martes, 30 noviembre 2021
13:52
, última actualización
La aventura del misterio

Experiencia paranormal en el antiguo Equipo Quirúrgico

Es nuevamente noticia por el proyecto de construir en aquel mismo lugar un edificio con fines sanitarios resultando paradójico que se derribara el anterior que tenía ese mismo fin, ahora esa actualidad refresca los hechos inexplicables que sucedieron en su interior, algunos muy recientes del que he tenido conocimiento

07 nov 2021 / 04:00 h - Actualizado: 07 nov 2021 / 04:00 h.
"La aventura del misterio"
  • Experiencia paranormal en el antiguo Equipo Quirúrgico

Todo comenzó por un mensaje en el que mi comunicante me decía: “Hola mi nombre es Javier estuve trabajando 10 años en el Equipo Quirúrgico de Sevilla y viví algunas experiencias no normales, por si quieres preguntarme”.

-Por supuesto Javier. Me interesa mucho. Que te paso –respondí-.

-Pues para empezar sustituí a un hombre de mantenimiento que falleció de un infarto el cual tenía la costumbre apagar todas las luces que se encontraba a su paso que no eran útiles, lo mismo que yo, lo cual a la guardia entera le resultó raro luego resulta que para el turno de noche todo el personal tenía en la primera planta un dormitorio compartido salvo el de mantenimiento que era un cuarto muy pequeño.

Pues bien la primera noche al subir me meto en el cuarto que ponía encima de la puerta mantenimiento y rápidamente las compañeras del teléfono de admisión y auxiliar de enfermería me dicen que mi cuarto era el de al lado más grande y con dos camas. Me extrañó pero dije «bueno pues ustedes mismas», pero a la 5 o 6 de la noche, estando en la cama tapado con una sabana (no hacia frio) sentí como si me levantaran la sábana por los pies y sentía frio, me desperté y no vi a nadie la puerta estaba cerrada y con el ruido las compañeras se despertaron y me preguntaron.

Yo les echaba la culpa de que habían sido ellas y me enfade pero la reacción de las tres me extrañó mucho ya que se levantaron muy rápidas y se fueron para urgencias. Yo al ver esto bajé con ellas y al final convencí a una de ellas que me contara la razón y me dijo que en aquella habitación ocurrían cosas raras que, a algunas, por la noche les tiraban de los pelos y que un crucifijo que había colgado en la pared se movía y cambiaba de posición que el armario.

Además el empotrado aparecía siempre abierto y lo que yo sentí con las sabanas también lo había sentido más de una por eso no quería descansar allí.

-¿Pasaba algo más? , pregunté

-Luego estaba lo de la 3ª planta, que por las noches que sólo había personal trabajando en la planta baja (urgencias) y la 2ª (laboratorio) pues en la 3ª que era donde estaban los quirófanos y donde había fallecido mucha gente cuando el Equipo era para la beneficencia en Sevilla, se escuchaban ruidos y según los más antiguos decían que era el espíiritu de una monja que trabajaba allí. Esto también lo confirmo el vigilante que todas las noches trabajaba allí, bueno y algunas más cosas que tuve que vivirlas yo por que el personal era muy reacio a contar ese tipo de cosas.

Experiencia paranormal en el antiguo Equipo Quirúrgico


-¿Pudiste ver a la anciana que se aparecía en Urgencias?

-No ver solo, unas compañeras una noche vieron subir y bajar el ascensor de madrugada cuando nadie lo usa y según ellas vieron una silueta vestida de verde (el color de la ropa de quirófano); en las puertas de las plantas de los ascensores tenían una tira de metacrilato por donde se veía el interior de la cabina cuando pasaba por la planta, yo estaba esa noche y escuche el ascensor pero no vi nada.

-Imagino que son muchas vivencias allí, ¿verdad?

-Bueno alguna que otra cosa más de mis primeras noches de servicio... Va y fallece un hombre el cual bajamos a la cámara frigorífica que no enfriaba bien y como yo era el de mantenimiento pues tuve que estar casi toda la noche mirando la cámara para que no dejara de funcionar hasta la mañana siguiente y la verdad no es que sea una persona asustadiza pero allí abajo, de noche y solo, con la compañía de un cadáver en la cámara, la verdad es que sentí como si tuviera a alguien allí detrás de mí. Me acuerdo ahora que lo escribo y se me pone la carne de gallina, algunos compañeros de guardia me decían que a la persona que yo suplí era muy parecido a mí y que igual me protegía o yo que sé, el caso es que de noche nadie nadie quería bajar al sótano ya que hacia un frío muy intenso incluso en verano. Para colmo la dirección, para mejorar el servicio, nos pone una cama en las dependencias de mantenimiento en el sótano, algún compañero se negó a dormir allí, a mi no me importaba pero la verdad dormir allí abajo daba un poco de yuyu ya que se escuchaban ruidos de todas clases como caída de objetos, chirridos como de maderas, ruidos metálicos y bueno cuando se fundía algún fluorescente ponerse a repararlo de noche ufff era echarle huevos ya que solo tener que trabajar con poca luz y tener que desmontar los plafones del techo.

Quien sabía mucho también de esas extrañas cosas era un vigilante...

Cuando la actividad sanitaria del mismo cesó y sus pasillos se mostraban desiertos añorando la frenética actividad que en otros tiempos tuvo los fenómenos siguieron manifestándose impertérritos a su nueva circunstancias y ,precisamente, fueron los guardianes de la noche, los vigilantes de seguridad los que comenzaron a vivir todo tipo de experiencias más allá de toda lógica y razón, así no era infrecuente escucharlos hablar o entrevistarlos narrando como se manifestaba una misteriosa presencia en la zona de atenciones más primarias o urgentes, zonas donde se aparecía una misteriosa sombra e incluso donde se oían «raps».

Todo edificio encantado tiene un componente de leyenda, en este caso encontramos la que nos cuenta como dos enfermeros se llevaron una noche una grabadora y la dejaron grabando psicofonías en distintas zonas del centro...la sorpresa fue cuando pudieron escuchar claramente una voz que decía: «la muerte habita aquí«. Cierto o no el dato la verdad es que el personal que se mantenía en el edificio vivía una pesadilla continua en su interior.

El equipo de limpieza del centro afirmaba con un alto grado de temor: “Antes del incendio inexplicable que se produjo hace meses se había manifestado una extraña presencia junto a la zona de ascensores mientras que estos acudían como si alguien los hubiera llamado pese a que allí no había nadie...”.

En el centro, en las diferentes investigaciones paranormales realizadas en su interior se han registrado fuertes caídas de temperaturas, así como comportamiento anómalo de los detectores de presencia o equipos de grabación termo gráficos desplazados al lugar. Grabación de orbes, psicofonías y en algunos casos en la antiguas salas de urgencia se han escuchado pasos que surgen y van hacia ninguna parte... ¿Hacía el más allá?


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla