viernes, 07 agosto 2020
09:59
, última actualización

El 70% de los españoles debe mejorar su alimentación para reducir el riesgo de cáncer

Según los resultados presentados por la Fundación CRIS Contra el Cáncer, la alimentación es el hábito que más impacto tiene en la salud, mucho más que el tabaco

21 jul 2020 / 08:12 h - Actualizado: 21 jul 2020 / 08:15 h.
"Podemos","Investigación","Empresas","Alimentación","Consumo","Cáncer","Tabaco"
  • El 70% de los españoles debe mejorar su alimentación para reducir el riesgo de cáncer

La Fundación de Investigación CRIS Contra el Cáncer ha llevado a cabo un proyecto pionero denominado Oncosaludómetro, el cual se encuentra enmarcado dentro del movimiento #CrisTeCuida para promover en las empresas la prevención de cáncer mediante hábitos saludables entre sus empleados.

“El objetivo del Oncosaludómetro, una herramienta basada en evidencias científicas, y que ha recabado datos sobre los hábitos saludables de más de 2.622 personas, es concienciar a la gente del impacto que tienen los hábitos de vida en la salud y ayudar a los participantes a tomar decisiones que disminuyan sus posibilidades de desarrollar cáncer”, explican desde Cancer Research Innovation Spain (CRIS).

Los primeros objetivos del proyecto han estados centrados en analizar cómo es la alimentación de los españoles y qué deben mejorar para evitar ciertos tipos de cánceres, ya que la alimentación es el hábito que más impacto tiene en la salud, más incluso que el tabaco, y es que uno de 3 cánceres puede deberse a una mala alimentación.

La Dr. Emilia Gómez Pardo, especialista en Bioquímica y Bilogía Molecular, con un Máster en Nutrición y creadora del Oncosaludómetro junto a CRIS Contra el Cáncer, asegura que “de las 5 variables que hemos analizado, la que presenta más oportunidad de mejora es la alimentación. Solamente un 30% de los participantes podría decirse que llevan una alimentación sana y, por tanto, presentan una fuerte protección contra todos aquellos tipos de cánceres relacionados con un patrón insano. El Fondo Mundial para la Investigación en cáncer asegura que uno de cada 3 cánceres se podría evitar con un peso saludable, una alimentación sana y una vida activa” y añade: “es por ello, y a la vista de los resultados que, junto a CRIS Contra el Cáncer, hacemos un llamamiento a la población para que se conciencie de que cambiando estos hábitos se puede prevenir el cáncer y que el cambio está en sus manos”.

Además, una amplia y consolidada evidencia científica sostiene que llevar un estilo de vida saludable y cumplir con las recomendaciones de las instituciones de referencia, evita entre un 30% y un 50% de casos de cáncer.

LOS RESULTADOS DEL ESTUDIO

Por su parte, la herramienta de CRIS ha desvelado que el 70% de los españoles encuestados deberían de mejorar su alimentación, basándose en el estudio del consumo de frutas y verduras, cereales integrales, carne roja, carnes procesadas, bebidas azucaradas y alimentos procesados.

Otro de los datos destacables producto del Oncosaludómetro ha sido que el 73% de los españoles no cumple con el objetivo marcado por la OMS y, entre ellos, un 10% se encuentra en situación de alto riesgo por su bajo consumo de frutas y verduras, y un 69% consume poco o nada de cereales integrales.

La Dr. Gómez insiste en que es necesario incluir en la dieta estos alimentos protectores de la salud, y es que “España ha sufrido una transformación nutricional en los últimos años muy preocupante. Hemos bajado considerablemente el consumo de frutas y verduras (un 40%) y el de legumbres (un 60%) y lo hemos sustituido por el llamado patrón occidental (por contraposición al término geográfico de mediterráneo) en el que mayoritariamente se consumen productos cárnicos y procesados”, y añade: “una ingesta alta de fibra podría disminuir los riesgos de enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, hipertensión, diabetes y cáncer. Alcanzar la cifra recomendada te protege de padecer cánceres de alta prevalencia, como son el de mama y pulmón, y alcanzando la cifra de reducción del 20% en el caso de cáncer colorrectal”.

Por otro lado, la herramienta afirma que el 40% de la población debe reducir el consumo de carne roja, más del 50% tiene que mejorar el consumo de carne procesada, un 30% también tiene que bajar el consumo de bebidas azucaradas y el 50% debería quitar de su dieta los alimentos procesados. “Hay que tener muy presente que los ultraprocesados son productos muy pobres en nutrientes, normalmente altos en calorías y además con cantidades muy relevantes de sal, azúcar, harinas refinadas y grasas no siempre saludables. La razón para disminuir su consumo es que estos productos procesados contribuyen a la ganancia de peso y tienen además una estrecha relación con las enfermedades cardiovasculares y desde luego con el cáncer. La ciencia ha puesto encima de la mesa resultados que no podemos obviar: el incremento en su consumo es proporcional al incremento de padecer un cáncer de forma general y muy concretamente de mama”, afirma la Dr. Gómez Pardo.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016