martes, 22 septiembre 2020
16:51
, última actualización

Diez pautas para cumplir con la Dieta Mediterránea

La Dieta Mediterránea es una valiosa herencia cultural que representa un estilo de vida equilibrado con recetas, formas de cocinar, costumbres, productos típicos y actividades diversas.

02 jun 2020 / 07:47 h - Actualizado: 02 jun 2020 / 07:53 h.
"Podemos","Patrimonio","Alimentación","Consumo","Animales","Aceite de oliva","Cáncer","Supermercados","UNESCO"
  • Diez pautas para cumplir con la Dieta Mediterránea

La Dieta Mediterránea es parte intrínseca de nosotros, siendo una muy valiosa herencia cultural que representa no solo una pauta nutricional saludable, sino un estilo de vida equilibrado con recetas, formas de cocinar, productos típicos o de temporada, y celebraciones.

Este patrón alimentario contiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para la salud debido a los alimentos que la conforman, como el aceite de oliva, el pescado y los frutos secos. Además, cuenta con los nutrientes principales gracias a la utilización de vegetales y cereales como base y carnes o similares como guarnición. Igualmente, posee altas dosis de micronutrientes debido al uso de verduras de temporada, condimentos u hierbas aromáticas.

Tanto es así, que la UNESCO ha reconocido la importancia de la Dieta Mediterránea inscribiéndola como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Pero, llevar una dieta basada en la alimentación mediterránea no siempre es algo sencillo debido a la gran cantidad de ultraprocesados que podemos encontrar normalmente en las tiendas y supermercados. Por ello, estas diez sencillas pautas de la Fundación Dieta Mediterránea te ayudarán a cumplir y llevar la alimentación típica de nuestra tierra.

ACEITE DE OLIVA

Es el aceite más utilizado en la cocina mediterránea ya que se trata de un alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados que le confieren propiedades cardioprotectoras. Ha perdurado a través de siglos entre diversas costumbres gastronómicas, aportando a los platos un sabor y aroma únicos.

ALIMENTOS DE ORIGEN VEGETAL

Las hortalizas, frutas y verduras son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de la Dieta Mediterránea. Además, aportan grandes cantidades de agua, siendo fundamental consumir cinco raciones de fruta y verdura a diario. Debido a su alto contenido en antioxidantes y fibra contribuyen a prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, entre otras enfermedades.

CEREALES

El consumo diario de pasta, arroz y cereales es indispensable por su composición rica en carbohidratos, además de por su aporte de energía necesaria para la realización de actividades físicas cotidianas.

ALIMENTOS FRESCOS Y DE TEMPORADA

Los alimentos poco o nada procesados, frescos y de temporada son los mas idóneos para su consumo. Aprovechar los productos que se encuentran de temporada, como las frutas y verduras nos permite consumirlas en su mejor momento, tanto por la aportación de nutrientes como por el aroma y el sabor.

LÁCTEOS

Los productos lácteos son fuente de proteínas de alto valor biológico, minerales como calcio o fósforo, y vitaminas. El consumo de yogures, por ejemplo, se asocia a una serie de beneficios para la salud porque contienen microorganismos vivos capaces de mejorar el equilibro de la microflora intestinal.

CARNES ROJAS Y PROCESADOS

Está demostrado que el consumo excesivo de grasas animales no es bueno para la salud, por lo que se recomienda su consumo en cantidades pequeñas, siendo preferible la elección de carnes magras y cocinadas en recetas a base de verduras y cereales.

PESCADO Y HUEVO

Se recomienda el consumo de pescado azul como mínimo una o dos veces a la semana debido a que sus grasas contienen propiedades muy parecidas a las de origen vegetal, siendo estas muy beneficiosas frente a enfermedades cardiovasculares.

Por otra parte, los huevos contienen proteínas de alta calidad, grasas, vitaminas y minerales. Consumir de tres a cuatro huevos a la semana es una buena alternativa a la carne y pescado.

FRUTA

Las frutas cuentan con grandes propiedades nutritivas y aportan sabor y color a nuestra dieta, siendo la mejor opción para saciarnos a media mañana o en la merienda.

AGUA Y VINO

El agua es esencial en nuestra dieta y fundamental para la vida, siendo más que recomendable su consumo diario. Por su parte, el vino es un alimento tradicional del mediterráneo que tiene efectos beneficiosos para la salud si se consume con moderación.

DEPORTE

Realizar ejercicio diariamente adaptándolo a nuestras capacidades es de gran relevancia para conservar una salud de hierro.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016