miércoles, 26 enero 2022
21:49
, última actualización

El milagro de Empel y el día de la Inmaculada

08 dic 2021 / 11:26 h - Actualizado: 08 dic 2021 / 11:29 h.
$hmKeywords_Schema
  • El milagro de Empel y el día de la Inmaculada

Es una de esas historias que me gusta recordar y que tiene como día señalado el del 8 de diciembre. Según las crónicas del 7 de diciembre de 1585 el Tercio del Maestre de Campo Francisco Arias de Bobadilla (que contaba con unos cinco mil soldados) combatía durante la Guerra de los Ochenta Años en la isla de Bommel.


No estaban en la mejor situación, es más, era casi caótica, “en las últimas”, desesperada. Los Tercios españoles no tenían víveres, una carestía provocada por el asedio de las tropas enemigas.

El enemigo hizo una propuesta a las tropas españolas de cara a la rendición, aunque la respuesta de los españoles fue tajante: “Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos”.

La respuesta provocó que el comandante holandés ordenara de abrir los diques para cercar a las tropas españolas, obligándoles a agruparse en la colina donde se alzaba la Iglesia de Empel. La victoria de los enemigos estaba garantizada pero los españoles empezaron a cavar trincheras para defenderse y morir con honor.


Durante todo lo que fue cavar y cavar un soldado español encontró una tabla con una imagen de la Inmaculada Concepción. Ese hallazgo fue interpretado por las tropas españolas como una señal del Cielo.

Esa misma noche un viento gélido descendió sobre el río Mosa y las aguas se congelaron, para los españoles ese suceso y el hallazgo de la tabla de la Virgen fue considerado como milagroso y cambió completamente el signo de la batalla.


Los barcos holandeses tuvieron que retirarse para no quedar encallados en el hielo, los soldados del Tercio lograron romper el cerco y lanzarse al ataque contra los rebeldes que huyeron despavoridos.


El comandante holandés estaba incrédulo ante lo sucedido y comentó: “Tal parece que Dios es español al obrar tan grande milagro”.

Fue en 1644 cuando el Rey Felipe IV proclamó el 8 de diciembre como fiesta de guardar en todos los dominios del Imperio español para rememorar tal hazaña.

Hoy es el día de la Inmaculada y de la patrona de la Infantería Española.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla