Wuhan, y que fue el centro de las primeras afirmaciones en cuanto a su origen más allá de otras hipótesis de trabajo. Habría sido un coronavirus que pasó de un animal huésped, un murciélago, a un ser humano provocando aquellos primeros y extraños casos de neumonía fatal. Ahora la prestigiosa revista Science indica que el origen del Covid-19 estaría en el mercado y en los animales vivos que se venderían, para consumo, del mismo.

Así el primer estudio lo realizaron los científicos Worobey y Kristian Andersen, en el Instituto de Investigación Scripps de San Diego (Estados Unidos) analizando el patrón geográfico del primer brote en 2019 confirmando que de los 174 casos registrados 155 eran de Wuhan y en núcleos en torno al mercado. “Esto apoya la idea de que el mercado fue el epicentro de la epidemia”, afirma Worobey.

Los primeros pacientes fueron los propios vendedores: “En una ciudad que abarca más de 5.000 kilómetros cuadrados, la zona con mayor probabilidad de contener el hogar de alguien que tuvo uno de los primeros casos de Covid-19 en el mundo era un área de unas pocas calles, con el mercado de Huanan justo dentro de ella”, señala Worobey.

La «diana» estaba en el mercado y el siguiente patrón se dio en núcleo de alta población «esto nos dice que el virus no estaba circulando crípticamente. Realmente se originó en ese mercado y se extendió desde allí”.

Además «ninguno era un caso leve que pudiera haberse identificado llamando a las puertas de las personas que vivían cerca del mercado”, señala Worobey. Eliminaron la posibilidad de que este estudio fuera sesgado y retiraron los casos así como se alejaron en su muestreo del mercado y realizaron nuevas estadísticas dando como resultado que «los restantes vivían más cerca del mercado de lo que cabría esperar si no hubiera una correlación geográfica entre estos primeros casos de Covid y el mercado”.

El estudio también analizó superficies del mercado, suelo, jaulas que tuvieron animales vivos destinados al consumo humano tales como zorros rojos, perros, mapaches o tejones.

Segundo estudio

El segundo recoge el análisis de los datos genómicos del SARS-CoV-2 de los primeros casos de la pandemia siendo dirigido por Jonathan Pekar, Joel Wertheim y Marc Suchar, todos ellos de la Universidad de California, junto con Andersen y Worobey.

En este distinguimos que se dio con dos linajes diferentes que pudieron dar con dos tipos de infección separadas, una en noviembre de 2019 y otra en diciembre del mismo año.

Así los datos de este estudio hablan de la forma en la que se transmitió entre seres humanos así como del virus en sí, del linaje A y del B, el primero en relación directo con parientes virales de los murciélagos y el segundo (B) por zoonosis separada en el mercado de Huanan.

En un futuro pueden darse nuevas pandemias como esta en la que será imprescindible conocer bien a la fauna local, hábitos gastronómicos de la zona, comprender el comercio de animales salvajes y promover acciones que eviten este tipo de contagios.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos