lunes, 17 enero 2022
22:16
, última actualización
  • 1
La aventura del misterio

Espiritismo y médiums, hoy en Sevilla

La comunicación con el más allá es una de las facetas más anheladas por el ser humano, el poder establecer contacto con el mundo de los muertos y “dialogar” con los seres queridos fallecidos va más allá del tiempo y del raciocinio humano

21 dic 2021 / 04:00 h - Actualizado: 21 dic 2021 / 04:00 h.
"La aventura del misterio"
  • Espiritismo y médiums, hoy en Sevilla

Quizás la comunicación con el más allá, vivirla, sentirla, es lo que busca todo investigador así como las respuestas que van aparejado con todo ello. Quizas por mi afán de investigar casos donde se habla de fantasmas y fenómenos paranormales y, posteriormente, divulgarlos, fue lo que llamó la atención de mi contertulio, de Paco Marques quién quería hablar conmigo de un asunto de interés.

Acepté aquella reunión y, en plena calle San Luis se presentó como amante del misterio y presidente de la Asociación Espiritista Sevillana, con más de 20 años de experimentación en la ciudad. “Nada de lo que hay en Sevilla a nivel de médiums se nos escapa, otra cosa es que queramos intervenir o no” decía.

En la conversación-entrevista que tuvimos sólo quería darme a conocer las actividades que realizaban, los encuentros de espiritismo y las investigaciones que habían realizado: “Quizás la más conocida de todas fue la que hicimos hace años en Vilima, en el gran almacén que había en la calle Algar y donde pudimos pasar un tiempo haciendo una experiencia muy interesante” decía. A ello repliqué: “Tengo entendido, por boca de los antiguos propietarios, que allí nunca se entró a hacer nada” y él, con sonrisa en los labios argumentó: “Una cosa es lo que se dice y otra la verdad, lo que pasó, hay muchas formas de acceder a un sitio” y no quise entrar en mayores detalles imaginándome la respuesta.

Nuestra entrevista comenzó y fue en un tono ameno y dialogante:

-Paco, comentabas antes que realizáis muchas actividades pero... ¿Qué es el espiritismo?

-Lo primero es el estudio de la doctrina espiritista, de los grande maestros como Kardec y tanto otros, los caminos del espiritismo. Luego es comprender de su realidad y la de aquellos que están en la “luz” o que no han llegado. Se trata de un conjunto de pensamientos más allá de lo religioso, es una doctrina.

-A mí, cuando se habla de doctrina, me suena a secta y más en un tema así. Perdona que te lo diga...

-No, en muchos sentidos tienes razón, hay muchos interesados que amparándose en el espiritismo han querido sacar tajada y por eso, sin atender a la pureza del pensamiento, ha cargado de connotaciones negativas todo lo que esto implica. Es normal que se desconfíe, pero no se trata de sectas sino de personas con inquietudes que pretenden conocer mejor el fenómeno.

-¿En qué consiste vuestra visión del espiritismo? Máxime cuando lo abordáis en Sevilla.

-El espiritismo es, ante todo, una forma de vivir, de pensar, de creer, es la creencia popular extendida que los espíritus de fallecidos pueden afectar positiva o negativamente a muchos aspectos de la persona y que se puede establecer contacto con ellos. Muy “grosso modo” explicado, pero seguro que me has entendido.

-¿Qué hacéis en vuestras sesiones?

Una sesión espiritista se reúne un grupo de personas que se intentan comunicar con espíritus, para recibir presuntos mensajes de seres fantasmales o para poderse comunicar con ellos a través de un médium.

-¿Cómo se hace una sesión espiritista?

-Se prepara el ambiente idóneo, un salón espiritista que es una habitación silenciosa, luego toman asiento los participantes en un círculo. Cuando están listos, comienza la sesión donde hay un médium real y se hacen las preguntas que se quiere que se respondan. Después que el espíritu deje de responder o haya terminado se termina la sesión agradeciendo al espíritu su presencia, siempre hay que tratarlos con respeto.

-¿Y cuando se sabe que una persona es médium?

-Un médium es una persona que oficia de mediación entre los espíritus de los muertos y los seres humanos vivos. Los «médiums» o «médiums espirituales» tiene ese don y no les “viene” de la noche al día. Se pueden ayudar de objetos como las mesas de adivinación o la ouija pero sólo es un apoyo, se puede practicar con estos objetos y no ser médium, el médium no los necesita, sólo precisa del trance que es vital para identificar quién realmente lo es.

Se entiende por médium toda persona que les posible establecer contacto con su inconsciente, de manera tal, que le permite acceder a realidades no ordinarias y eventualmente a comunicarlas. Esta facultad extrasensorial le permitiría producir fenómenos parapsicológicos e incluso la comunicación con los espíritus.

-¿Se puede identificar a un médium de alguna otra forma?

-Las personas que tienen el don del médium pueden escuchar los pensamientos, las voces y sentir la presencia de otros seres que no forman parte de nuestra realidad. Además, pueden sentir las frecuentes energéticas más altas donde vibran los espíritus y, por eso, su contacto con esa «otra» realidad es factible.

-Me veo que muchos de esos falsos médium pueden decir que son videntes...

-Un vidente es una persona que dispone de una capacidad sobrenatural para anticipar el futuro o descubrir aquello que no se conoce. ... Es importante destacar que la clarividencia supone una habilidad extrasensorial: no se trata de adivinar el futuro con el soporte de una máquina o de la tecnología. Pero un vidente no es médium y no se es vidente sin contrastar una serie de aspectos.

-Cuando se está en posesión de esos conocimientos, como el que aprende en la escuela, ¿qué paso es el siguiente?

-Son las prácticas, el poder asistir a ver sesiones espiritistas, el conocer el alcance, el saber cómo identificar a un ser fallecido, canalizar el mensaje, poder establecer la comunicación y saber quién es canalizador, quién es médium y quién es sólo alguien con interés en este tema pero sabiendo que es, ante todo, el espiritismo.

-¿Aún hay personas que son médiums que se dedican a la investigación paranormal?

-Sí, aunque cada vez menos. Tú sueles trabajar con uno de los nuestros, con Rafael de Alba, que es muy bueno, pero también es cierto que surgen, cada día más, personas que no son médiums, que sólo tienen sensaciones cuando van a ver un caso de casa encantada o fantasmas, que tienen reacciones “alérgicas” en el sitio y, sólo por eso, se llaman médiums y hacen gala de un don que realmente no tienen engañando a quién se deja llevar por ellos. Nosotros tenemos un listado de casos donde hemos participado, en algunos hemos ido tras de ti, siempre se nos ha hablado muy bien de tu forma de investigar, de tu asepsia, y de las soluciones que no puedes dar y de las posibles explicaciones que si ofreces. Nosotros estamos para cubrir carencias y poder saber por qué ese espíritu está en este lado aún.

Hay personas que están hastiadas de investigar y, de la noche a la mañana, sin conocerlos aquí o en otras asociaciones, ya dicen que son médium ofreciendo mala imagen, falsa mediumnidad y peor respuesta espiritual y espiritista, con nulos conocimientos en la doctrina y en lo que hacen. Se debe buscar siempre a alguien de contrastada reputación, nadie cobra por ello, pero si tenemos el deseo de ayudar, de mostrar un camino.

-Cuando dices que es falsa mediumnidad... ¿A qué te refieres?

-Básicamente que ir a un sitio y poner tres medidores y decir que pasa allí o no pasa no es forma de investigar, sabemos que tu, por ejemplo, te llevas con un caso meses y sólo sale a la luz cuando lo dejas ya cerrado –con o sin respuestas- pero hay personas que van una sola vez, un par de veces a lo sumo y creen que está todo resuelto. Que incluso se ponen a hacer ouijas por decir que si el “mal ha entrado por la ouija se debe hacer otra” y dicen que son médiums. Fíjate cuánta inconsciencia y el peligro que ello supone. Sentir cosas –o creer que se siente- no es mediumnidad ni estar dotado. Hacer una ouija no es mediumnidad ni canalizar. Estas personas hacen un daño terrible al mundo que tu representas, el de la investigación, y al mundo que nosotros representamos que es el del espiritismo.

-Yo no quiero establecer una polémica aquí con las malas experiencias que hayáis tenido ni tampoco conozco más sobre ello que lo que me cuentas, en Sevilla son muchos los que se dedican a investigar y sería imposible...

-Ya, pero no es tampoco por mi parte la intención sino el dar a conocer la realidad del espiritismo en Sevilla y la disposición de las asociaciones que existen a descubrir lo que hacemos y este mundo.

-¿En qué cree un espiritista?

-El espiritista cree en Dios, que el alma continúa existiendo después de la muerte física del cuerpo. Es posible que el alma cambie incluso después de la muerte. Cada persona debe de aceptar la responsabilidad de sus actos.

-¿Cuántos tipos de espiritistas hay?

Pues está el «Espiritismo de mesa” en el que los practicantes se sientan generalmente alrededor de una mesa para convocar a determinados espíritus y establecer comunicación con ellos. Luego está el “Espiritismo de cordón” que se realiza cogidos de la mano formando un cordón. Está el “Espiritismo cruzao” que es un culto de sincretismo con la regla de Congo (Palo Monte), cristianismo y protestantismo. El último es el “Espiritismo individual” que es el que se trata de hacer íntimamente, es más desconocido.

Para finalizar... ¿Cómo se pueden poner en contacto las personas con vosotros?

A través de nuestra web o de la Federación Espírita Española, igualmente te pedimos que también puedas servir tú mismo, con tu correo electrónico correo@garciabautista.net para centralizar muchos de esos interesados y que se pueda expandir más esta idea así como participar en nuestras sesiones y realizar investigaciones serias.

Es el espiritismo y la mediumnidad en Sevilla, en pleno siglo XXI, aunque se qué mi entrevistado me dio muchas respuestas estereotipadas –de manual- lo cierto es que es un ejercicio de interés y de aprendizaje todo lo que cuenta, igualmente es abrir la mente a formas de investigación –subjetivas- que se debaten entre el espiritismo y el neoespiritismo, se podrá creer en ello o no pero, desde luego, no deja indiferentes a nadie.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla