Menú
La aventura del misterio

Experiencia OVNI y de visitante de Dormitorio en Sevilla

Uno de los fenómenos más intrigantes que podemos encontrar dentro del capítulo de la ufología es el de las abducciones o visitantes de dormitorio (VdD), hoy les quiero contar un caso impactante

06 nov 2022 / 04:00 h - Actualizado: 06 nov 2022 / 04:00 h.
"Radio","La aventura del misterio","Policía Nacional","Ovnis"
  • Experiencia OVNI y de visitante de Dormitorio en Sevilla

Nuestro protagonista se llama Rafael y nunca ha sentido especial curiosidad por el mundo del misterio ni de lo extraño, para él lo más importante es «el fútbol e ir a la «bombonera» de Nervión» suele decir. Tiene un buen trabajo y posición laboral y eso le hace «darse pequeños placeres como el de ir al campo de fútbol o tener el carnet», lo cual nos habla bien de la persona y sus motivaciones.

Precisamente al regreso de uno de esos encuentros iba a vivir una experiencia impactante... Sucedió hace no demasiadas fechas, «volvía del partido de fútbol contra el Dortmund e iba ya de camino a casa. Vivo en las afueras de Dos Hermanas, en un chalet y bien. Cuando iba para casa, para coger el camino de tierra que lleva a la entrada, vi en el cielo una luz muy potente. Pensé que era un helicóptero de la Policía Nacional o algo similar buscando algo. No le di más importancia así que me decidí a seguir aunque aquel foco era molesto y se colocó dos veces encima del mi coche. En esos momentos incluso había interferencias en la radio, iba escuchando el post partido y se metía ruido. La cosa es que aquella luz desapareció, se esfumó de donde yo estaba y pensé que ya se había ido, entré en casa y mi mujer no me dijo nada de aquella luz, le pregunté pero me dijo que ella estaba con la cena y que no se había parado a ver fuera, además estaba con la persiana echada» comentaba.

Experiencia OVNI y de visitante de Dormitorio en Sevilla


«Cené y estuve charlando con mi mujer un poco, vimos la tele y nos quedamos dormidos. Entonces fue cuando sentí un ruido que me despertó, miré a la zona del pasillo y vi una luz potente, como si alguien iluminara con una linterna o algo así, mi mujer seguía dormida, como si no se hubiera enterado de nada, aunque ella es de sueño profundo. Entonces vi como se acercaban dos seres hacia mí y me asustó mucho. Sentí miedo y quise gritar pero no pude, era como si tuviera todos los músculos agarrotados... Me clavaron algo en un tobillo aunque no sentí nada, pero si lo vi, fueron unos momentos angustiosos y entonces uno de ellos me dio con una especie de punto luminoso en la cabeza y me quedé dormido o inconsciente. Recuerdo, en plan flashes que me vienen a la memoria, como una habitación muy luminosa y fría, pero nada más» explicaba.

«A la mañana siguiente desperté y estaba muy cansado, mi mujer me dijo que ella había dormido muy bien, del tirón toda la noche, pero yo estaba muy cansado, como si me hubieran pegado una paliza, entonces recordé vagamente lo del tobillo y me miré, tenía como una especie de cuatro puntos a la altura del empeine pero en la zona del tobillo, no sé si me explico. Era como si me hubiera picado algún bicho en cuatro ocasiones y con precisión geométrica, muy raro todo. Yo me sentía bien aunque con náuseas y sólo me venía ese recuerdo a la cabeza» comentaba Rafael.

La experiencia en si podría pasar por una especie de parálisis del sueño, algo que es relativamente normal y en la que se pone de manifiesto un conjunto de experiencias oníricas que se amoldan a lo vivido por el testigo.

La definición que podemos encontrar de este fenómeno en enciclopedias virtuales es: «La parálisis del sueño es una incapacidad transitoria para realizar cualquier tipo de movimiento voluntario que tiene lugar durante el periodo de transición entre el estado de sueño y el de vigilia. Puede ocurrir en el momento de comenzar a dormir o en el de despertarse y suele acompañarse de una sensación de gran angustia. Su duración suele ser corta, generalmente entre uno y tres minutos, tras los cuales la parálisis cede espontáneamente. Durante el episodio, la persona está totalmente consciente, con capacidad auditiva y táctil, pero es incapaz de moverse o hablar, lo que puede provocar gran ansiedad. Sin embargo, no existe peligro alguno para la vida, pues los músculos respiratorios siguen funcionando automáticamente. Este trastorno está recogido en la clasificación internacional de los trastornos del sueño dentro del grupo de las parasomnias. Está causado por una disociación entre los mecanismos que provocan la relajación muscular en el sueño de movimientos oculares rápidos (sueño MOR) y aquellos que mantienen el estado de alerta» pero todo ello no explica las extrañas marcas en el tobillo o el recuerdo de una sala «blanca y fría».

Evidentemente puede ser una alteración de esa experiencia que tiene explicación científica pero unido al extraño fenómeno luminoso que lo acompañó y a este experiencia hay investigadores que lo han etiquetado como de «visitantes de dormitorio» unido al fenómeno de los OVNIs y que puede también amoldarse a lo que explicó nuestro testigo.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos