¿Cuál es el papel de los alimentos de origen animal en las dietas saludables y sostenibles?

Una nueva investigación propone cómo garantizar una nutrición adecuada y minimizar las enfermedades crónicas y el impacto ambiental.

24 ene 2023 / 11:06 h - Actualizado: 24 ene 2023 / 11:14 h.
"Investigación","Medicina","Producción","ONG","Sostenibilidad","Seguridad"
  • ¿Cuál es el papel de los alimentos de origen animal en las dietas saludables y sostenibles?

Los alimentos de origen animal (carne, pescado, huevos y productos lácteos) desempeñan un papel importante a nivel mundial para garantizar dietas saludables y sostenibles, según un estudio publicado en el Journal of Nutrition. En particular, muchas personas que sufren de desnutrición en el África subsahariana y el sur de Asia se beneficiarían de un mayor consumo de alimentos de origen animal densos en nutrientes.

No obstante, es esencial que los alimentos de origen animal se produzcan en consonancia con los ecosistemas locales y en la escala adecuada, que variará según el contexto. Asimismo, la investigación sugiere que la carne procesada debe limitarse, y la carne roja y las grasas saturadas deben moderarse para reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles, y que esto también reduzca la huella ambiental de las dietas.

“Los alimentos de origen animal pueden ser dañinos para el medio ambiente, pero también son una parte esencial de la seguridad alimentaria y las dietas nutritivas, por lo que no podemos simplemente descartarlos como insostenibles. Y como hemos demostrado en esta revisión, el ganado se puede producir de manera que contribuya a la sostenibilidad, a través de agroecosistemas circulares y diversos”, explica el autor principal del estudio, el Dr. Ty Beal, asesor de investigación de GAIN.

Producción en base a la necesidad

En la investigación, realizada por académicos de una amplia gama de ONG y universidades, se llevó a cabo una revisión crítica de la evidencia sobre los beneficios y riesgos para la salud y el medio ambiente de los alimentos de origen animal. Los investigadores aprovecharon sus propias dietas personales, desde totalmente basadas en plantas hasta vegetarianas y omnívoras, para realizar un seguimiento riguroso de las mismas y de los datos que estas ofrecían.

“Equilibrar las consideraciones de nutrición y sostenibilidad es complejo porque no existe una mejor manera de producir alimentos de origen animal. Debe basarse en lo que se necesita en un área en particular, en base a una combinación de necesidades nutricionales y ambientales. Instamos a los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil a trabajar con las partes interesadas y los científicos locales para desarrollar políticas, programas e incentivos que fomenten las mejores prácticas para producir la cantidad adecuada de alimentos de origen animal de manera sostenible”, añade la Dra. Anne Mottet, oficial de desarrollo ganadero de la FAO.

Países con más consumo de alimentos de origen animal

Las regiones con el mayor consumo de alimentos de origen animal son Europa Central y Oriental, Asia Central y los países de altos ingresos. En estos contextos, es importante centrarse en reducir el exceso de consumo, tanto para la salud humana como para la sostenibilidad ambiental.

«Mi investigación se centra a nivel nacional en los EE. UU., donde los niveles de consumo de alimentos de origen animal se encuentran entre los más altos del mundo, y donde el énfasis entre mi comunidad de los profesionales de la salud se inclina constantemente hacia la disminución de los niveles de consumo actuales. Sin embargo, trabajar con este extraordinario equipo de colegas con una perspectiva más global me abrió los ojos. Claramente, hay ubicaciones geográficas y ciertas poblaciones que pueden beneficiarse del aumento de los alimentos de origen animal, y formas de abordar esto que optimizan los factores ambientales”, esclarece Christopher Gardner, profesor de Medicina en la Facultad de Medicina de Stanford.

Más frutas y verduras

Si bien la revisión demuestra la importancia de los alimentos de origen animal y el equilibrio en su producción, también señala la necesidad de aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal mínimamente procesados ​​que protegen la salud, incluidas frutas, verduras, legumbres, nueces, semillas y granos integrales.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos